Cuidar el equipamiento que utilizamos para practicar nuestra actividad deportiva favorita es muy importante porque sólo así lograremos que dure más. Además, cuando hablamos de deportes de riesgo, ya sabes que en muchas ocasiones ese material te proporciona la seguridad que necesitas en caso de accidente, por eso ha de encontrarse siempre en perfectas condiciones.

Por otro lado, tenemos que ser prácticos y este tipo de elementos nos suponen un importante gasto, así que no es ninguna tontería conseguir que la vida útil de nuestro equipo dure el máximo de tiempo posible si no queremos tener que gastarnos más dinero antes de lo esperado.

De todo esto ya te dimos algunas recomendaciones en su momento cuando hablamos de la manera más adecuada en la que puedes cuidar tu traje de neopreno. Siguiendo los consejos que ya te dimos en un post anterior, conseguirás que tu material para surf, buceo, barranquismo o cualquier otra actividad deportiva en la que debas hacer uso del traje de neopreno, se mantenga con todas sus propiedades durante más tiempo.

Sin embargo, hay cuestiones que son imprevisibles y casi inevitables y, cuando practicamos este tipo de deportes, estamos expuestos a una gran cantidad de circunstancias que pueden deteriorar nuestro equipamiento.

El neopreno, pese a ser un material muy resistente, también puede sufrir daños por el roce constante con la arena, engancharse con las piedras, etc. En estos casos, ¿hay que comprar un material nuevo?

Hay momentos en los que puede que tu neopreno sea insalvable pero no siempre es así y hay desperfectos que tienen arreglo. Eso sí, se trata de un material especialmente sensible, de ahí que tengas que tener en cuenta una serie de cuestiones básicas.

Yoigo Custom

Así, hemos pensado que te sería útil esta guía con un paso a paso sobre cómo reparar tu neopreno. ¡Toma nota!

​Materiales necesarios para reparar tu traje de neopreno

Hay ocasiones en las que, por más cuidado que pongamos en nuestro material, éste se lleva algún golpe o roce que nos hace echarnos a temblar. Nos causa especial ‘dolor’ que el material que se nos estropee sea el traje de neopreno, incluso aunque no sea recién comprado (cosa que también puede ocurrir).

Un enganchón puede ser fatal porque, efectivamente, el neopreno puede sufrir desperfectos que no siempre son fáciles de arreglar.

Pero, que no cunda el pánico, porque el hecho de que a tu traje se le haga un roto no significa que ya no sirva. La buena noticia es que tú mismo lo puedes reparar.

Sí te aconsejamos que, si la rotura es muy grande o tienes todavía garantía tras la compra, lo lleves al servicio oficial de reparación de la marca. Pero, si no es el caso y la rasgadura es pequeña, de entre uno y cinco centímetros, lo puedes arreglar tú mismo en casa de una manera muy fácil. Para ello necesitas una serie de materiales. Apunta:

  • Neopreno líquido. Es el pegamento o cola para neopreno. Existen kits de reparaciones de adhesivos y selladores hechos especialmente para las reparaciones de trajes de neopreno. Suelen tener un precio de unos diez euros pero duran muchísimo. Lo puedes encontrar en cualquier tienda de surf especializada.
  • Pincel. Puedes utilizar un pincel pequeño pero también te puede resultar útil para la reparación de tu neopreno un palillo de dientes o similar. Básicamente, lo vas a utilizar para distribuir el neopreno líquido por la grieta del traje.
  • Retal de neopreno. Normalmente, cuando compras un traje de neopreno nuevo, viene con retales sobrantes de este material que se incluyen a la hora de poner la etiqueta. Las tiendas de surf los suelen tirar, así que puedes preguntar si tienen alguno suelto si tú no conservas ninguno. No te los van a cobrar (en teoría).
  • Papel o cartón. Necesitas un trozo de papel o cartón para colocar dentro del traje mientras pegas el trozo roto, para evitar que se peguen varias partes del traje entre sí al poner el pegamento.

Además, deberías preparar también alcohol y un objeto pesado con el que puedas apretar la rotura con el adhesivo (para hacer presión).

