Si hace un tiempo os hablábamos de qué eran los rodamientos del skate y de los distintos tipos de ABEC que podemos encontrar, en esta ocasión toda profundizar un poco más sobre el tema. Si adquiristeis nuevos rodamientos de skate en función a lo que os enseñamos en el otro post, a estas alturas estaréis deseando saber cómo cuidarlos. Mantener los rodamientos en perfecto estado es la mejor forma de alargar su vida y de que nuestra experiencia skater no se resienta. Por eso hoy, en Deportes Riesgo, os dejamos los mejores consejos para que los mantengáis en perfecto estado de revista.

Que si los cambiáis sea porque los tenéis trilladísimos de verdad o porque buscáis algo mejor, ¡no por que no hayáis mantenido una buena rutina de cuidados con ellos!

Puesta a punto, ¿qué necesitas?

Si desconoces la importancia de los rodamientos en el skate, lo más normal es que no caigas en preocuparte por ellos hasta que tu tabla o tus patines vayan arrastrándose. Los rodamientos son la pieza metálica del interior de las ruedas que permite que estas giren a una velocidad adecuada. Cierto, hay que cambiarlos cada cierto tiempo, pero si aprendemos a mantenerlos y ponerlos a punto, lo haremos más tarde, con el ahorro que ello conlleva. ¿De verdad una pieza tan pequeñita puede fastidiarnos tanto la experiencia skater? Para que os hagáis una idea, sin rodamientos no habría skate, así que menos broma con ellos.

Ahora bien, a la hora de ponernos manos a la obra necesitamos una serie de herramientas y productos que son absolutamente vitales para ello. ¿Conviene hacer este gasto en vez de poner unos rodamientos completamente nuevos? ¡Desde luego que sí! Puede que un cambio de rodamientos no os suponga un gasto excesivo, pero os aseguramos que cuanto llevéis cuatro, diez o dieciocho la cosa cambiará bastante. Además, la puesta a punto de estos elementos no os llevará más que unos minutos cada vez, sobre todo si la convertís en una rutina tras cada sesión de patinaje.

Pero dejémonos de cháchara y vayamos al grano, ¿qué necesitamos para tener nuestros rodamientos en perfecto estado de revista?

  • Una llave para poder apretar y aflojar la tuerca.
  • Lubricante.
  • Una cuchilla bien afilada.
  • Trapos viejos o papel resistente.
  • Disolvente y un poco de agua.

Como veis, no necesitaremos nada excesivamente complicado de encontrar. Ya os hemos dicho que la cosa no os llevará más que unos minutos. De hecho, si procuráis tener todos estos elementos en un mismo sitio, como una caja de herramientas, perderéis menos tiempo aún cuando os pongáis manos a la obra.

Yoigo Custom

¿Cómo limpiar los rodamientos?

Limpiar los rodamientos de skate no es complicado, pero sí laborioso. No importa que sean de acero, swiss o full ceramic, siempre hay que limpiar y engrasar, ¡así que vemos cómo hay que hacerlo!

  1. Lo primero que debemos hacer es utilizar la llave para aflojar las tuercas y sacar las ruedas de la tabla o los patines.
  2. Hay que ser precavidos con las piezas pequeñas. Por ejemplo, en esta operación hay que prestar una especial atención a las arandelas para que no se pierdan.
  3. Toca ahora extraer los rodamientos de la pieza de nuestro skate en el que están insertados. En caso de tener separadores entre rodamiento y rodamiento, conviene tenerlos controlados también. ¿Lo mejor? Ir colocando todos los elementos iguales en grupos, así no habrá ningún problema a la hora de volver a montarlo todo.
  4. Lo normal es que los rodamientos, ya por fuera, tengan grasa, polvo y demás suciedad. Antes de seguir, lo primero que debemos hacer es limpiarlos con los trapos o el papel.
  5. ¿Los tenemos ya? Entonces toca abrirlos, con la ayuda de una cuchilla y con mucho cuidado. Para limpiarlos por dentro lo único que tenemos que hacer es meterlos en un recipiente con agua y jabón y agitarlos un poco para que llegue a todos los rincones.
  6. Lo ideal es que los dejéis secar unas cuantas horas, pero podéis ayudaros de trapos limpios para aseguraros de que todo está ok.
  7. Una vez secos, llega el turno del aceite que hayáis elegido. Lo venden en cualquier tienda de skate, así que preguntad sin problema. Hay que aplicarlo en el interior y hacer girar los rodamientos de skate para que quede bien repartido.
  8. Ya solo nos faltará poner las tapas (si son metálicas ya no podréis) y volver a montarlo todo, ¡listos para otra aventura!

¿Cada cuánto tiempo debes hacerlo?

La limpieza que os hemos propuesto en el apartado anterior sería la ideal tras cada sesión de skate, pero entendemos que no siempre hay tiempo, así como que no siempre es necesario tal nivel de detalle. ¿Por qué? Pues porque el mantenimiento de nuestros rodamientos de skate dependerá en gran medida del uso que les demos y el lugar en el que practiquemos nuestro hobby favorito. Eso sí, no hay que dejar por nada del mundo que sea nuestro skate el que no deje notar que va haciendo falta una puesta a punto.

Si llevamos mucho sin utilizar nuestro equipo de skate, antes de volver a usarlo tendremos que darle una buena vuelta. ¿Y si lo revisamos antes de guardarlo? Dependerá de en qué condiciones lo guardamos. Si ha estado expuesto al polvo no hay tutía, nos toca volver a limpiar y engrasar. Sin embargo, si lo envolvimos bien o lo guardamos en una caja bien cerrada, es posible que podamos ahorrarnos este paso para más adelante.

¿Entonces cada cuánto tiempo hay que poner a punto los rodamientos de skate? Nosotros lo haríamos, como mínimo, de forma semanal, y lo ideal es que nunca pase más de un mes. Tal y como os hemos dicho un poco más arriba, más que el tiempo que pase, la limpieza dependerá de las condiciones en las que utilicemos nuestro equipo. De todos modos, sea cuando sea, ya habéis visto que se trata de algo sencillísimo que no os robará mucho tiempo. ¡No dejéis que la pereza os cueste tener que cambiarlos más a menudo con el gasto de dinero que ello conlleva!