No siempre es sencillo elegir el mejor manillar para tu MTB porque son muchas las cuestiones que hay que tener en cuenta pese a que parece un elemento tan básico de tu bicicleta. Aquí te hablamos de algunos factores que no puedes pasar por alto.

Tipos de manillar

El manillar es un componente importante cuando se utiliza bicicleta de montaña porque nos ayuda a controlar los movimientos. Por eso es muy importante elegir bien el manillar de nuestra MTB, ya que no todos son iguales ni tienen las mismas características o prestaciones.

Lo primero que debes saber es que existen dos tipos de manillar: manillares planos o manillares de doble altura.

Manillares planos

Los manillares planos o rectos son de forma sencilla y tienen una sección recta. Son los que más se utilizan para las bicicletas de montaña.

¿Qué características tiene?

  • Te permiten una única posición de las manos.
  • Son ligeros, compuestos por materiales como aluminio o carbono.
  • Suelen tener una anchura de 600 mm como máximo.
  • Ofrecen un excelente control y maniobrabilidad.
  • Con el uso de este manillar, el ciclista adopta una postura ligeramente inclinada hacia el frente.

Manillares de doble altura

Los manillares de doble altura tienen una sección recta en su parte media que tiene un ligero doble que le da una variación de altura. También son muy comunes en las bicicletas de montaña.

Yoigo Custom

¿Qué características tiene?

  • Se utilizan en bicicletas que son más bajadoras.
  • Se consigue una postura más erguida sobre la bicicleta, por lo que se aumenta el control en las bajadas.
  • Suelen ser manillares más pesados y más anchos que los planos.
  • Pueden llegar a medir incluso 750 mm de ancho.
  • Están fabricados en aluminio o en carbono.
  • Ofrecen un buen control y maniobrabilidad.
  • También ofrecen una única posición de manos, aunque se puede ajustar la altura y la distancia jugando con la orientación del doblez.

Tamaño de los manillares

El tamaño del manillar es clave a la hora de decantarse por uno u otro para nuestra bicicleta de montaña. En los últimos años, el tamaño de los manillares ha aumentado considerablemente en prácticamente todas las disciplinas del ciclismo.

¿A qué se debe? Básicamente a que, cuanto más ancho sea el manillar, mayor estabilidad experimentarás sobre la bicicleta.

Esto también tiene sus inconvenientes porque, si es demasiado grande, tu agilidad disminuye en los cambios de dirección o en las esquinas muy cerradas, por ejemplo.

Por tanto, el manillar de tu bicicleta tiene que ser ancho pero sin pasarse. Para que te hagas una idea, tiene que haber una proporción entre tu altura y el tamaño del manillar. Si eres más bajito, lo adecuado será utilizar un manillar más estrecho, de forma que tus brazos no estén estirados sino ligeramente doblados.

Antes los manillares tenían una anchura máxima de 600 mm, pero con la aparición de las bicicletas de 27,5 y 29 pulgadas eso cambió porque al tener unas ruedas de mayor diámetro se requerían manillares más anchos para tener un mejor control de la bicicleta. Así, los manillares en las bicicletas de 29 pulgadas pueden llegar a medir hasta 720 mm.

Elección en base al tipo de ruta o uso

Elegir un manillar de MTB u otro también depende del tipo de rutas a las que normalmente te enfrentes cuando subes a tu bicicleta. Ya sabes que un manillar más ancho da mayor estabilidad y un mejor manejo, pero un manillar más estrecho te permite una respuesta más rápida si tienes que cambiar de dirección, sobre todo, en espacios estrechos.

Cuando eliges un manillar para tu bicicleta de montaña tienes que tener en cuenta cómo es tu bicicleta, cómo es tu cuerpo, cuál es tu estilo de conducción y qué disciplina de MTB sueles practicar porque, en función de eso, tendrás que elegir un tipo de manillar u otro.

Senderismo

Para esta disciplina, la anchura del manillar aconsejable es de entre 650 y 710 mm y mejor optar por un manillar de doble altura con una elevación de entre 10 y 15 mm. Así consigues una buena combinación entre respuesta rápida y estabilidad de tu bicicleta.

Cross country

Para las rutas XC son mejores los manillares planos o con poca elevación (10 mm como máximo) y una anchura de entre 600 y 680 mm que te permitan una conducción más agresiva.

All mountain

Un manillar de entre 700 y 800 mm de ancho con elevación de entre 10 y 25 mm es ideal para mantener el equilibrio y una posición cómoda que te permita practicar mejor el descenso.

Enduro

Por lo general, basta con un manillar de 800 mm de ancho que tenga una elevación de entre 10 y 25 mm, pero si quieres arriesgar en esta disciplina, también puedes optar por un manillar plano.

DH/Freeride

La anchura del manillar en este caso debería ser mayor de 750 mm para tener mayor estabilidad en las zonas más complicadas y mejor un manillar de doble altura con elevación de entre 20 y 40 mm para tener una posición más segura cuando la pendiente sea más pronunciada.

Forma

Hemos visto que los tipos de manillares de MTB más frecuentes son los planos o los que tiene doble altura, pero en este segundo caso, cuando el manillar tiene elevación (rise), los puedes encontrar con al ángulo hacia atrás (backsweep) o hacia arriba (upsweep).

En función de la anchura de tus hombros o de la posición en la que conduzcas podrás elegir una categoría u otra.

  • Rise: Cuanto mayor sea el diámetro de este tipo de manillar, más alta será la posición en la que te coloques.
  • Backsweep: La curva hacia atrás ayuda a encontrar una posición más natural de las manos en el manillar.
  • Upsweep: Si tu posición natural tiende a colocarse hacia arriba, este tipo de manillar será el que más te interese.

Como ves, son muchos los elementos que debes tener en cuenta a la hora de elegir el manillar más adecuado para tu MTB. Debes considerar el diámetro, el largo, el ancho, la elevación y hasta el material en el que está fabricado. Todo cuenta para que tu experiencia sobre la bicicleta sea mejor o peor.