Puede que llevemos años pensando en sacarnos algún título de paracaidismo. No importa que nos hayamos ‘bautizado’ ya o no, el anhelo más antiguo del hombre siempre ha sido, es y será volar como los pájaros. Eso sí, de nosotros dependerá que sea una ocasión aislada, con un salto recreativo, o se convierta en una verdadera forma de vida. Dicen que quien salta una vez desde un avión no puede evitar hacerlo una segunda, así que si queréis experimentarlo una y otra vez… ¿qué mejor que conocer la mejor forma de hacerlo? ¡En la entrada de hoy os contamos todo lo que hay que saber para obtener un título de paracaidismo tras otro hasta convertirnos en paracaidistas expertos!

yoigoescritorio

Tipos de títulos y en qué consisten

Es posible que, si hemos pensado en empezar a saltar en paracaídas, ya nos suenen las siglas AFF, PAC en español. Traducidas son así porque hacen referencia Programa Acelerado de Caída libre, y es el curso que toda persona debe superar para empezar a saltar desde un vehículo aerotransportado. Pero no, el PAC no es un título de paracaidismo, sino una enseñanza que nos permite empezar a saltar… en compañía de un profesional y sin mucha libertad de movimientos, que digamos. Si queremos dedicarnos al paracaidismo, dedicarnos a él de verdad, existen una serie de licencias que deberemos ir obteniendo y para las que necesitaremos haber alcanzado un buen número de saltos.

Cierto, la mayoría enfoca el paracaidismo como una actividad esporádica, aunque si os apasiona el skydiving y lo veis incluso como una forma de poder ganaros la vida, esto os interesa. Nadie nace pensando en que terminará lanzándose desde un avión en marcha. Y desde luego, si es que un día se le pasa por la cabeza, lo último que piensa es en lanzarse más de 500 veces. Eso sí, hay quien lo prueba una vez y no puede volver a vivir sin ellos, así que si os acabáis de sentir plenamente identificados con estas letras, lo que viene a continuación os va a encantar.

Como ya hemos dicho, no existe un único título de paracaidismo, sino que hay cuatro. Cuando hayáis llegado al final de la entrada de hoy no solo sabréis cuáles son, sino que además tendréis las herramientas necesarias para empezar a prepararlos. Pocas veces un cambio de vida radical ha sido algo tan fascinante. Y oye, si lo hacéis por hobby… pues también bien. Las cosas, ya que se hacen, mejor hacerlas bien, ¿que no?

Curso AFF, un primer paso necesario

Tal y como ya hemos comentado, no es un título de paracaidismo propiamente dicho, pero es lo primero que encontraréis para saltar en paracaídas. Se trata de un curso acelerado con un módulo teórico y entre siete y ocho prácticos. ¿Lo bueno? A parte de que os capacita para empezar a saltar, siempre supervisados por uno o varios profesionales, se trata de una capacitación internacional. ¿Y qué significa esto? Pues que no importa dónde lo hagáis, con él podréis saltar en cualquier club de paracaidismo del mundo.

El módulo teórico es relativamente sencillo, ‘cortito y al pie’. Básicamente, hace que conozcamos todo el material que vamos a utilizar, cuáles son los principios de la caída libre o cómo debemos aproximarnos al avión, embarcar en el mismo o la posición que deberemos adquirir de cara al salto. No lleva mucho tiempo, generalmente se imparte en una sola jornada, y con él estamos más que preparados para emprender nuestro primer salto. Al menos sobre el papel, claro, porque para lanzarse… ¡el proceso mental es bastante más peculiar!

Yoigo Custom

¿Y en qué consisten los niveles prácticos? Pues en saltar, ni más ni menos. Esto hace que se tarde entre tres y cuatro jornadas completas en conseguir el curso, pero una vez superado ya podremos empezar a saltar en solitario. Los niveles prácticos van desde saltar con dos instructores, uno a cada lado, hasta saltar prácticamente solos demostrando que hemos asimilado todo lo aprendido. ¿Y el octavo salto? Este no se oferta en todas las academias de paracaidismo, pero simula problemas en el avión, lo que nos obligará a saltar antes de tiempo y a una altura menor de la deseada. Pura adrenalina, desde luego.

Título de paracaidismo A

Es el primer título de paracaidismo como tal, y por lo tanto se corresponde con un nivel elemental. Ha llegado el momento de dejar de saltar solo y empezar a pensar en saltar con más gente, llegando incluso a formar figuras, ¿os lo imagináis? Seguro que lo habéis visto mil veces en televisión… ¡y ahora por fin podréis formar parte de ello! Cada título de paracaidismo busca que el alumno aprenda unos conceptos básicos sobre este deporte. Así como hay que haber hecho un número de saltos determinado para poder acceder a ellos, no importa cuántos se hayan hecho: o se asimilan los conocimientos o no hay tutía.

