El vuelo acrobático, también conocido como acrobacia aérea, es un deporte en el que se realizan maniobras y piruetas con un avión acrobático.

Se puede definir como la capacidad para maniobrar con precisión una aeronave en el espacio tridimensional. La mayoría de piruetas incluyen la rotación del aparato sobre su eje longitudinal, su eje transversal o su eje vertical. Todas esas maniobras se suelen realizar de forma sucesiva, lo que requiere de un gran dominio por parte del piloto.

Es, en definitiva, un espectáculo digno de contemplar pero que encierran muchas otras características que te vamos a contar a continuación.

¿En qué consiste un vuelo acrobático?

El vuelo acrobático es una modalidad aeronáutico-deportiva que consiste en poner en práctica diferentes técnicas para realizar sobre los tres ejes de rotación de la aeronave (alabeo, cabeceo y dirección) tres figuras básicas: tonel, rizo y barrena, respectivamente.

Se pueden realizar miles de figuras posibles en el espacio gracias a la combinación de estas tres figuras.

Parece complicado de entender pero, básicamente, consiste en realizar acrobacias en el cielo a bordo de una avioneta especialmente preparada para ello. Nada más y nada menos.

Yoigo Custom

Para poder realizar esta actividad es importante que el piloto tenga una buena pericia, aunque cada vez es más frecuente encontrar cursos de iniciación porque son muchas las personas que se sienten atraídas por esta modalidad en la que se produce una gran descarga de adrenalina.

Los vuelos acrobáticos son ahora un deporte muy demandado y son tan espectaculares que se realizan demostraciones en un montón de contextos diferentes.

Y cada vez más personas quieren experimentar esa sensación de ponerse a los mandos de un avión especial y realizar acrobacias en el cielo.

¿Es un deporte seguro?

Para quienes no se han puesto nunca a los mandos de una aeronave para practicar vuelo acrobático, deben saber que no hace falta ser un especialista para poder iniciarse en este deporte.

Eso sí, que cualquier persona pueda realizar acrobacias con una avioneta en el cielo no significa que vaya a pilotar sola desde el primer día. Si estás pensando en probarlo, has de saber que en los cursos de iniciación irás acompañado por instructores especializados para que puedas experimentar el mejor viaje posible y con total seguridad.

Esto debería responder a tu pregunta porque, efectivamente, el vuelo acrobático es seguro. Además, las avionetas están hechas especialmente para esta actividad, por lo que se cuida todo lo posible de que puedas volar en condiciones de máxima seguridad.

Además, la seguridad de este tipo de actividades ha mejorado mucho en los últimos años.

Sin embargo, has de saber que, como todos los deportes de riesgo, esta modalidad entraña algunos peligros. Aunque si te pones en manos de profesionales no tienes nada de lo que temer.

No obstante, es importante que te encuentres en buena forma física y mental y practiques mucho para evitar accidentes.

Igualmente, es importante que sigas en todo momento las pautas de los instructores para saber cómo reaccionar en caso de emergencia, cómo realizar las maniobras y otro tipo de recomendaciones importantes a tener en cuenta.

Material y equipamiento

¿Qué necesitas para practicar vuelo acrobático? En España, no existe en la actualidad ninguna licencia específica que identifique a un piloto como acrobático pero sí se pide la licencia de piloto privado.

¿Eso qué significa? Sencillamente, que tendrás que sacarte la licencia de piloto privado mediante un curso que suele costar en torno a dos mil euros.

Cuando tengas experiencia a los mandos de un avión, como hemos dicho anteriormente, ya podrás buscar algún curso de iniciación al vuelo acrobático, lo cual te costará otros dos mil euros, aproximadamente. ¿Es éste un deporte para ricos? Bueno, la verdad es que barato no es, pero adquirirás la experiencia necesaria para poder practicar un deporte apasionante.

¿Hay que comprarse una avioneta para ello? Tampoco es eso, porque existen diferentes lugares en los que se puede practicar esta actividad con todo perfectamente organizado.

Pero, claro, cada vez que quieras practicarlo tendrás que desembolsar entre 150 y 200 euros de media por vuelo, incluyendo clases teóricas antes de la iniciación y una explicación práctica con los instructores.

La experiencia suele durar en torno a hora y media, aunque solamente media hora es de vuelo efectivo.

Siempre irás acompañado por un especialista y, por tanto, en cualquier lugar en el que se organice esta actividad te proporcionarán el material y equipamiento que necesitas para realizar vuelo acrobático.

Algunos destinos donde practicar vuelo acrobático

En nuestro país hay diferentes lugares en los que es posible practicar vuelo acrobático de una forma segura y totalmente organizada.

Por ejemplo, en Cataluña existe una gran cantidad de escuelas de aviación que abren sus puertas a los intrépidos para que puedan aprender las técnicas necesarias para volar en avioneta y realizar cursos de iniciación de vuelo acrobático. Es más, si te interesa, puedes hasta convertirte en profesional.

Las escuelas de aviación de Barcelona cuentan con una amplia experiencia formando a pilotos profesionales y se mantienen actualizadas constantemente para ofrecer nuevas técnicas y herramientas a los pilotos, siempre procurando que sea con la máxima seguridad.

También en Andalucía se realizan cursos de vuelo acrobático de diferentes modalidades:

  • Piloto acrobático en prácticas, para capacitar a los pilotos de vuelo acrobático para realizar las maniobras básicas.
  • Piloto acrobático, para dominar las figuras elementales y ejecutarlas de forma combinada.
  • Posiciones anormales, para pilotos que quieren conocer posiciones anormales y técnicas de recuperación.

¿Dónde se pueden recibir estos cursos? Por ejemplo, en el Club Acrobático Andaluz, en Granada.

Si te encuentras en buena forma y te interesa conocer esta modalidad deportiva, no te lo pienses, porque es una experiencia increíble que te hará vivir sensaciones inigualables. Eso sí, y como ya te hemos dicho antes, vas a tener que rascarte el bolsillo para poder disfrutar de una de las aventuras aéreas más alucinantes. Sólo tienes que elegir el lugar adecuado y seguir siempre las instrucciones de quienes dominan esta apasionante disciplina.