Las gafas fotocromáticas han supuesto un importante avance en el mundo del ciclismo. Estas lentes se adaptan a la perfección a la luminosidad del entorno. Por lo que disfrutaremos de una visión perfecta de la carretera y aumentaremos nuestra seguridad.

yoigoescritorio

En la entrada de hoy vamos a hablar de las gafas de ciclismo fotocromáticas. Veremos cómo funcionan, las ventajas que tienen y acabaremos con algunos de los mejores modelos que puedes encontrar en el mercado.

¿Cómo funciona una gafa fotocromática?

Las lentes de estas gafas se someten a un tratamiento con cloruro de plata o cobre. Esta sustancia reacciona a los rayos UV del sol, provocando que se oscurezcan o aclaren en función de la luz natural. No funciona con luz artificial, por lo que debes estar al aire libre.

Por lo demás, cuentan con un diseño ergonómico como el resto de gafas de ciclismo, para así garantizar un ajuste cómodo y seguro. Son ligeras, resistentes y duraderas. Tus mejores compañeras de viaje cuando sales a practicar tu deporte favorito.

Ventajas de las gafas fotocromáticas

La principal ventaja de las lentes fotocromáticas es que con un solo juego de gafas estarás preparado para circular en cualquier condición de luminosidad que haya en el ambiente. No tendrás que perder tiempo en cambiarlas, motivo por el cuál casi todos los corredores profesionales las utilizan.

Comprar unas gafas de ciclismo fotocromáticas te permitirá ver mejor en tramos de escasa iluminación, como por ejemplo los túneles. Y también previenen los deslumbramientos cuando el sol escapa entre las nubes.

Yoigo Custom

 

Si sales con frecuencia a montar en bicicleta, sabes de sobra que las condiciones atmosféricas pueden cambiar en cuestión de minutos. Por lo tanto, es necesario ir siempre preparados. Las gafas fotocromáticas están diseñadas para ahorrarte todos estos problemas, aumentar tu seguridad y evitar posibles accidentes.

Descubre aquí las mejores gafas de ciclismo fotocromáticas Clic para tuitear

Mejores gafas de ciclismo fotocromática

A continuación, vamos a ver las mejores gafas de ciclismo fotocromáticas que existen en 2019.

Oakley Radar EV Advancer

Resultado de imagen de Oakley Radar EV AdvancerOakley es una de las marcas de referencia en gafas de ciclismo. El modelo Oakley Radar EV Advancer incluye modificaciones en el anterior diseño de la gama. E incorpora nuevos materiales avanzados para aumentar su rendimiento. Llama la atención el puente para la nariz, con una tecnología antivaho que es muy efectiva.

Estas gafas tienen una forma más angulada que sus predecesoras y aumentan de tamaño. Mantienen el mismo tipo de marco, que es muy sólido y no se romperá al caerse o golpearse. También tenemos la opción de elegir lentes con tecnología Prizm, que es el sistema fotocromático exclusivo de Oakley. ¿Su precio? Sobre los 130 euros.

Resultado de imagen de Uvex Sportstyle 802

Uvex Sportstyle 802

Estas gafas son fotosensibles y se oscurecen dependiendo de la luz ambiental. Para así garantizar una visión óptima que nos permita controlar todo lo que ocurre en la carretera. Cuenta con sistema único que evita la aparición de vaho en el interior y protegen las lentes contra el rayado.

El puente nasal es cómodo y flexible, con unas patillas que se ajustan a la perfección y un peso de apenas 20 gramos. Todos los productos de Sportstyle han pasado los más rigurosos controles de seguridad. Garantizan una visión nítida y protegen por completo de los rayos ultravioletas. Cuestan alrededor de los 70 u 80 euros en las principales tiendas online como Amazon.

Shimano Equinox 3 PH

Resultado de imagen de Shimano Equinox 3 PHY acabamos la entrada de hoy con Shimano Equinox 3 PH. Unas gafas de ciclismo fotocromáticas con una relación calidad precio sin competencia en el mercado. La montura está fabricada con grilamid TR90, un material que destaca por ser resistente y ligero. Y aunque el diseño es bastante anguloso, nos permite una visión perfecta.

El puente de la nariz y los extremos de las patillas están recubiertos con goma antideslizante. De esta forma, se ajustan a la perfección a nuestra cara y evitamos que las gafas se caigan por el sudor. Y por supuesto, no tendremos problemas con los cambios de luz, nubosidad o deslumbramientos. Las puedes encontrar a partir de los 70 euros.