¿Te gustaría iniciarte en el buceo? Si eres principiante y no sabes muy bien cuál es el material imprescindible que necesitas para tus inmersiones, aquí te contamos cómo puedes hacer que tu aventura sea más placentera, más segura y más cómoda. ¡Toma nota!

Imprescindibles en tu equipo de buceo

Hablamos de equipo de buceo cuando nos referimos a todos los elementos que una persona debe llevar consigo cuando practica este deporte. Es muy importante dentro del agua contar con los accesorios y dispositivos adecuados para realizar la inmersión en condiciones de seguridad. Si eres principiante y nunca te has enfrentado a esta situación, en tu bautismo de buceo debes ir bien preparado para que la experiencia resulte lo más satisfactoria posible.

Sabemos que ni siquiera sabes qué material es necesario y, por eso, te planteamos esta guía útil con todo lo que debes saber y que no debe faltar cuando te inicies en el mundo del buceo.

Puedes comprar todo el material -o, al menos, el imprescindible- o puedes incluso alquilarlo o alquilar parte de él si te resulta una mejor opción para tus primeras veces en el agua. Esto ya es una cuestión de comodidad y de cuánto dinero te quieras gastar, aunque como siempre te recomendamos en este post, igual es mejor que en ciertos materiales no te dejes demasiado dinero hasta que no tengas la seguridad de que quieres seguir practicando esta actividad con asiduidad.

Pero lo que sí es básico es que lleves contigo ciertos materiales que son imprescindibles y a los que no debes renunciar ni en la primera ni en ninguna otra de tus inmersiones.

Vamos a centrarnos en el material básico para el buceo recreativo. Dicho esto, el equipamiento imprescindible que necesitas es irrenunciable, porque garantiza que puedas desarrollar la actividad con total seguridad para ti y para quienes van contigo en esta aventura. Además, no sólo debes conocer todos los elementos que necesitas sino que también es importante que sepas para qué sirve cada uno de ellos porque conocer su utilidad te puede salvar de situaciones comprometidas.

Yoigo Custom

Los expertos del equipo de buceo lo dividen en dos partes fundamentales: el equipo ligero y el equipo pesado o autónomo.

  • Equipo ligero: Es el equipamiento que se utiliza en el buceo de apnea. Está compuesto por la máscara de buceo, el tubo, las aletas, el traje de buceo y los escarpines.
  • Equipo pesado: Es el equipamiento que se usa en el buceo scuba. Está compuesto por el chaleco hidrostático, la botella, el regulador y el ordenador de buceo, entre otros elementos.

Hablamos de equipo de buceo ligero o pesado pero ambos son imprescindibles para una inmersión segura y no se puede renunciar a ninguno de los elementos básicos que componen este equipamiento. Todo el equipo de buceo te servirá para adaptarte al mundo subacuático y sentirte en él como pez en el agua -nunca mejor dicho-. Veamos a continuación qué es cada uno de esos elementos y para qué sirven y te darás cuenta que gracias a la tecnología se pueden conseguir niveles muy altos de calidad en algunos de esos accesorios.

Equipo de buceo ligero

El equipo ligero de buceo está compuesto por todo el material que te permitirá practicar buceo en apnea, es decir, mientras recorres distancias largas o desciendes a grandes profundidades. Veamos cuál es ese material que necesitas de una manera más detallada:

Máscara o gafas de buceo

Es uno de los elementos más importantes de tu equipamiento para practicar este deporte puesto que es el accesorio que te permitirá ver debajo del agua y evitar que tus ojos entren en contacto con el agua salada. Es imprescindible aislar tus ojos del contacto directo con el agua y procurar una correcta visibilidad para que tu buceo sea placentero pero, como ya sabes, no es un elemento que resulte cómodo si no se escoge el adecuado.

Procura que tu máscara de buceo sea de las que incluyen un espacio para la nariz, porque así te permitirá una correcta respiración. Además, tus gafas de buceo tienen que ser cómodas, fáciles de manipular, resistentes y con el diseño apropiado para que se ajusten a tu cara sin dejar pasar el agua. En el snorkel también se usa este accesorio aunque no se realice una inmersión profunda.

