No siempre el surf ha sido como lo conocemos en la actualidad y tampoco el equipo que utilizamos ha sido igual que ahora. Con el tiempo se han ido mejorando materiales, ampliando posibilidades y consiguiendo innovadores sistemas que nos permiten mejorar nuestra experiencia sobre las olas.

Un elemento imprescindible que a lo largo de los años nos ha permitido notar un salto cualitativo en nuestra manera de surfear es el conocido como quilla. En los inicios del surf este elemento no existía y fue ideado casi por casualidad. Pero, al comprobar todo lo bueno que podía aportar, se fue introduciendo hasta convertirse en un elemento esencial para los surfistas de hoy en día.

Y, por supuesto, también con el tiempo se ha ido mejorando hasta encontrar una enorme variedad de posibilidades en la actualidad. Eso complica la elección para nuestra tabla de surf pero, como siempre, acudimos a tu rescate para explicarte qué alternativas puedes encontrar en el mercado y cómo realizar la mejor elección para ti.

Sin más dilación, te explicamos qué son las quillas, qué tipos existen y cómo elegirlas.

¿Qué son las quillas de surf?

Las quillas son pequeños apéndices en forma de aleta de delfín que se encuentran en la parte de abajo de la tabla de surf y que se han convertido en imprescindibles para la práctica de este deporte tal y como hoy lo conocemos.

Se trata de unos elementos de plástico, resina o fibra de carbono que sirven para:

Yoigo Custom
  • Que tu tabla de surf tenga mayor estabilidad direccional en la ola a la hora de enfrentarse a paredes de agua en movimiento.
  • Que tu tabla de surf tenga el agarre que necesitas para no derrapar en la ola.
  • Tener mayor maniobrabilidad para llevar la tabla al labio de la ola, al barrel oa la zona del bottom.

¿Para qué sirven las quillas?

Como decimos, sin las quillas la tabla no tendría dirección, derraparía en la pared de la ola y no sería posible recorrer sus paredes ni, mucho menos, efectuar giros y otras maniobras.

Además, las quillas en el surf también aportan la misma estabilidad lateral, que garantiza el equilibrio, y agarre en el agua. Son imprescindibles para los surfistas porque permiten hacer buena parte del trabajo que se requiere sobre la tabla, garantizando la direccionalidad que ejerce cada surfista con la presión y su peso en diferentes puntos de la tabla.

Origen de las quillas de surf

No siempre las quillas han sido tan importantes para poder practicar este deporte. De hecho, las primeras tablas ni siquiera las llevaban. Estos elementos los introdujo el legendario Tom Blake en 1935 después de sufrir un accidente. Las secuelas en su brazo le impedían remar con fuerza y, tras mucho investigar, empezó a utilizar estos accesorios que le permitían hacerlo con facilidad. Entonces no lo sabía pero estaba cambiando la historia del surf porque, como decía El Canto del Loco, nada ha vuelto a ser como antes.

Nat Young diseñó una nueva quilla en 1966 que luego revolucionó las tablas cortas y, después, Mark Richards inventó en 1977 las dos quillas paralelas, lo que permitía llegar en las olas donde nunca antes se había llegado.

Fue ya a principios de los ochenta cuando Simon Anderson introdujo las tres quillas, que es como conocemos la mayoría de las tablas de surf de la actualidad.

¿Se quedó ahí la historia? Realmente, no, porque en 2006 se empezaron a ver en las playas del norte de California tablas de surf con cuatro quillas, buscando mayor arrastre y mayor agarre, ya que dan más velocidad y más facilidad de maniobra.

Así se desmiente un poco el mito de que los cambios en el tamaño de las tablas o las nuevas formas revolucionaron el mundo del surf. En realidad, lo que cambió este deporte de aventura fue la invención de algo tan insignificante (a primera vista) como unas pequeñas ‘aletas de delfín’.

Tipos de quillas para tu tabla de surf

Las quillas repercuten especialmente en el funcionamiento de una tabla de surf. En este punto ya nos habremos dado cuenta de que, efectivamente, es muy importante este elemento en nuestra tabla. La mayoría, como ya hemos comentado, eligen tablas con tres quillas porque ofrecen unas prestaciones más completas. Pero la pregunta es: ¿todas las quillas son iguales?

