¿Conoces todos los estilos de skate que existen? En este post vamos a hablar de los más conocidos, para que puedas diferenciarlos y elegir el que más se adapte a tus gustos.

¿Qué estilos de skate son los más populares?

Cuando optas por uno u otro estilo de skate, es muy importante conocer sus características para que sepas elegir el monopatín correcto para practicarlo, ya que no todas las variedades de tabla son aptas para todas las modalidades. ¿Cuál es la que tú necesitas?

Estilo libre o freestyle

Entre los estilos de skate, el freestyle es el que pone su atención en los trucos que se pueden realizar sobre el skate. Dependiendo de lo que busques hacer con tu tablero, tendrás que optar por un tipo u otro. Y es importante que lo sepas antes de comprar tu skate. Sigue estas pautas si no lo tienes claro:

  • Tabla estrecha y corta para poder voltear el tablero.
  • Tabla ancha y larga para poder centrarte en el trabajo de pies.
  • Las tablas pequeñas son fáciles de controlar pero son menos estables.
  • Las tablas grandes te ofrecen mayor estabilidad pero son bastante más difíciles de controlar.

Es importante que tengas en cuenta en todos los casos que lo principal es elegir una tabla cómoda para ti.

Slalom

El slalom es un estilo de skate en el que el skater ha de ir esquivando conos como si estuviera en un circuito, cuyo objetivo es recorrer ese espacio en el menor tiempo posible. La gracia está en hacerlo sin derribar ningún cono o, en todo caso, derribando el menor número de conos. Cada uno de los que derribas te supone una penalización en tiempo. Por lo general, la penalización está señalizada en cifras en cada cono.

Esta modalidad tan entretenida del skate también implica elegir bien tu monopatín si quieres obtener los mejores resultados. Hay tableros específicos para slalom que están diseñados para aumentar la velocidad y mejorar la tracción y el giro.

Yoigo Custom

Descenso (downhill)

En este estilo de skate, el monopatín está pensado para adquirir gran velocidad y capacidad de aceleración. El recorrido es descendente en todo momento y por eso se va tan deprisa, llegando a velocidades de hasta 125 kilómetros por hora.

El equipo que se necesita también es muy específico y son muy importantes las protecciones por si se produjera una caída.

Tenemos que elegir un monopatín sobre el que tengamos control absoluto. Por eso las cubiertas que se utilizan suelen ser rígidas y con una distancia entre ejes de tamaño pequeño o mediano, que varía entre 29 y 32 pulgadas.

Vertical skateboard (rampa vert)

Una rampa vert es una rampa, piscina o pared con parte de su superficie en 90 grados. Esta rampa deriva del half-pipe habitual y su uso es muy común en skate y en otros deportes de riesgo como BMX o snowboard. Aquí se practica lo que se conoce como vertical skateboard y es necesaria experiencia para sacarle el mayor provecho.

La mejor tabla para practicarlo es la que está pensada para ruedas de menos de 55 mm. Y con una cubierta ancha. Todo ello, con la idea de conseguir la máxima estabilidad.

Patinaje de calle (street skateboard)

El skate de calle se enfoca a las transiciones y trucos que se realizan en lugares públicos. Esto requiere que las ruedas del monopatín sean pequeñas para garantizar que el tablero sea lo más ligero posible, ya que lo tendrás que transportar.

El tablero se suele parecer al de freestyle pero con un ancho más bien estrecho y de forma simétrica.

Patinaje de parque (park skateboard)

El patinaje de parque es uno de los estilos de skate más practicados. Cada vez se suman más aficionados a esta modalidad, para la que es importante que tengas en cuenta estos aspectos a la hora de elegir tu monopatín:

  • Lo mejor es una tabla que mida 29-30 pulgadas y tenga una longitud pequeña.
  • Si eres una persona alta, mejor que tu tabla tenga al menos 32 pulgadas porque te dará mayor estabilidad al tener una mayor distancia entre los ejes y mayor espacio para colocar tus pies, lo que te permitirá aterrizar de forma más efectiva.
  • Las ruedas han de ser de entre 51 y 55 mm y, dentro de lo posible, procura que estén fabricados con un material duro.

Patinaje en piscina (pool skateboard)

El patinaje de piscina se realiza en una piscina especializada y puedes encontrar algo así en muchos parques de skate. Te enfrentarás a grandes aterrizajes, por lo que tu tabla puede sufrir, de ahí que lo mejor es que sea ancha, con una distancia entre ejes de entre 15 y 18 pulgadas.

La forma ideal del monopatín para este estilo de skate tenga una transición del plano horizontal al vertical.

Cruising skateboard

El cruising skateboard es un estilo de skate que consiste, básicamente, en desplazarse tranquilamente por la ciudad. Por lo general, en este caso, la tabla debe ser ancha y contar con ruedas de goma. Esta modalidad es posible practicarla por carriles bici o carreteras de un único sentido para que no sean peligrosas para el skater ni para otras personas.

Skateboarding todoterreno (off-road)

El skateboarding todoterreno requiere de una tabla que esté preparada para todo tipo de superficies, es decir, para que puedas usarla indistintamente en cualquier lugar.

Lo normal es optar por monopatines diseñados para uso off-road, es decir, fuera de carretera, donde puedes encontrar grava, arena dura, tierra o hierba, por ejemplo.

Consigue un skate con una tabla regular a la que luego puedas cambiar las ruedas para adaptarlas a cada terreno. Éstas tendrán que ser más grandes y de goma para asegurarnos de que nuestro monopatín se desliza con suavidad sobre diferentes superficies.

Como has visto con los distintos estilos de skate, la elección de tu monopatín es fundamental para poder dominar cada modalidad. Consigue el equilibrio de tu tabla y podrás sacarle el máximo partido según el estilo que más se adapte a ti.