Hay una gran variedad de tipos y modelos de máscaras de buceo: de goma o silicona; de 1,2 ó 4 cristales, etc. ¿Qué requisitos debe cumplir una buena máscara de buceo?

  • Máscara de silicona antialérgica. Los bordes deben ser suaves y ajustarse bien a tu cara para no provocar irritaciones. La silicona es uno de los materiales más empleados porque su flexibilidad le permite ese ajuste que necesitamos.
  • Máscara de cristales. Quienes tengan problemas de vista pueden sustituirlos por vidrios con graduación (suelen ser los de dos cristales).
  • Correas. Deben ser fáciles de ajustar, preferiblemente de plástico y tener fijación de las hebillas para poder cambiarlas con agilidad.

Y, para sacarle el máximo provecho a tus gafas de buceo, éstas deben estar en buen estado. Eso se consigue con un correcto mantenimiento:

  • Lavarlas con agua dulce abundante.
  • Evitar que le dé el sol directamente.
  • Guardarlas en lugar fresco y seco.

Un truco es guardarlas con un poco de talco si no se van a usar en un período largo de tiempo.

Tubo de buceo o snorkel

Otro accesorio que debes llevar siempre para bucear es el tubo de buceo, que te permitirá respirar cuando estés en superficie con la cara dentro del agua. Así no tendrás que coger aire antes de entrar al agua ni utilizar una botella de buceo.

Se llama así porque se utiliza en el snorkel, una modalidad de buceo que no requiere de una inmersión profunda.

Obviamente, el tubo de buceo deja de ser útil si te sumerges por completo en el agua pero hay una forma de utilizarlo en el caso de tener que recorrer una larga distancia a nado y realizas una inmersión: utilizando escafandra autónoma.

Lo bueno del tubo de buceo es que te permite bucear durante un largo tiempo con poco esfuerzo. Lo malo, como ya hemos dicho, es que no permite una inmersión profunda porque el tubo ha de estar en la superficie para ser útil.

Este accesorio se utiliza acoplado a la máscara de buceo, por el lado izquierdo, y lleva una boquilla que se introduce en la boca y se adapta a los dientes para evitar que se mueva o que entre agua. Suele medir unos 40 centímetros (no es extremadamente largo) y, como con la máscara de buceo, su correcta conservación nos permitirá aprovecharlo más tiempo. Lávalo con agua dulce abundante y guárdalo con talco en su interior cuando vayas a estar sin usarlo un largo tiempo.

Aletas de buceo

Este elemento nos sirve para desplazarnos mejor en el agua. Moverlas nos ayuda a impulsarnos con menor esfuerzo y a mayor velocidad. Esto nos permitirá también no gastar más aire de la cuenta ni realizar un esfuerzo que nos obligue a abandonar la actividad antes de tiempo.

Existen diferentes modelos de aletas de buceo en el mercado:

  • Aletas de zapatilla cerrada, que abarcan desde el talón.
  • Aletas de talón abierto, que permiten una mejor adaptación al pie.
  • Aletas altas, que se ajustan al tobillo.

Ya vimos más detalladamente en este blog que hay aletas calzantes o cerradas, útiles para aguas cálidas, y aletas regulables, que son más versátiles pero que siempre debes utilizar con escarpines.

¿Qué aletas son buenas para bucear? Las de mayor rigidez, con suficiente anchura y longitud. Eso permite un mejor desplazamiento pero, por supuesto, elige unas que se ajusten bien a tu pie y que sean cómodas para ti.

En cuanto a su mantenimiento, procura lavarlas abundantemente con agua dulce y guardarlas en un lugar fresco y seco.

Traje de buceo

El traje de buceo tiene como objetivo aislarte y protegerte de la hipotermia. El cuerpo humano no está adaptado al medio acuático y estar durante horas en el agua puede pasar factura, por eso hay que estar bien ‘abrigado’. Además, su material protege también del contacto con animales y rocas, para evitar rozaduras e irritaciones innecesarias. Dependiendo del tipo de buceo que practiquemos, hay casos en los que no es totalmente indispensable. Pero, por lo general, el traje es esencial para el buceo.

