Desde el inicio de los tiempos, uno de los mayores sueños del hombre ha sido volar. Gracias a los avances tecnológicos, en la actualidad esto es posible con ayuda de un ala delta a motor. ¿Te gustaría vivir esta experiencia? En la entrada de hoy vamos a hablar de las principales características del ala delta a motor. Os mostraremos cómo se maneja y acabaremos con algunos consejos que debéis tener en cuenta.

Yoigo Escritorio

¿Qué es un ala delta con motor?

Un ala delta con motor está formado por un parapente motorizado unido a un arnés especial. Estos equipos de grandes dimensiones nos permiten planear largas distancias, realizar acrobacias y contemplar el paisaje.

Sus alas son flexibles, similares a las de los planeadores. Cuenta con un armazón de tubos de aluminio aeronáutico u otros materiales avanzados como la fibra de carbono. Esto le confiere una gran estabilidad cuando estamos en el aire.

¿Cómo se pilota?

El despegue se realiza igual que un ala delta convencional. Sin embargo, no es necesario que estemos sobre un punto elevado. Podemos hacerlo desde cualquier superficie llana. Una vez que alcancemos la altura deseada tenemos dos opciones: apagar el motor o dejarlo encendido.

En el primer caso, debemos usar los vientos, corrientes provenientes de las montañas y aquellas generadas por el calor del suelo para movernos. En el segundo, simplemente tenemos que fijar el rumbo que queramos y listo.

No obstante, antes de montarte en un ala delta con motor deberás aprender a utilizar un ala delta normal. El curso básico dura unos 10 días y te permite volar sin supervisión en un club recreativo. Pero no por tu cuenta. En el mismo aprenderás a inspeccionar el material, cómo despegar y utilizar los vientos favorables para hacer trayectos más largos.

Yoigo Custom

Una vez adquirido este conocimiento, tendrás que realizar un nuevo curso para ala delta con motor. Básicamente, nos explicarán cómo se arranca, el uso del acelerador y las tareas más elementales de mantenimiento. Y también tendremos clases teóricas sobre los efectos del par de torsión y el empuje.

Por supuesto, ambos cursos harán hincapié en materia de seguridad. Un elemento indispensable para minimizar los riesgos cuando estamos ahí arriba.

Cosas a tener en cuenta para vivir esta experiencia

Un ala delta aprovecha las corrientes de aire para ascender a una altura de varios miles de metros y mantenerse flotando. El ala delta con motor funciona de una forma similar. Sin embargo, es capaz de mantenerse por sí mismo en el aire.

Las mejores momentos para practicar ala delta con motor son las primeras y últimas horas de luz

Esto significa que podemos ir en contra del viento, por lo que el mejor momento para practicar este deporte de riesgo es durante las primeras y últimas horas de luz. En verano el calor provoca corrientes que facilitan el vuelo sin motor. Sin embargo, en los meses de invierno le sacaremos el máximo partido al ala delta con motor.

¿Cuál es mejor? Las alas delta normales son geniales para probar nuestra habilidad, hacer acrobacias y mejorar nuestro conocimiento de este deporte. Sin embargo, las alas delta con motor nos van a permitir llegar a lugares imposibles para los modelos convencionales. Personalizar nuestros trayectos y disfrutar de unas vistas espectaculares.