Como ya te puedes imaginar, la respuesta es no. En la actualidad existe una amplia variedad de tipos de quillas, ya que éstas han ido evolucionando mucho a lo largo de las décadas. Eso tiene como aspecto positivo que las prestaciones de nuestra tabla han mejorado mucho desde las primeras tablas de surf. Pero hay también un inconveniente: es bastante más complicado elegir cuáles son las más adecuadas para nosotros.

Lo principal que debemos tener en cuenta a la hora de elegirlas es cómo es nuestro estilo de surf pero, antes de profundizar en eso, vamos a ver qué tipos de quillas de surf puedes encontrar en el mercado.

Quillas FCS

Éste es el sistema de quillas más extendido. Se podría decir que el 80% de las tablas que se venden en la actualidad en nuestro país llevan este sistema. Se caracterizan porque tienen dos pestañitas.

Future

Las quillas de este tipo son muy utilizadas en Estados Unidos y son el segundo sistema de fijación más utilizado en España. En lugar de dos pestañas son todo una línea.

Quillas FCS II

Este sistema de fijación permite su montaje y desmontaje sin necesidad de utilizar ninguna herramienta. Por eso, se ha convertido en un sistema cada vez más solicitado. Y es muy innovador. Se compone de un tapón por quilla y con un sistema de muelle que mantiene la quilla en su sitio.

Single Fin

Es un sistema formado por una sola quilla. Son las más comunes en longboards, midlenghts y tablas retro y es la configuración más clásica. Los giros con este sistema son más limitados pero esta configuración permite más estabilidad y control en tablas largas.

Twin Fin

Es un sistema de doble quilla, es decir, dos quillas gemelas. Te permite mejor maniobrabilidad pero no es la configuración más recomendable para olas grandes. Se suelen usar estas quillas para tablas cortas con las que se busca ganar velocidad.

Thruster o Trifin

Se trata de un sistema de tres quillas, la configuración más común en la actualidad, y se pueden encontrar en una gran variedad de formas y tamaños, así como en diferentes tipos de tablas de surf. Es un sistema perfecto para días picados en el mar porque te permiten surfear de una manera más controlada.

Quad

Son tablas de surf de cuatro quillas, con dos filas a cada lado de la tabla. Permite mayor agarre en los giros profundos y más velocidad en las olas pequeñas, además de mayor estabilidad en las olas grandes.

Five Fins

Son las tablas con cinco quillas, aunque eso no significa que se tengan que utilizar las cinco cajas sino que permiten que mezcles y emparejes las quillas en función de tus preferencias y de las condiciones del mar en cada momento.

Éstos son sólo algunos ejemplos de los muchos modelos de quillas de surf que existen en la actualidad y eso complica todavía más la elección.

¿Cómo elegirlas?

Las quillas son una prolongación elemental de tu tabla de surf, ya que repercuten directamente en su funcionamiento, influyendo en tres aspectos principales:

  • El drive. Es la capacidad de aceleración de las quillas y de mantener la velocidad en los giros. Esto depende del ancho de la base de las quillas y los materiales con los que estén fabricadas.
  • El pivot. Es la capacidad de las quillas de realizar giros cortos. En esto influye el ángulo que forma el borde de ataque de la quilla con la tabla.
  • El hold. Es el agarre que proporciona la quilla.

Teniendo todo esto claro, tendremos que elegir las quillas para nuestra tabla de surf en función de diferentes factores.

Aspectos a tener en cuenta

Ya apuntamos anteriormente que uno de los aspectos que debes tener en cuenta a la hora de elegir las quillas de tu tabla de surf es tu propio estilo sobre la misma. Pero hay otras muchas cuestiones que tienes que considerar:

Compatibilidad

Como hemos visto, existen diferentes sistemas de fijación de las quillas de tu tabla de surf. Pero, cuidado, porque no puedes elegir entre todas las quillas que tú quieras sino entre las que sean compatibles con tu tabla. En este sentido, ten en cuenta cuál es el sistema de fijación que tiene montado tu tabla antes de ponerte a buscar. Esto te ayudará a limitar tu búsqueda porque, en función del tipo de tabla que tengas, podrás utilizar unas y descartar otras.

