El traje de neopreno es uno de los elementos esenciales para cualquier surfista. Pero, además, es un material que nos cuesta bastante dinero por las prestaciones que nos ofrece cuando estamos sobre la tabla y metidos en el agua. El traje de surf nos resguarda del frío y de la humedad e incluso de posibles heridas por rozaduras y golpes. Por eso, si no queremos tener que gastarnos un dinero considerable con más frecuencia de la que nos gustaría, es importante que lo cuidemos de la forma adecuada para alargar su vida útil. Aquí te proponemos seis consejos para cuidar adecuadamente tu traje de neopreno.

Lavar en agua dulce

El primer consejo imprescindible para cuidar de manera adecuada tu traje de neopreno es que, cada vez que lo uses, lo enjuagues en agua dulce. El salitre del mar se acumula y es la única manera de que, cuando se seque, no se cristalice la sal dentro del traje.

Con el tiempo, si esto ocurriera, tu traje se estropearía y perdería las propiedades que le dan utilidad.

Hay que sumergirlo sí o sí en agua dulce después de cada uso. Si, por algún motivo, no puedes hacerlo, al menos dale un buen manguerazo por fuera y por dentro, sin olvidar costuras y cremalleras. Si se acumula el salitre en estas zonas, se deteriorará antes.

Y, por cierto, nada de utilizar la lavadora. Mételo en un cubo con agua (que sea fría, si es caliente es perjudicial) y frota tú mismo sin estirar demasiado.

Quítale bien la sal, la arena y la suciedad y así conseguirás que te dure más tiempo. Hay que lavarlo a fondo porque llevas protector solar y sabemos que sudas y que a veces hasta te haces pipí encima.

Yoigo Custom

Secado del revés y por la cintura

Una vez que has eliminado con agua fría la sal (el agua caliente deteriora el neopreno), debes poner a secar tu traje de surf. En primer lugar, has de ponerlo primero del revés, con la parte interior hacia afuera. Una vez seco por dentro, dale la vuelta y sécalo por fuera.

Eso sí, cuelga siempre tu traje por la cintura, evita colgarlo directamente por los hombros. ¿Por qué? Este material pesa mucho cuando está mojado y la propia percha puede dañar y deformar el traje. Lo ideal es que lo tiendas por la cintura, doblando por la mitad y evitando el uso de pinzas, a ser posible, porque eso también puede estirarlo más de lo deseado.

Aunque también hay perchas especiales para tender el traje de neopreno, lo que sería la solución ideal para evitar su deterioro prematuro.

Ten cuidado con el tiempo de exposición al sol. No lo dejes demasiado porque los rayos ultravioletas dañan las fibras del traje. Por eso es importante que primero lo seques por dentro y luego por fuera, así ya estará más seco cuando expongas al sol la parte exterior y ésta estará menos rato recibiendo la radiación solar. Es más, si lo puedes secar a la sombra, mejor que mejor.

Guárdalo en lugar fresco, seco y oscuro

Una vez que se haya secado, debes guardarlo colgado en un lugar fresco, seco y oscuro, evitando la exposición a la luz. Te vale un armario, por supuesto. Igual que para tenderlo después de su uso y enjuague, no lo cuelgues de los hombros. Es mejor que lo dobles por la mitad y lo cuelgues así de la percha.

Cuida las cremalleras

Las cremalleras son uno de los elementos más delicados de un traje de neopreno. Ya te hemos dicho antes que es importante que las enjuagues con agua dulce porque si en ellas se acumula el salitre se estropearán con más rapidez y eso acortará tremendamente la vida útil de tu traje de surf. Es imprescindible que las aclares bien.

Hay quien recomienda un mantenimiento con una cera especial para un mejor cuidado. Encerar las cremalleras de vez en cuando ayuda a que duren más tiempo. El uso de vaselinas también puede ser eficaz para evitar que se oxiden antes de lo debido.

No estirar

Si quieres que tu traje de neopreno sea duradero, los tirones no son buenos compañeros de viaje para ese fin. Si ves que se suelta algún hilo, no tires nunca de él. Córtalo con unas tijeras o quémalo con un mechero (con cuidado, claro).

Y, hablando de tirones, si quieres mantener las costuras bien selladas y evitar que el agua traspase el traje en tu siguiente aventura, evita estirar el neopreno. Cuando vayas a quitártelo, no pegues un tirón de las mangas o de las piernas porque acabarás estirando las costuras. Hazlo poco a poco y con cuidado. Un truco para no tener que pegar un tirón es evitar que se acumule todo el neopreno en el tobillo, así podrás sacar el pie con más facilidad.

Si, aun cuidándolo, encuentras algún pequeño corte o agujero en tu traje, puedes arreglarlo tú mismo con un reparador de neopreno (un poco de neopreno líquido es suficiente). Pero es recomendable que lo hagas en cuanto lo veas, antes de que ese pequeño agujero sea más grande y, por tanto, irreparable.

¡Cuidado con el velcro!

Ten cuidado con el auto adhesivo, sobre todo en los trajes que tienen la cremallera en la espalda. Procura que el velcro no se pegue al traje.

El velcro suelto puede pegarse a zonas sensibles y raspar la tela del traje de neopreno. Eso, que a ti puede parecerte algo sin importancia, acaba rompiendo la tela.

Es recomendable pegar cada parte del velcro con la que corresponda y no dejar nada suelto para evitar ‘accidentes’ y que se acabe pegando y desgastando el traje de surf.

Si sigues todos estos consejos, conseguirás alargar la vida útil de tu traje de neopreno. No es un material precisamente barato y si aplicamos estos tips para cuidar nuestro material lograremos que nos dure mucho más tiempo. Eso significa también que nos ahorraremos un gasto importante, así que aplícalos y disfruta de tu deporte preferido.