Te presentamos una pequeña guía de iniciación al barranquismo para que puedas conocer uno de los deportes de riesgo más extremos en condiciones de seguridad. Sigue nuestros consejos y te engancharás. ¿Preparado para la aventura?

Características que debe tener el lugar

El barranquismo es uno de los deportes de aventura considerado de alto riesgo, ya que se basa en descender los cañones o barrancos de los ríos. Esto significa que para practicarlo hay que estar en buena forma, ya que requiere de una gran destreza para sortear obstáculos naturales, atravesar desfiladeros angostos, cruzar cascadas o deslizarse por toboganes.

Pero no sólo la persona que practica este deporte debe estar preparada física y mentalmente para enfrentarse a esta aventura sino que tampoco vale cualquier ‘terreno’ para hacer barranquismo.

Para empezar, hay que asegurarse de cuál es la previsión meteorológica porque una tormenta o un tiempo revuelto pueden provocar aumentos del caudal del agua o desprendimientos que nos pueden impedir realizar esta actividad con seguridad.

Antes de enfrentarse a un determinado barranco, hay que tener toda la información sobre sus condiciones: dificultad, horarios, peligros, desniveles…

Tenemos que conocer bien el terreno, saber cuáles son las vías de escape en caso de imprevisto, informarnos sobre la posible apertura de presas, etc. Por eso, también es muy importante que, cuando somos principiantes en esto del barranquismo o cualquier otro deporte de riesgo, ponernos en manos de monitores y expertos. Y nunca ir solos.

Yoigo Custom

Accesorios imprescindibles

Como ya te hemos contado en alguna ocasión en este blog, es muy importante practicar deportes de riesgo con el material adecuado y en el barranquismo no iba a ser menos. Ya te hablamos en otro post del equipamiento necesario para practicar esta actividad, por lo que puedes consultarlo con más detalle cuando quieras pero, para que lo tengas presente en esta guía, te volvemos a recordar cuáles son los materiales necesarios para hacer barranquismo:

  • Traje de neopreno
  • Casco
  • Botas y escarpines
  • Guantes
  • Arnés
  • Descensor
  • Cuerdas
  • Mosquetón
  • Mochila de barranquismo
  • Bote estanco
  • Navaja
  • Mechero
  • Silbato
  • Comida y agua

Como ves, no sólo vale con estar en forma o elegir el lugar y el momento adecuado, también hay que ir bien equipado para practicar barranquismo con seguridad.

Errores que no debes cometer

El objetivo último de practicar barranquismo es que disfrutes de tu actividad favorita durante tu tiempo de ocio, realizando una actividad deportiva al aire libre, que es una de las experiencias más placenteras que existen. Por eso, para que puedas aprovechar esta actividad al máximo, tienes que hacerlo en condiciones de seguridad, especialmente cuando tienes poca o ninguna experiencia. Aunque en este deporte no debes nunca confiarte, y ése es uno de los errores que suelen cometer los barranquistas avanzados, puesto que el peligro es para todos el mismo. Tan sólo cambia el grado de experiencia para poder salir con mayor o menor destreza de los obstáculos que se presentan.

Pero, centrándonos en esos fallos que solemos cometer en el barranquismo cuando estamos empezando a practicar esta actividad, vamos a señalar a continuación cuáles son los principales errores que cometemos cuando somos principiantes en este deporte.

No utilizar casco

Es incómodo, da calor, nos molesta… Todo eso da igual, no hay excusa para quitarse el casco. Por sencillo que sea un barranco, siempre puede haber desprendimientos de piedrecitas desde las alturas, golpes, roces, etc.

No usar las cuerdas adecuadas

Aunque creas que con llevar una cuerda que sostenga tu peso es suficiente, no es sólo eso lo que hay que tener en cuenta. Usar una cuerda de poco diámetro para que pese menos y sea menos engorrosa de manejar puede suponer un peligro añadido porque las cuerdas que están por debajo del grosor recomendable pueden romperse y dar lugar a un accidente. Consulta a quien sea necesario pero no compres la primera cuerda que encuentres o lo pagarás caro.

No llevar todo el material necesario

Querer ir ligero de peso o prescindir del equipamiento que nos puede parecer menos necesario es un error. Todos los elementos que en esta guía se indican como imprescindibles es porque lo son. Aunque no te lo creas, dejar atrás alguno de ellos puede suponer un riesgo para tu integridad física.

Imprudencias

Hay personas que son más arriesgadas pero eso no significa que sean más audaces ni que estén mejor preparados para evitar el peligro. Una actividad de riesgo como el barranquismo no puede practicarse sin la cautela adecuada.

Falta de comunicación

Antes te decíamos que nunca debes practicar en solitario este deporte. Pero, por tu seguridad, es muy importante que te entiendas con la persona o las personas que te acompañen. La coordinación es imprescindible, por eso hay que conocer el lenguaje de gestos y tener un líder que sea quien se responsabilice de dar instrucciones y organizar al grupo para que todos vayan a una.

Consejos

En tu iniciación al barranquismo, es muy importante que sigas las recomendaciones e instrucciones de alguien experto, un guía que conozca el terreno y que te proporcione las herramientas técnicas que necesitas para disfrutar de una jornada de deporte con total seguridad. Sólo así podrás disfrutarla al máximo. Pero, además, te damos otros consejos para principiantes:

  • Hacer un curso básico de barranquismo no está de más. Conocer la ‘teoría’ e ir poco a poco te ayudará a enfrentarte a esta actividad en mejores condiciones.
  • ¿Te hemos dicho ya que nunca vayas solo? Este deporte es mejor en compañía y, si es con un experto, mejor.
  • Cuida del entorno. Si quieres seguir disfrutando después de esta actividad en más ocasiones, respeta el medio ambiente y causa el menor impacto posible.
  • El barranquismo debe practicarse en condiciones propicias de meteorología, caudal del agua… Por eso, si vas a empezar en esto, mejor hazlo en verano o, si se da un mal día, no querrás repetir. Y es una pena…
  • Utiliza el equipamiento adecuado aunque sea verano. Vas a mojarte, así que el traje de neopreno, por ejemplo, te vendrá bien incluso en verano. Haznos caso.
  • Verifica siempre los obstáculos que se ponen por delante antes de enfrentarte a ellos. Por ejemplo, no te tires a una poza sin saber primero si hay obstáculos o rocas o la profundidad que tiene.