¿Estás buscando las aletas de buceo más idóneas para ti y no sabes qué aspectos debes tener en cuenta? Desde Deportes Riesgo te damos los consejos top para hacerte con las aletas de buceo adecuadas. ¡Conseguirás mejorar tu rendimiento bajo el agua! Toma nota de estos tips.

¿Qué aletas de buceo elegir?

Hay una gran variedad de aletas de buceo en el mercado, con características distintas y prestaciones de mayor o menor calidad. Si no quieres que te queden grandes ni que se te ajusten demasiado, ten muy en cuenta la fisonomía de tus pies porque de una adecuada elección de este material dependerá también tu rendimiento dentro del agua.

Cuando vayas a comprar tus aletas verás que hay una amplia gama de modelos, fabricados con materiales diferentes e incluso con distintas formas.

Elegir las mejores aletas no sólo depende de tus preferencias, de tu talla, de tu forma física, del material con el que están fabricadas… Cada tipo de aleta cumple con unas funcionalidades diferentes y al haber tantas variedades es complicado elegir las aletas adecuadas. Por eso, hay algunos aspectos clave en los que tendremos que fijarnos:

  • La rigidez y el largo de la pala
  • El lugar en el que vayas a bucear
  • El material del que están fabricadas
  • Si son regulables o calzantes
  • El confort del pie
  • El uso que vayas a dar a tus aletas

Tipos

Hay dos tipos principales de aletas de buceo, aunque dentro de cada modalidad puedes encontrar una gran variedad de posibilidades.

Aletas calzantes

La aleta calzante es cerrada, lo que impide que también utilices al mismo tiempo escarpines. Casi siempre las utilizarás con el pie descalzo. Eso implica que sean las más adecuadas para aguas de altas temperaturas, ya sea hacer submarinismo en aguas cálidas o practicar snorkel o apnea. No son regulables, son más pesadas y requieren de un mayor dominio de la técnica y mayor fuerza física. Las puedes encontrar de dos tipos:

Yoigo Custom
  • Aletas calzantes de pala corta: Son las adecuadas para principiantes o para practicar apnea a poca profundidad.
  • Aletas calzantes de pala larga: Las utilizan los expertos en apnea que bajan a grandes profundidades. Son normalmente de fibra de vidrio y carbono y la zapatilla suele estar fabricada en goma.

Aletas regulables

La aleta regulable es más fácil de poner. Tiene la parte posterior abierta para permitir la entrada del pie con escarpín. Cuenta con una tira elástica que permite regular la aleta al pie de cada persona. Es el tipo de aleta más utilizada en submarinismo y también la puedes encontrar en dos variantes:

  • Aletas regulables con tiras ajustables y hebillas, para poder abrochar y desabrochar con facilidad. Esto las hace más cómodas para salir del agua.
  • Aletas regulables con tiras de muelle, que son más duraderas porque las de tiras de goma se acaban rompiendo con el uso. Este tipo de aletas siempre proporciona el ajuste correcto al pie sin tener que regular manualmente.

La elección según tu nivel

Uno de los aspectos que deberás tener en cuenta a la hora de elegir tus aletas de buceo es tu nivel de experiencia en esta disciplina. Aquí tienes algunos consejos que te guiarán a la hora de elegir un tipo de aletas u otro:

Principiantes

Las aletas de pala corta con algo más de ancho son las ideales para buceadores sin experiencia. Tendrás mejor movilidad y mayor propulsión para desplazarte y, al ser más anchas, también ganarás en estabilidad dentro del agua.

Experimentados

Si eres un buceador con experiencia, usa aletas con refuerzo para tener un aleteo más fácil y recorrer más distancias con menor cansancio.

¿Cuál será su uso?

Otro de los elementos que no puedes pasar por alto a la hora de elegir unas aletas de buceo es el uso que vayas a darle.

Por supuesto, si lo tuyo con el buceo es la fiebre de un día, igual no es lo más indicado realizar una gran inversión en este material (esto te lo decimos mucho, sí).

Valora, además, si tus inmersiones más frecuentes van a ser en aguas tranquilas o en aguas con corrientes, porque también dependerá el tipo de aletas que necesites de si vas a practicar un buceo recreativo o un buceo técnico.

Por ejemplo, si necesitas aletas para salvamento, las de pala ancha y larga son las mejores para ti, pero con muchos canales para que puedas desplazarte más lejos con menor esfuerzo.

Si, por el contrario, vas a practicar snorkel, las aletas que se recomiendan son las calzantes de pala corta, sin canales y de material blando. Y si lo tuyo es la apnea, mejor unas aletas de pala larga rígidas.

Materiales más adecuados

A grandes rasgos, hay dos tipos de aletas en cuanto al material con el que están fabricadas.

  • Goma de neopreno: Están fabricadas por completo con este material, tanto por la parte calzante como por la pala.
  • Compuestas: Están fabricadas de varios materiales. La pala suele ser de plástico y la parte calzante, de goma de neopreno.

Eso significa que las del segundo tipo son más ligeras y, si eso es lo que buscas, si no eres un buceador experimentado o no tienes una buena forma física para aguantar tanto peso, quizá sean las que mejores prestaciones te ofrezcan.

Principales marcas

Venimos diciendo que hay muchas variedades de aletas de buceo, por lo que ya puedes deducir que es incontable la cantidad de marcas de este equipamiento que puedes encontrar en el mercado.

  • Una de las marcas más destacadas es ScubaPro, que son las que usan los buzos profesionales por su forma y por su última tecnología.
  • Mares X-Stream es perfecta para los aficionados al submarinismo. Son muy ligeras y con unos diseños muy innovadores.
  • Seac Sub es otra marca muy extendida entre los buzos, tanto los aficionados como los más experimentados, porque son muy resistentes y también muy modernas.
  • Cressi es una marca perfecta para el buceo recreativo, con materiales muy ligeros y un buen ajuste para que los puedas usar buceadores de todos los niveles.