Aunque los requisitos necesarios para presentarse al título A los diremos un poco más adelante, sí que estamos en disposición de contaros ya mismo qué es lo que se busca durante su instrucción. Se trata de un nivel elemental, así que no es el nivel más exigente de todos, pero sí hay algo que tendremos que saber hacer por encima de todo. ¿El qué? Muy fácil… deberemos aprender a no ser un peligro para el resto de paracaidistas que volarán junto a nosotros. Concretamente, si queremos obtener nuestro título de paracaidismo A, tendremos que saber realizar maniobras como estas sin supervisión de ningún instructor:

  • Saltar en formación con al menos otra persona más
  • Dominar el proceso de separación y apertura de paracaídas
  • Ser capaces de marcar el tiempo y la distancia desde la apertura del paracaídas hasta que tanto nosotros como nuestros compañeros hayamos tomado tierra
  • Conocer el plegado del paracaídas principal como la palma de nuestra mano

La obtención de este título nos capacita para seguir saltando, pero ya que hemos llegado hasta aquí, lo suyo sería seguir… ¿no creéis? ¡Veamos en qué consisten las demás licencias de paracaidismo que podemos obtener con esfuerzo y constancia!

Título de paracaidismo B

Se trata del segundo título de paracaidismo que podemos obtener, y para conseguirlo ya debemos acumular unas cuantas horas de vuelo. Se corresponde con un nivel básico, y una vez superado ya podemos afirmar con orgullo que tenemos cierta experiencia tanto en saltos sin supervisión como cayendo en compañía de más gente. Para llegar hasta aquí ya deberemos acumular unos cuantos saltos a nuestras espaldas, y si queremos que nos den el título, deberemos demostrar varias cosas:

  • Dominio de maniobras como el giro y backloop
  • No nos darán el título a no ser que mostremos que somos perfectamente capaces de aterrizar en el agua sin peligro alguno para nuestra seguridad ni la de los que nos acompañen
  • Superar con éxito un curso de control de campana

Este título de paracaidismo marca un punto de inflexión, ya que además de llevarnos hasta la mitad de nuestra carrera en el aire, también nos capacita para convertirnos en instructores de la USPA una vez alcanzados los 100 saltos. Eso sí, no penséis que aquí se marca nuestro techo, ¡ni muchísimo menos! Como os dijimos al principio de este apartado, el título de paracaidismo B se corresponde con un nivel básico, ¡y todavía queda mucho por delante!

Título de paracaidismo C

El C es el tercer título de paracaidismo al que podemos tener acceso si cumplimos con los requisitos pertinentes. Se corresponde con un nivel avanzado de paracaidismo, lo que ya empiezan a ser palabras mayores, y nos capacita para unas cuantas cosas. Para empezar, para acceder a él hay que haber acumulado como mínimo cuatro veces más saltos que para el B, o sea que la experiencia se da por supuesta. Este título nos capacita para ser instructores del curso AFF, así como para ser pasajeros con instructores que quieran renovar su licencia tándem.

Eso sí, no os vengáis arriba con lo del curso AFF, que aunque sobre el papel sea así… lo cierto es que lo normal es que se busque a paracaidistas con licencia D, ¡que lo que hay en juego es muchísimo! Sea como fuere, lo cierto es que con la obtención del título de paracaidismo C, solo nos quedará por delante uno más; es decir, ya seremos prácticamente expertos, ¡nos quedarán por aprender los mejores trucos aéreos! De momento, para esta tercera licencia, tendremos que dominar estas acciones:

  • Ser capaces de efectuar backloop. front loop, giro 360 grados a izquierda y derecha y un tonel a izquierda, todo dentro de un mismo salto
  • Completar al menos dos puntos en un salto grupal de al menos 8 personas, aunque pueden ser más

Cumpliendo esto, y los requisitos que se nos piden para poder optar a él, solo nos faltará afrontar un último escalón. Lo único que nos separará de ser considerados unos auténticos maestros del cielo será el título de paracaidismo D, pero no os preocupéis, ¡que os explicamos todo lo que necesitáis saber sobre él a continuación!