Cómo se repara un traje de neopreno paso a paso

Tu traje de neopreno es un material muy importante para poder practicar tu deporte favorito. Y no nos referimos al ‘postureo’ para hacerte la foto sino a una cuestión de seguridad. Por eso, has de repararlo antes de que un rasguño se convierta en la Fosa de las Marianas. Vamos a intentar orientarte sobre cómo debes reparar tu neopreno para poder seguir utilizándolo con normalidad y tranquilidad. Esto es lo que debes hacer paso a paso:

Preparación del neopreno

El primer paso para reparar tu neopreno es asegurarte de que tu traje, y sobre todo esa zona que se ha roto, esté limpio y seco. Esto es muy importante antes de comenzar con el proceso porque ya sabes que es muy difícil poner pegamento sobre cosas mojadas.

Una vez que te hayas asegurado de esto, en este primer paso, el de la preparación del neopreno, tienes que poner el traje de neopreno del revés y limpiar alrededor de la rotura con un poco de alcohol. Deja que se evapore y comprueba también que no haya ningún tipo de suciedad o arena alrededor de la zona estropeada.

Después, coloca el trozo de papel o cartón en el interior del traje, justo en el lugar en el que se encuentra la rotura, para poder aplicar el pegamento sin que se pegue el interior del neopreno.

Dependiendo del tipo de rotura del traje, igual en este paso tienes que delimitar bien la zona dañada y eliminarla para poder sustituirla después por una nueva pieza de neopreno. No conviene que dejes ninguna parte que esté rota o se seguirá deteriorando. Recorta bien los bordes del trozo dañado para poder reemplazarlo de mejor manera.

Aplicación del neopreno líquido

Si se trata de un corte en el neopreno, abre el corte con los dedos para poder ver ambos lados del desgarro.

Seguidamente, utiliza un pincel o palillo para aplicar una primera capa del pegamento. Hazlo con cuidado para no llenarte ni derramar demasiado adhesivo donde no hace falta o podría quedarse pegado. Pero es mejor que sobre a que te quedes corto. Se retira después y punto.

En el caso de que no se trate de un simple corte sino de una rotura mayor, aplica una capa regular del neopreno líquido en ambas superficies.

Hazlo con paciencia, sin prisa, de manera que encaje bien el corte o que encajen bien las piezas, sin que queden arrugas o salientes.

Secado

Tendrás que esperar unos diez o veinte minutos a que se seque para poder unir las piezas.

Hay quien recomienda que, después de una primera capa de pegamento, esperes cinco minutos y apliques una segunda capa. Si ves que sobra, retira el adhesivo sobrante con el palillo y junta con los dedos la parte rota del neopreno procurando que se pegue por donde debe.

Luego, vuelve a esperar otros diez o veinte minutos  para que se seque. En este punto es cuando puedes utilizar un objeto pesado para hacer presión sobre la zona del desgarro y que se quede bien pegada.

En el caso de que en lugar de un corte estemos hablando de un agujero y hayas tenido que colocar ya un primer trozo de neopreno para parchear la zona, espera a que esté completamente seco para darle la vuelta al traje de neopreno.

Tanto si es un corte como un roto más grande, hay que pegar un parche por la parte interior, echando neopreno líquido y colocando el retal justo donde está la rotura para protegerla.

Pero, eso sí, este paso sólo es necesario si la rotura es profunda y traspasa el traje de neopreno. Para un rasguño, basta con el pegado anterior, sin tener que colocar después el parche.

Si lo haces, coloca una pinza o algún objeto pesado para reforzar el pegado.

Es muy importante que, una vez hayas acabado con todo el proceso, esperes al menos 24 horas para asegurarte de que se ha secado y pegado bien porque si lo mojas antes de tiempo se puede volver a romper y si te metes dentro antes de que se seque te puedes quedar pegado. Imagina que el roto está en una zona delicada. ¿Eso cómo lo despegas luego? Bromas aparte, lo adecuado es esperar por lo menos un día para que el pegamento haga su efecto y todo este proceso tenga sentido.