Tu peso

Es muy importante que elijas las quillas que sean más adecuadas para tu peso. Para eso debes fijarte en las tallas que establece cada fabricante, ya que se indica cuáles son las más adecuadas para cada rango de peso. Ésta sería la recomendación estándar:

  • XS : Por debajo de 55 kg
  • S : Entre 55 kg y 70 kg
  • M : Entre 65 kg y 80 kg
  • L : Entre 75 kg y 90 kg
  • XL: Más de 85 kg

El tamaño y la velocidad de las olas

En olas grandes, las quillas más largas mejoran el drive y el agarre de tu tabla. En olas pequeñas, las quillas más pequeñas favorecen la maniobrabilidad. Las quillas tumbadas mejoran el drive y las quillas rectas mejoran la estabilidad y la maniobrabilidad, así como realizar giros cortos. Lo aconsejable es que elijas un modelo polivalente y equilibrado.

La potencia de las olas

Las quillas rígidas son mejores para olas más potentes y, como son más estables, son ideales para surfistas de nivel intermedio.

Tu nivel

Ya te lo venimos diciendo. Cuando eres principiante, ni siquiera eres capaz de notar la diferencia entre unos tipos de quillas y otros. En ese momento, compra unas baratas. Si tu nivel es intermedio, prueba con unas quillas de carbono, que son más rígidas, ofrecen mejor resistencia y te darán mayor estabilidad que las de plástico.

Si tienes en cuenta todos estos factores -a los que hay que sumar el material del que están fabricadas o la forma que tienen-, podrás elegir las quillas más adecuadas para tu tabla de surf y así podrás sacar el máximo rendimiento de estos elementos.

Pero, como siempre insistimos en este blog, si después de todo esto sigues sin tenerlo claro, lo mejor es que preguntes en tu tienda de confianza a los expertos y te dejes aconsejar por ello. Plantea tus dudas y nunca realices un gasto sin tener claro lo que necesitas y si eso que vas a comprar realmente es lo más adecuado para ti.

Mejores marcas

Hoy en día hay un montón de sitios en los que poder comprar las quillas para tu tabla de surf. En tu tienda de surf habitual las encontrarás y, si no sabes dónde acudir, en Amazon o Decathlon  tienes también para elegir.

Hay muchos fabricantes ya de este tipo de elementos, por lo que el catálogo que tienes para elegir es bastante amplio, como ya intuirás después de haber leído este post. Elegir es difícil pero ya tienes las pautas básicas que tienes que seguir a la hora de realizar tu compra.

A continuación te proponemos algunas de las mejores marcas de quillas que puedes encontrar en el mercado:

  • FCS II Mick Fanning MF tri-set. Son unas de las más vendidas porque se adaptan a todo tipo de condiciones.
  • FCSII Mark Richards. Son unas quillas del tipo Trifin, con dos quillas laterales más grandes y un estabilizador central.
  • FCS II Carver. Permiten un giro amplio y se adaptan a diferentes condiciones del mar.
  • FCS II Reactor. Permiten un giro más cerrado y se adaptan a diferentes condiciones del mar.

Como ves, las mejores quillas suelen ser del tipo FCS II. Como ya te hemos dicho antes, las FCS son las más utilizadas en la actualidad y las FCS II son las que empiezan a extenderse más en las tablas de surf más actuales porque son las más sencillas de montar y desmontar. Las vas a encontrar fácilmente en las principales tiendas y se adaptarán mejor a la configuración de tu tabla.

Es complicado escoger las mejores quillas para tu tabla pero ya tienes algunas pistas sobre cómo realizar la mejor elección. Si tienes un nivel intermedio tendrás que pensártelo más y tener en cuenta más factores. Si eres principiante, como tampoco vas a notar demasiado la diferencia hasta que no cuentes con algo de experiencia, elige las que te ofrezcan mejor precio y así no te complicas demasiado.