Generalmente está hecho de neopreno por ser el material más adecuado para que no se produzca una pérdida de temperatura corporal, para evitar rozaduras, picaduras y otro tipo de heridas y para poder desplazarte con ligereza y comodidad en el agua.

Un poco más adelante veremos con más detalle que no todos los trajes son iguales ni ofrecen las mismas prestaciones.

Escarpines

Los escarpines son unos calcetines o botas hechos de neopreno que aíslan los pies del frío y, de paso, permiten que las aletas se ajusten de una manera más cómoda al pie.

Los hay de diferentes tipos: con suela o sin suela, con cremallera o sin ella…

Los escarpines también permiten caminar de manera cómoda y segura hasta el lugar de la inmersión sin tener que hacerlo descalzos.

Equipo de buceo pesado

El equipo de buceo pesado es el que está compuesto de todos esos elementos que te permiten practicar buceo scuba, que es el que consiste en el almacenamiento de aire a presión en una botella que transporta el propio buzo, quien va respirando ese aire. De hecho, scuba es la abreviatura en inglés de self contained underwater breathing apparatus (aparato de respiración submarina autónomo). ¿Qué elementos necesitas para bucear en este caso?

Chaleco hidrostático

El chaleco hidrostático, también conocido como chaleco de buceo o jacket, es un chaleco con un arnés que se utiliza para transportar la botella de aire que nos ayudará a respirar. Tiene una cámara de aire que ayuda a mantener la flotabilidad dentro del agua.

Este elemento se utiliza para el buceo scuba o con escafandra autónoma pero no en el snorkel.

Además de la botella, en el chaleco también se llevan otros elementos del equipo de buceo como el regulador o un cinturón de lastre, aunque muchos chalecos ya traen incorporado este último accesorio.

Este elemento se coloca por encima del traje de buzo y está compuesto por una bolsa o saco donde se almacena el aire, una tráquea por donde inflar y desinflar el chaleco y válvulas de desinflado y de seguridad.

Cuando el cinturón de lastre tiene menos plomo y el chaleco menos aire el buceador podrá descender con mayor facilidad. En caso contrario, para subir, lo que debes hacer es llenar el chaleco de aire.

Cuida también tu chaleco de buceo con un correcto mantenimiento para que todo su mecanismo funcione correctamente.

Botella

La botella es un elemento imprescindible para practicar buceo scuba. Con ella podrás respirar bajo el agua. También se le llama tanque o bombona y está fabricada de acero y aluminio, por lo general. Dentro se encuentra comprimido el aire que nos permitirá realizar la actividad en condiciones de seguridad. Además, tiene una o dos aberturas donde se fija una válvula, un grifo que controla la apertura o cierre de la botella y la salida al regulador.

Hay varios tipos de botellas de buceo, con capacidades de entre 5 y 18 litros y con presiones de trabajo que van desde los 230 a los 300 bares.

Es muy importante que las botellas de oxígeno se sometan a revisiones periódicas para comprobar si se encuentran en buen estado, recuerda que tu vida puede depender de ello. No deben sobrepasar nunca la presión de carga ni estar expuestas a altas temperaturas. Y todas las botellas de buceo deben estar perfectamente etiquetadas, con información como su capacidad, presión, fabricante o última fecha de revisión, entre otros datos.

Regulador

El regulador es un elemento que disminuye la presión del aire almacenado en la botella de buceo. De esta manera te hace posible poder respirar ese aire durante tus inmersiones.

Va conectado a la botella y los hay que miden la presión e incluso pueden tener una brújula.

Está formado por dos sistemas secuenciales conocidos como etapas:

  • Primera etapa. Está conectada directamente a la botella y disminuye la presión de alta a intermedia. Nos indica en cada momento la presión de aire que hay dentro de la botella.
  • Segunda etapa. Regula el flujo de aire desde la cámara de presión intermedia hasta tu boquilla. Así, el aire llega a ti a presión ambiente. Está formada por la boquilla principal y el octopus (boquilla de emergencia) y por la manguera que infla el jacket.

