Cuando preparamos nuestras jornadas de aventura en la naturaleza y preparamos todo el equipo que tenemos que llevar para disfrutar de nuestro deporte favorito con todas las garantías de seguridad, no podemos olvidar que un elemento importantísimo son nuestras gafas de escalada. Porque ya sabemos que no nos valen unas gafas de sol cualquiera para este tipo de situaciones.

En este caso, las gafas de escalada están pensadas con un diseño que nos permitirá poder mirar hacia arriba cuando nos estemos enfrentando a la pared sin tener que levantar la cabeza porque funcionan con un prisma inclinado que se refleja en la lente y permite tener controlada la situación en todo momento.

Hay muchas razones que hacen que unas gafas especiales de escalada sean indispensables. Verás que no te valen otro tipo de gafas para esta situación porque no te van a proteger igual ni, por supuesto, te van a ofrecer las mismas prestaciones.

  • Las gafas de escalada evitan la tensión en el cuello de tener que estar levantando la cabeza constantemente.
  • La posición de la mirada es siempre hacia el frente, lo que resulta más cómodo y evita distracciones del asegurador.
  • Tendrás una visión nítida e incluso con un ligero aumento para ver con claridad todos los movimientos.
  • Podrás ver todo lo que ocurre a tu alrededor sin tener que quitarte las gafas.

Son sólo algunas de las razones por las que es recomendable utilizar unas gafas de escalada pero ¿sabes en qué fijarte a la hora de comprarlas? Te lo contamos aquí.

Características a tener en cuenta en la elección

Nuestra visión es una parte esencial durante nuestras jornadas de escalada y eso significa que también nuestros ojos sufren las consecuencias del esfuerzo. El desgaste es importante porque se nos reflejan los rayos del sol constantemente y realizamos mucho movimiento para mirar a todos lados, lo cual nos causa fatiga. Por eso, unas gafas de escalada adecuadas pueden ayudarnos a mitigar todas esas molestias añadidas y, por supuesto, a evitar los daños a largo plazo que eso puede provocar porque tu visión se desgasta y deteriora al soportar los rayos UV e incluso destellos de luz potentes, como cuando hay nieve.

Comprar unas gafas de escalada tiene una serie de ventajas importantes respecto a otro tipo de gafas convencionales:

Yoigo Custom
  • Tu rango de visión será mayor, incluso aunque te enfrentes a una situación atmosférica con niebla o nieve.
  • Tu cuello se resentirá menos porque no tendrás que realizar posturas tan incómodas ni tensiones añadidas para mirar hacia arriba.
  • Tendrás una protección solar adecuada y segura para tus ojos y ante otros agentes externos.

Nuestro consejo es que, a la hora de comprar unas gafas de escalada, te fijes bien en los siguientes elementos:

Materiales

La montura de tus gafas de escalada debe ser cómoda. Hay materiales como las siliconas que hacen que se adapten de una forma más confortable a nuestra cara, nariz, orejas y, por supuesto, ojos.

Así, a la hora de decantarte entre plástico o metal, has de saber que las primeras tienen mayor durabilidad pero también son más incómodas.

Tipo de prisma

Las gafas de escalada con prismas grandes te van a dar mayor campo de visión y eso reducirá tu sensación de mareo, aunque también es verdad que las gafas de prisma más pequeño son también menos pesadas.

Peso

Es importante que elijas el tamaño adecuado para tus gafas de escalada, que no estén muy ajustadas ni muy holgadas, y también que sean ligeras porque vas a llevarlas puestas durante un largo rato y eso luego te puede pasar factura en la nariz y detrás de las orejas. Te acabamos de decir que esto también depende del tamaño del prisma: si es más grande, pesará más, obviamente.

Lentes

Elegir bien tus gafas de escalada también implica que te fijes en cómo es su lente. No sólo vale con que te dé protección solar, también debe permitirte un buen ángulo de visión.

La suerte es que cada vez fabrican mejores gafas de escalada que reúnen todas las características de mejora que nos permiten disfrutar de nuestro deporte preferido sin tener que gastar un dineral en equipamiento. Aunque, en casos como éste, sabiendo que la protección de nuestros ojos es muy importante, es mejor apostar por calidad antes que por ahorro. Tus ojos lo agradecerán a la larga, sobre todo si practicas con frecuencia.

Diferencia entre gafas para asegurar y de montaña

Una de las dificultades de la escalada es que trepar por la pared implica tener que asegurar ‘el terreno’ y que la persona que está abajo se ve obligada en todo momento a forzar el cuello para mirar hacia arriba. Eso implica el peligro del sol, el polvo y las piedrecitas que se desprenden. Eso es lo que se trata de corregir cuando se utilizan las gafas de escalada.

¿Te valen unas gafas de montañismo? Ciertamente, no. Las primeras cuentan con unos prismas que aumentan tu campo de visión y te evitan mirar constantemente a todos lados. Ya hemos hablado de todas las razones por las que unas gafas de escalada no son igual de efectivas que unas gafas de sol cualquiera y esto vale también para otros deportes, que por sus características intrínsecas requerirán de un tipo de material más específico, pensado para las situaciones a las que se enfrenta el deportista en cada caso.

Las gafas de montaña no te protegen de ese movimiento constante ni te cubren esa necesidad de tener un campo de visión tan amplio (sobre todo hacia arriba), sino que simplemente te protegen de manera especial frente a los rayos solares y de los fuertes reflejos de la nieve.

Por eso, las gafas de montaña suelen llevar las lentes tintadas, ser fotocromáticas y estar polarizadas. En este caso, la exposición a la nieve juega un papel importante en la fabricación de este tipo de gafas protectoras, ya que los pequeños cristalitos producen un efecto espejo que puede resultar muy dañino para la vista, especialmente en los días de sol, aunque siempre habrá algún rayo suelto que nos pueda hacer mucho daño.