Título de paracaidismo D

El título de paracaidismo D es la última licencia a la que tenemos acceso para surcar los aires, la que nos capacita como saltadores de nivel experto. Para acceder a ella debemos tener a nuestras espaldas un número enorme de saltos, pero es lo justo, ¡si no a ver de qué íbamos a ser expertos! Y no solo los saltos, sino que deberemos atestiguar que dominamos con soltura todas las habilidades que podríamos necesitar para solventar un momento de apuro en el aire. Este nivel da acceso a todos los niveles de capacitación de la USPA, lo que significa que tendremos vidas ajenas en nuestras manos, y hay que garantizar que con nosotros estarán en buenas manos.

Para acceder a este último título de paracaidismo, además de haber alcanzado un número de vuelos determinado, es necesario tener todos los niveles anteriores. Si queremos dedicarnos al paracaidismo de manera profesional, no ir accediendo a los distinto títulos de paracaidismo según podamos es un error. Lo más probable es que nos los vayan exigiendo allá por donde vayamos, así que si vamos a estar saltando igualmente… ¿por qué no sacar provecho a nuestra experiencia doblemente?

Además de los requisitos que veremos a continuación, un saltador con título D deberá acreditar haber hecho al menos dos saltos nocturnos con no menos de 20 segundos de caída libre en total. Cuando decimos que la licencia D nos otorga un nivel experto, nos referimos a experto de verdad, ¡a ver qué os creíais!

Requisitos

En efecto, al igual que ocurre, por ejemplo, con los cursos de entrenador de fútbol, no basta con ir apuntántonos de un título de paracaidismo a otro. Si queremos obtenerlos todos, además de pagar por nuestros títulos y superar las pruebas, deberemos acreditar cierta experiencia. Es decir, por mucho que hayamos nacido para el paracaidismo, por muy bien que asimilemos los conocimientos y por muy bien que los apliquemos en el aire, para saltar de uno a otro no nos queda otra que ir paso a paso. Cumplir los requisitos de acceso es vital si queremos ir creciendo como paracaidistas. Mucha atención, que aquí abajo reunimos todos los requisitos que necesitáis para poder optar a los distintos tipos de títulos de paracaidismo. ¡Luego, además, tendréis que demostrar que sois buenos!

Requisitos para acceder al título de paracaidismo A 

Para acceder al título de paracaidismo que nos acredita como paracaidistas con un nivel elemental, debemos haber saltado al menos en 25 ocasiones. ¿Lo bueno? Que todos los saltos del curso AFF cuentan, por lo que ya llevaremos un buen trecho del camino andado. Entre los 25, deberemos haber hecho al menos estos tipos de saltos:

  • Tres saltos de evaluación con entrenador
  • Un salto bajo (como el octavo del curso AFF, si es que lo hicimos)

Pero eso no es todo. Si queremos acceder al título, deberemos haber acumulado al menos 15 minutos en caída libre entre todos los saltos. De no ser así, nos tocará seguir saltando hasta conseguir esta marca. Además, tendremos que aprobar el examen escrito de la USPA tras el módulo teórico.

No se trata de unas marcas muy exigentes, pero es que este título de paracaidismo no es más que un primer escalón hacia una meta que está bastante más arriba.

Requisitos para acceder al título de paracaidismo B

Para acceder al título de paracaidismo B que nos acredita con un nivel básico, deberemos acreditar que ya tenemos el A. Esto significa que deberemos cumplir todos los requisitos del anterior, pero en esta ocasión, además, tendremos que acumular algo más de experiencia. Concretamente, si para la licencia A se nos pedía haber realizado al menos 25 saltos, para la B se nos exigen 50, medio centenar de saltos, que ya empieza a ser algo serio. Pero eso no es todo.

  • Deberemos haber acumulado al menos 30 minutos de caída libre para poder acceder a dicho título
  • Durante nuestra formación, deberemos cumplir con los puntos planificados en al menos diez saltos en formación. De no ser así, no se nos podrá conceder este segundo título de paracaidismo
  • Tendremos que aprobar el examen escrito de la USPA tras el módulo teórico

Requisitos para acceder al título de paracaidismo C

Para acceder al título de paracaidismo que nos acredita como paracaidistas con un nivel avanzado, tendremos que haber saltado en al menos 200 ocasiones. Esto es, ocho veces más que para la A y cuatro veces más que para la B. Un salto más que considerable, desde luego, pero como ya hemos dicho antes… el hecho de convertirnos en paracaidistas avanzados bien lo merece. Para optar a su consecución deberemos estar en posesión de las licencias A y B y, por lo tanto, cumplir todos sus requisitos. Además, será determinante que pasemos con éxito estas otras pruebas:

