El barranquismo no tiene por qué ser una actividad peligrosa y ya existen muchos lugares en España en los que poder practicar este deporte multiaventura en familia y con niños. Los más pequeños de la casa disfrutarán casi tanto o más que los adultos con estas actividades acuáticas.

yoigoescritorio

Se trata de elegir el lugar más atractivo para nosotros y, teniendo en cuenta que vamos acompañados por menores, optar por recorridos cortos, soleados y con guía, para que la actividad sea lo más placentera y menos peligrosa posible. Para ellos será una manera muy dinámica de pasar el día y para los mayores será un chute de adrenalina descubriendo una forma más de realizar turismo de aventura.

A continuación te proponemos algunos de los mejores lugares de España para practicar barranquismo en familia con la máxima seguridad y diversión.

Asturias, un parque acuático de la naturaleza

El Parque Nacional de los Picos de Europa ofrece la posibilidad de practicar barranquismo con niños. En el barranco del Rubó, a la altura del municipio asturiano de Trescares, existe la posibilidad de disfrutar de un auténtico parque acuático en plena naturaleza, con toboganes, saltos y aguas cristalinas.

Es una actividad muy completa, con varios tramos, en la que el gran atractivo se encuentra en la poza ovalada que se halla entre dos grandes rocas y cuyas aguas esmeralda son la mejor recompensa tras una ajetreada aventura en la montaña.

Son distintas las empresas que ofrecen este tipo de servicios , pero K-2 Aventura los organiza para grupos de más de cuatro personas, con niños a partir de 6 años, por un precio de 40 euros por participante. En la actividad, dirigida por monitores acreditados, se incluyen, entre otras cosas, el transporte, el material y un seguro.

Yoigo Custom

Huesca, un paraíso para el barranquismo

La Sierra de Guara, en Huesca, es una cadena montañosa en la zona pre-pirenaica ubicada en el Parque Natural al que da nombre. Su paisaje rocoso, con cañones y barrancos y una gran riqueza de aguas turquesas entre ríos, pozas y cascadas lo convierten en un entorno casi paradisíaco para disfrutar de la aventura del barranquismo en huesca.

Hay una gran variedad de itinerarios de diferentes dificultades pero, por supuesto, es posible disfrutar de un día intenso con los niños.

Canyontrek es una de las empresas que organizan descensos para toda la familia en un nivel de iniciación orientado a todos los públicos. No hace falta tener experiencia previa y ofrece un primer contacto tranquilo con este tipo de actividad.

Se puede disfrutar de este turismo activo con niños desde 5-6 años, con grupos de un máximo de diez personas. Dependiendo del tamaño de éstos, el precio puede variar entre los 45 y los 60 euros.

Para ir con niños a partir de 12 años, ofrecen experiencias de barranquismo con algo más de dificultad. Y también es posible ir con niños a partir de esta edad a otros barrancos de mayor exigencia, ubicados en los Pirineos.

Mil opciones de descenso en Cataluña

Hay lugares que están tan preparados para que los niños puedan disfrutar del barranquismo en cataluña y otros deportes de riesgo que ya se organizan viajes desde los mismos colegios. Por lo que, como te decimos, si el plan familiar que os apetece es algo más activo, ésta puede ser una buena opción.

En Cataluña existen numerosas opciones de este tipo de experiencias. Por ejemplo, en el Estrecho de Pinyana o Barranco de l’Estany Obert, a la entrada de la Vall Fosca, en Lleida, empresas como Guies Vall Fosca ofrecen una opción de barranquismo junior para los más pequeños de la casa. Se puede ir con niños a partir de 7 años y, por 45 euros por persona, te incluye el descenso con monitor, el material y el desplazamiento.

En los Pirineos también hay compañías que plantean una forma divertida y diferente de disfrutar de tus vacaciones. Niños a partir de 7 años pueden participar en el descenso de los Estrechos de Sant Aniol, un rincón maravilloso para pasar el día en familia disfrutando de una experiencia inolvidable.

Rapel en Madrid para toda la familia

No hay que irse a los Pirineos para disfrutar de una aventura familiar de este tipo. En Somosierra también podemos encontrar la opción de realizar barranquismo con los niños de la casa.

Empresas como Amadablam Aventura preparan excursiones con niños a partir de 6 años en grupos de hasta ocho personas.

Los más pequeños pagan 25 euros y 36 los adultos, aunque hay descuentos para grupos. Y se puede completar esta actividad de rapel con un rato de piragüismo.

Barranquismo con los más pequeños en Andalucía

En Andalucía hay lugares inexplorados por la mayoría que ofrecen muchas posibilidades de deportes de aventura para toda la familia.

En la provincia de Málaga, por ejemplo, en Guadalmina, hay un río estupendo para que los niños se inicien en el barranquismo. TUUR Canyoning organiza esta actividad a partir de los 6-7 años.

Ofrecen la posibilidad de realizar un tour privado con tu familia y el precio está en torno a los 45 euros por participante.

En Granada, en el Barranco de Río Verde, cerca del municipio costero de Almuñécar, niños a partir de 8 años pueden participar en esta actividad por unos 35 euros por persona. El nivel de dificultad puede variar, pero hay saltos y piscinas naturales que harán las delicias de los más pequeños.

Y en Cazorla (Jaén), compañías como Multiocio organizan viajes en familia que incluyen un descenso en el que pueden participar niños desde los 9 años. Y, si son menores, existen otras muchas actividades alternativas para disfrutar del Parque Natural de las Sierras de Cazorla, Segura y las Villas.

Como ves, hay multitud de opciones por toda España para practicar barranquismo en familia con niños. Sólo tienes que elegir el lugar que más te guste y confiar en los organizadores especializados en este tipo de actividad.

Eso sí, asegúrate de que el material está en buen estado y de que los monitores sean profesionales. Por lo demás, esta actividad no tiene por qué ser para nada peligrosa para los más pequeños, aunque si saben nadar, mejor que mejor. ¡Ah! Y que presten mucha atención a sus guías. ¡A disfrutar!