El barranquismo acuático es una actividad que consiste en el descenso de cañones con agua, por lo que se disfruta de divertidos trayectos con saltos, toboganes y rápeles. Se trata de un deporte cada vez más practicado porque existen niveles para todo el mundo, desde senderos acuáticos, recorridos sin saltos ni rápeles y un montón de alternativas más, adaptadas a la experiencia de cada grupo.

A diferencia del barranquismo seco, que se realiza donde no hay agua, el barranquismo acuático implica tener que trepar, descender y refrescarse porque siempre termina con un buen remojón.

Cada vez hay más empresas especializadas que proponen actividades de este tipo para sus aventuras en la naturaleza y en este post te vamos a dar razones para practicar el barranquismo acuático. ¿Te atreves?

Es una actividad muy refrescante

Para la mayoría de las personas, hacer deporte consiste en sudar. Pero hay formas de practicar la actividad que más te gusta sin pasar demasiado calor. O pasando calor pero con el ‘premio’ de poder darte un chapuzón para compensar. En este caso, si lo que buscas es un deporte de aventura dinámico en el que puedas estar a remojo constantemente, algo genial para la época de primavera-verano, por ejemplo, el barranquismo acuático puede ser una excelente opción para ti. Aunque, si eres de los valientes, tampoco hay que hacerle ascos en otoño o invierno. ¿Por qué no?

Este deporte es muy refrescante y, aunque estés al sol, el hecho de que te estés mojando todo el tiempo va a hacer mucho más llevadero el esfuerzo.

Las actividades de agua siempre son más apetecibles, sobre todo en determinadas épocas del año, así que se acabó la pereza. No hay excusa para no hacer una escapada y adentrarse en las aguas de un barranco para disfrutar de una jornada llena de emociones.

Yoigo Custom

Un deporte muy divertido

Igual que el agua también es más apetecible en casi todas las circunstancias, ¡también es más divertido! Una actividad acuática como esta modalidad del barranquismo nos permite disfrutar mucho más de la aventura. Hay saltos, toboganes, rápeles y un montón de obstáculos que hay que sortear mientras te empapas de arriba abajo. Hay que estar preparados para esto porque de aquí nadie sale con el pantalón seco.

En este deporte la adrenalina se dispara porque es una de las actividades más emocionantes. Podrás mojarte en las cascadas y compartir un deporte estupendo para practicar en grupo, lo que es todavía más divertido.

Las personas que practican el barranquismo acuático tienen que  ir superando obstáculos a lo largo de un recorrido muy variado, lo que significa que no hay lugar para el aburrimiento.

Hay descensos, estrecheces, obstáculos difíciles, otros más fáciles y, sobre todo, hay agua en los ríos, pozas, cascadas y demás escenarios en los que se puede disfrutar de esta actividad.

Oferta para todos los niveles

El barranquismo acuático es una actividad cada vez más practicada por los amantes del deporte de aventura y, por tanto, cada vez existen más empresas especializadas que ofrecen diferentes alternativas de ocio para poder disfrutarlo al máximo.

Eso significa también que la actividad se puede adaptar para todos los niveles, ya seas principiante o todo un experto en la materia.

Lo bueno de este deporte de aventura es que se pueden establecer fácilmente diferentes niveles de dificultad, añadiendo o restando obstáculos, para que todos puedan practicarlo.

Así, podrás sortear rocas, atravesar angostos desfiladeros, cruzar cascadas, sumergirte para pasar sifones, superar los movimientos del agua, deslizarte por toboganes y un montón de cosas más o, simplemente, elegir sólo parte de esos obstáculos para que la actividad te resulte más sencilla y asequible.

Es muy versátil y en los lugares en los que se organizan este tipo de actividades lo tienen todo pensado para hacer que la experiencia sea la más adecuada para cada nivel de dificultad. Es más, hay zonas muy específicas en las que practicar barranquismo acuático es tan habitual que, cuando te informas sobre su oferta turística, esta actividad aparece como una de sus principales ofertas de ocio. Y no te preocupes porque en nuestro país puedes encontrar alternativas en casi cualquier región.

Contacto con la naturaleza

Lo mejor de la mayoría de deportes de riesgo es que se desarrollan al aire libre y en plena naturaleza y eso es un plus en el barranquismo acuático porque es una actividad muy completa que también te permite estar en contacto con parajes espectaculares. Montañas, ríos, desfiladeros, cascadas, pozas… Hay un sinfín de atractivos que la naturaleza nos permite explorar y disfrutar a la vez que practicamos nuestro deporte preferido. Precisamente, este deporte tiene un poco de espeleología, lo que lo hace todavía más interesante.

Los paisajes en los lugares en los que se practica esta actividad son realmente impresionantes, y eso nos da la oportunidad de disfrutar de la naturaleza y de todos sus encantos, descubrir rincones que ni imaginaríamos que tenemos tan al alcance de nuestra mano y respirar aire puro alejados de las ciudades y del estrés del día a día.

Con esta actividad se descargan muchas tensiones y es una curación para los sentidos, porque nos aleja de la rutina y nos lleva a lugares casi ‘mágicos’.

Si buscas un deporte en plena naturaleza con mucho dinamismo y con el que poder descubrir rincones exclusivos, aquí vas a tener mucha ración de aguas turquesas, paisajes rocosos inexplorados, espectaculares cascadas y tesoros naturales por descubrir.

La mejor manera de estar en forma

No hay excusa posible para no hacer deporte, divertirse, disfrutar de la naturaleza y refrescarse con una única actividad. Eso es el barranquismo acuático. Se trata de un deporte muy completo que te permitirá estar en plena forma y, como tiene diferentes niveles, se adaptará a ti para que puedas ir avanzando y mejorando hasta convertirte en un auténtico aventurero.

Esta actividad requiere de concentración, fuerza, destreza, precisión… Y, sobre todo, de muchas ganas de pasarlo bien. ¿Se te ocurre una manera mejor de mantenerte en forma?