Una vez que haya terminado todo el proceso de secado y reparación, es probable que tengas que recortar las esquinas sobrantes del parche de neopreno para que quede más fino y no te moleste a la hora de utilizarlo. Hazlo con cuidado, ajustándote a los bordes y procurando no dañar el traje de nuevo.

A lo mejor ahora tu traje de neopreno no está tan bonito como antes o se le notan los restos de pegamento pero no te preocupes porque, a nivel de funcionalidad, es mejor así que con un agujero o grieta. Mucho más útil y mucho más seguro para ti.

Cómo coser tu neopreno a mano

Como has visto, el proceso no tiene ningún tipo de complicación, salvo que para realizarlo se requiere paciencia y algo de maña para no derramar más pegamento de la cuenta, no dejar arrugas o colocar el parche en el lugar adecuado. Por lo demás, no es más difícil que cualquier cosa que quieras pegar y, además, cuentas con la ayuda del neopreno líquido, que está hecho expresamente para este tipo de contratiempos.

Pero no todo es coser y cantar porque, a veces, el pegado no es suficiente. O, mejor dicho, puede que a ti no te parezca suficiente.

Antes de nada, debes saber que con este pegamento ya está protegida la zona dañada, pero si tu traje de neopreno está bioforrado en nylon, tendrás que coser la nueva pieza de neopreno, es decir, el parche.

Con el uso, el tejido exterior se puede ir levantando, dejando al descubierto el neopreno. Por eso, tendremos que coser el retal por dentro y por fuera para dejarlo mejor colocado.

Si no tienes máquina de coser o no te terminas de atrever, es mejor que lo lleves a un lugar especializado, donde utilizan máquinas de coser adecuadas que son resistentes a la abrasión.

También está la opción de que, si eres hábil con la aguja, lo cosas tú mismo a mano en casa, utilizando una aguja curvada.

A la hora de hacerlo, tendremos que clavar la aguja por la capa visible de lado a lado, sin llegar a atravesar el neopreno por completo.

Muy importante es también el hilo que utilices. Debe ser resistente porque ya sabes que utilizarás tu traje de neopreno en condiciones de mucho desgaste. Tiene que ser de poliéster o poliamida, pero nunca de algodón, y no muy fino para no romper el material. Expertos recomiendan un hilo como el torzal.

Consejos para reparar tu traje de neopreno

Que se rompa tu traje de neopreno no es agradable pero, primero, ya te acostumbrarás; y, segundo, verás que tampoco es para tanto y que puedes repararlo tú mismo. Ya has visto que con muy pocos pasos, y muy sencillos, puedes dejar listo tu neopreno para volver a utilizarlo sin ningún problema.

Como mucho, vas a tener que emplear unos veinte minutos de tu tiempo. Eso sí, teniendo la paciencia de dejar que se seque correctamente.

Lo que sí te decimos es que, en cuanto veas una grieta en tu material, lo arregles cuanto antes para que no se estropee más. Un pequeño corte se puede ir haciendo más y más grande hasta que sea irreparable. Y no queremos eso, ¿verdad?

Créenos, es mejor tener un parche en el traje de neopreno que una fisura que puede ir creciendo hasta romper del todo tu traje. Lo más recomendable es arreglar cualquier tipo de desperfecto que aprecies, por pequeño que sea, antes de que la rotura sea más grande y tengas que lamentarlo porque el coste para tu bolsillo será mucho mayor.

La duración de tu traje de neopreno depende en gran parte de los cuidados que tú le des.

Y, por cierto, todo lo que te hemos contado para la reparación de tu traje de neopreno te vale también para otros elementos como los escarpines, los guantes o el gorro que están hechos de este mismo material.

Otro consejo importante es que utilices un pegamento de buena calidad. Pregunta en tu tienda especializada porque no vale con cualquier pegamento y, dado que vas a dar mucho uso a tu traje, tampoco está de más gastar diez euros en un adhesivo que vas a utilizar en más de una ocasión si de verdad te gusta practicar surf, buceo o cualquier otra actividad que requiera de la utilización de un traje de neopreno.