  • Haber acumulado al menos 60 minutos de experiencia en caída libre
  • Haber aterrizado a un máximo de dos metros de nuestro blanco en al menos 25 saltos
  • Tendremos que aprobar el examen escrito de la USPA tras el módulo teórico

Requisitos para acceder al título de paracaidismo D

El último y más avanzado título de paracaidismo, el que nos acredita como paracaidistas con un nivel experto, también es el más exigente. Para empezar, no podremos plantearnos sacárnoslo hasta que no hayamos hecho un mínimo de 500 saltos. Esta es una buena muestra de lo que se nos exigirá para obtenerlo, pero no la única. Como es obvio, para acceder al nivel D de títulos de paracaidismo tendremos que tener ya los tres anteriores y, por lo tanto, cumplir sus requisitos. Además de aprobar el examen escrito de la USPA tras el módulo teórico, tendremos que cumplir con los siguientes requisitos:

  • Haber acumulado al menos 180 minutos de experiencia en caída libre, tres horas de caída contínua al vacío, que se dice pronto
  • Haber realizado dos saltos nocturnos con una caída libre de al menos 20 segundos, requisito innegociable

Una vez superado esto, obtendremos el título de paracaidismo de mayor nivel que hay en el mundo, ¡enhorabuena!

Precios

Los precios de un título de paracaidismo difieren de una escuela de paracaidismo a otra. Por eso, los que os vamos a dar aquí no son más que orientativos de lo que podéis encontraros cuando vayáis a preguntar. Lo mejor, y lo más aconsejado, es que intentéis hacer los saltos de cada licencia lo más seguidos que sea posible. Así pues, si cada una de ellas conlleva entre tres y cuatro jornadas intensivas, lo suyo es que aprovechemos unas vacaciones o algún puente largo para que no pase demasiado tiempo entre unos saltos y otros.

Hay quien oferta distintos paquetes en función de nuestras necesidades, o quien ofrece precios de los saltos por separado para que tengamos claras las cuentas. Nosotros somos más de pagar los paquetes completos, que así nos dejamos de dolores de cabeza y la cosa suele resultar bastante más económica. Por eso hemos optado por este tipo de opción, ¡aunque vosotros podéis elegir la que mejor le venga a vuestra economía!

Lo normal es que encontréis paquetes con todo incluido por entre 950 y 1.100€, y que si necesitamos menos saltos de los que nos ofertan pueda salirnos hasta por menos de 400€, aunque también es posible que en los niveles más avanzados este precio se encarezca un poco más. Si tenemos en cuenta que un salto recreativo en tándem puede costarnos cerca de 300 euros, los de los cursos no nos parecen unos precios para nada excesivos. Vamos a saltar hasta hartarnos y, además, vamos a poder sacar un rendimiento económico de ello compitiendo o instruyendo a otros más adelante. Más que como un gasto, deberíamos verlo como una inversión de futuro, ¡y menuda inversión!

Dónde sacárselo

En nuestro país es posible sacarse cualquier título de paracaidismo en prácticamente cualquier ciudad con aeródromo y de cierto tamaño. Eso sí, como os hemos dicho que aprovechéis un periodo vacacional o incluso un puente para poneros manos a la obra, os recomendamos Madrid, una de las mejores ciudades españolas en las que perderse. Título de paracaidismo más mil opciones de ocio, ¡la mejor elección para exprimir los días al máximo! Eso sí, si no os queda a mano o preferís no tener que desplazaros, haced una búsqueda de los centros de skydive más cercanos a vuestro lugar de residencia, ellos podrán guiaros. Lo más normal es que no tengáis que desplazaros más de unos pocos cientos de kilómetros, ¡el paracaidismo está de moda y se nota!

Gafas de paracaidismo graduadas

Aunque hay quien se conforma con ponerse sus lentes bajo unas gafas protectoras, o incluso prefiere colocarse sus lentillas de siempre, lo cierto es que no hay nada mejor para saltar de un avión que llevar unas buenas gafas de paracaidismo graduadas.

  • Se ajustan a la perfección
  • Están diseñadas para resistir perfectamente el rozamiento del aire sin moverse ni un milímetro de su posición
  • Nos evitamos problemas con la colocación o cualquier caída accidental
  • Las vistas desde ahí arriba son una auténtica pasada, ¡sería una verdadera lástima perdérselas!

Suelen ser muy similares a las gafas graduadas de esquí o snowboard, así que si ya tenéis unas, preguntad en vuestra óptica de confianza. Puede que lo único que necesitemos sea un agarre algo más seguro para esta actividad, ¡y el resto nos lo ahorramos!