El murénido, popularmente conocidos como pez morena o simplemente morena, es una variedad de anguila que habita en climas tropicales y subtropicales de todo el planeta. Allá donde encuentres corales y arrecifes, está casi asegurada su presencia. ¿Pero debo tener cuidado con su mordedura? ¿Pueden transmitir enfermedades? Si quieres conocer la respuesta, te recomendamos que no te muevas del asiento. Ya que en la entrada de hoy vamos a hablar de las características del pez morena y todo lo que debes saber sobre este extraño animal.

yoigoescritorio

Características del pez morena

Existen más de 200 especies diferentes de murénidos en el mundo, que se pueden distinguir sobre todo por su tamaño y color. Por ejemplo, se ha encontrado ejemplares de apenas 10 centímetros de largo y otros que superaban los 2 metros y 30 kilos de peso. Y la diferencia de tonos abarca los negros, grises, amarillentos, azulados, naranjas o blancos. Con multitud de manchas, rayas y otros motivos más complejos.

No obstante, su aspecto es siempre muy parecido. Tienen cuerpos serpentiformes, una cola aplanada, hocico alargado y grandes bocas con dientes. Al contrario que la mayoría de las peces, la morena no tiene aletas pectorales ni ventrales, una diferencia que nos permite distinguirlas a simple vista de las anguilas.

Otro tema fascinante es su reproducción, ya que todos los murénidos nacen con sexo masculino y se transforman en hembras cuando llegan a la edad adulta. Durante esta fase cambian de color y pueden recorrer distancias superiores a los 6.000 kilómetros para encontrar pareja. Tras el encuentro, pondrán aproximadamente 1.000 minúsculos huevos que eclosionarán en forma de microlarvas transparentes.

¿Es una especie agresiva?

Como todo ser vivo, la morena puede responder de manera violenta si se siente amenazada. Pero por lo general, se trata de un pez muy tímido y reservado, que pasa casi todo el tiempo oculto entre las oquedades de las rocas para cazar a sus presas. De hecho, existen casos de mascotas domésticas sorprendentes, ya que pueden reconocer a sus dueños, comer de su mano y dejarse acariciar sin problemas.

Dicho esto, si practicas submarinismo no te recomendamos para nada que toques una morena, ya que estamos ante uno de los animales más agresivos y fuertes que existen. De hecho, son capaces de aferrarse a su presa y no soltarlas como si de un Pitbull o un Rottweiler se tratara. Además, son venenosas y en sus dientes hay numerosas bacterias y gérmenes, por lo que cualquier picadura es capaz de transmitir enfermedades.

Yoigo Custom

¿Qué pasa si me muerde una morena?

Por sí sola, la mordedura de un pez morena resulta muy dolorosa, ya que posee mucha fuerza, dientes afilados y no te soltará. Pero en ningún caso te arrancará un trozo de carne, ya que su boca está especialmente diseñada para tragar y no para masticar. Otro tema más peligroso es el veneno, que en ciertas especies exóticas puede llegar a ser mortal. Aunque por suerte las variedades mediterráneas no son tan tóxicas.

De hecho, lo más peligroso de un mordisco de morena son las probabilidades de contraer infecciones y enfermedades. Debido sobre todo a los restos orgánicos en descomposición que quedan en su boca. Por todo ello, aunque te pueda parecer buena idea interactuar con un pez morena, lo mejor es que lo dejes tranquilo.

Y hasta aquí nuestra entrada de hoy, en la que hemos hablado del pez morena, sus principales características y el efecto que provoca sus mordeduras. ¿Qué te parecen estos animales? ¿Los has visto alguna vez en algunas de tus inmersiones? ¿Te encantaría estar cerca de ellos? Sea cual sea tu respuesta, nos encantaría leerla en los comentarios. ¡Hasta la próxima!