¿Te gusta el rafting y el descenso en canoa, piragua o kayak? Entonces posiblemente te suene el Descenso del Sella, un evento deportivo que se celebra cada año a primeros de agosto en Asturias. Y que reúne a deportistas y curiosos venidos de todas las partes del mundo.

Yoigo Escritorio

En la entrada de hoy vamos a hacer un breve resumen de la historia del certamen. Veremos las principales características de la competición, sus categorías y todo lo que puedes hacer durante estos días. ¡Comenzamos!

Historia del descenso

El Descenso Internacional del Sella es algo más que una simple competición. Para entender su importancia, hemos de remontarnos a 1929. Hace 90 años, Dionisio de la Huerta y un grupo de amigos realizaron una excursión en piragua a través del río Piloña. Con un trayecto de 5 kilómetros comprendido entre Coya e Infiesto.

Tardaron unas 7 horas en completarlo, sin saber que de esa forma estaban poniendo las primeras piedras para una de las competiciones internacionales más populares del momento. En 1932 se cambia al trazado actual, que transcurre entre Arriondas y Ribadesella. Una tradición que se ha perpetuado hasta nuestros días, a excepción de los años que rodean a la Guerra Civil.

Al principio, solo podían competir deportistas asturianos. Pero muy pronto, en 1935 el descenso aceptó a participantes venidos de toda España. Tras un paréntesis de 8 años, en 1951 el Descenso del Sella vuelve con fuerzas renovadas. Además, algunos piragüistas, sobre todo portugueses e italianos, habían oído hablar del mismo y deciden sumarse. Siendo la primera edición internacional que se conoce.

A partir de aquí, su fama solo hizo aumentar. En la actualidad, el Descenso Internacional del Sella se considera el certamen de piragüismo más prestigioso que existe.

Yoigo Custom

Competición

En la edición del pasado 9 de agosto participaron casi mil piragüistas venidos de todas las partes del mundo. Cada grupo partió de uno de los puestos adjudicados por sorteo a las 12 del mediodía. Y las embarcaciones debían estar en la orilla una hora antes para que los jueces pudieran inspeccionarlas.

Antes de comenzar, se cantaron algunos versos tradicionales, como “Guarde el público silencio” y “Escuche nuestra palabra”. A continuación, todas las embarcaciones salieron de sus puestos y remaron durante 20 kilómetros desde Arriondas a Ribadesella. Con excepción de algunas categorías menores, que acaban 5 kilómetros antes en Llovio.

Un recorrido con un paisaje que quita el aliento. En todo momento acompañado por una caravana de vehículos en la carretera. ¡Y los gritos del público animando! Por lo tanto, aunque no vayas a realizar el descenso, visitar Sella durante primeros de agosto te permitirá vivir una experiencia totalmente distinta.

El Descenso Internacional del Sella se considera el certamen de piragüismo más prestigioso que existe. Clic para tuitear

Categorías

El Descenso del Sella está formado las categorías Masculina, Femenina y Mixta. Las dos primeras están divididas en Senior, Sub 23, Junior, Cadetes, Veteranos de hasta 50 años y Veteranos de más de 50 años. La categoría masculina, además, incluye los Veteranos de 50 a 60 años, Veteranos de 60 a 70 años y Veteranos de más de 70 años. En cuanto a la categoría mixta, se dividen entre Senior y el resto.

Como hemos comentado anteriormente, algunas categorías acaban en el Puente de Llovio, 5 kilómetros antes del trayecto original. Es el caso de Cadetes, Veteranos de más de 50 años o las piraguas mixtas.

Vive una experiencia única

Aquellos que no participen pueden disfrutar del increíble ambiente que se respira en las calles. Seguir el evento desde la orilla o degustar alguno de los platos de la gastronomía local. Merece la pena probar el pote asturiano, las chuletas a la brasa o las angulas a la cazuela. Sin perder de vista los bombones de cabrales o las manzanas asadas con chocolate.

Cuando finaliza el descenso, la fiesta de las piraguas se traslada hasta los Campos de Ova. Donde tiene lugar la entrega de premios y se lleva a cabo una multitudinaria comida al aire libre. Amenizada por la música o las danzas populares. Y por supuesto, no puede faltar la sidra asturiana. Si todavía te quedan ganas de más, en Ribadesella las verbenas y bares están abiertos durante toda la madrugada.