Ordenador de buceo

El ordenador de buceo es el elemento que nos permite controlar la profundidad a la que nos encontramos y el tiempo que podemos estar dentro del agua. En función de su calidad y de lo novedoso que sea, puede incluso aportarnos otros datos importantes como la temperatura del agua, el tiempo que disponemos si volvemos al agua o incluso cuánto tiempo debemos estar sin volar en avión.

Lo esencial es que calcula en tiempo real el perfil de tu inmersión y te alertará en caso de que te acerques a los límites de seguridad. Es un accesorio imprescindible para poder optimizar tu inmersión y disfrutarla al máximo de una manera segura.

Tipos de trajes de buceo

El traje de buceo es un elemento indispensable cuando se practica este deporte, pero hay diferentes tipos para elegir. En esta elección, el criterio debe ser el uso que vayas a darle, pero también otras características. Por eso, vamos a conocer cuáles son las opciones para que puedas decantarte por el más adecuado para ti en cada ocasión.

Traje húmedo

Es el traje de buceo más utilizado. Está hecho de neopreno, con un espesor de entre 0,5 y 8 milímetros. Su principal cualidad es que deja pasar el agua y lo atrapa entre el traje y el cuerpo, lo que hace que éste se caliente, creando una barrera térmica entre la piel y el exterior. Así se evita pasar frío.

Es un tipo de traje que se ajusta al cuerpo por completo, con un material espumoso y resistente, y que puede ser largo o corto y en una o dos piezas.

Traje seco

Es el que se utiliza en el buceo cuando las temperaturas son muy bajas. Son los buceadores más experimentados, los que se atreven con aguas muy frías e inmersiones muy largas, los que más recurren a este tipo de traje. Si practicas o pretendes practicar buceo todo el año, es el traje ideal porque te servirá para el invierno.

Sin embargo, este traje es menos resistente que el traje húmedo y también requiere de un mantenimiento más especial y es algo caro porque es más eficaz que el traje húmedo.

El traje seco de buceo cuenta con ajustes estancos en los tobillos, muñecas y cuello y con un cierre especial que evita la entrada de agua.

Traje semi-seco

Es un traje de buceo que protege más que el traje húmedo pero no llega a ser tan aislante como un traje seco. Combina propiedades de ambos modelos y se diferencia de los anteriores, principalmente, en las costuras, las juntas y la cremallera. Es por ahí por donde permite menor flujo de agua, lo que hace que el agua se mantenga más tiempo en el traje y, por tanto, con el cuerpo caliente.

El traje de buceo también requiere de cierto mantenimiento para que se conserve en buenas condiciones. Para ello, lávalo con agua dulce tras cada uso, sécalo a la sombra y lejos de la luz solar y guárdalo colocado en una percha para evitar que se le formen pliegues que puedan estropearlos e incluso provocar su rotura.

Otros accesorios recomendados

Todos estos elementos que hemos visto son básicos para el buceo y tienen que formar parte de tu equipamiento si quieres disfrutar de verdad de este deporte con total seguridad.

Pero, además de estos accesorios, hay otros que también podrías llevar contigo y que harían todavía más completa y placentera tu aventura. No nos vamos a detener demasiado en ellos pero recuerda que te pueden resultar muy útiles en determinadas situaciones:

  • Guantes de buceo para proteger tus manos del frío y para evitar heridas.
  • Chaquetilla térmica de neopreno, que puedes llevar por dentro del traje de buceo para tener una temperatura más agradable.
  • Elementos para iluminar como linternas o focos.
  • Avisadores acústicos como silbatos.
  • Accesorios de supervivencia como cuchillo, brújula, reloj, manómetro, una boya inflable, etc.
  • Lastre o pesos, que son las pastillas de plomo que se suelen llevar en el cinturón.

Todos estos elementos van encaminados a garantizar tu seguridad y tu comodidad durante tus inmersiones. Eso hará que disfrutes mucho más de la experiencia.