El BMX nació como una disciplina en tierra. Pero muy pronto evolucionó hacia nuevas variantes como el freestyle, por lo que el diseño de las bicicletas cambió por completo. Eran menos veloces pero también más resistentes. Dejando atrás los materiales ligeros como el aluminio que caracterizan a las bicis de cross convencionales. Para utilizar en su lugar el cromolio y otras aleaciones que son capaces de soportar sin problemas los golpes.

yoigoescritorio

¿Quieres saber más sobre este tema? En la entrada de hoy vamos a hablar del BMX. Analizaremos la llegada de este deporte extremo como disciplina olímpica. Y las diferencias que hay entre los circuitos de motocross y de race. ¡Comenzamos!

¿Qué es el BMX?

El BMX (Bicycle Moto Cross) tiene su origen en la California de la década de los 70 del siglo pasado. Cuando los jóvenes imitaban las acrobacias de las grandes figuras del motocross con sus bicicletas. Durante los 80, este deporte de riesgo a pedales se popularizó y comenzó a extenderse por todo el mundo. De esta manera, surgieron las distintas variantes como el Race y el Freestyle.

El BMX Race se centra en carreras en circuitos de tierra que se llevan a cabo en pistas de 350 a 500 metros. Repletas de complicadas curvas y saltos que quitan el aliento. Por su parte, el Freestyle se basa en hacer trucos alucinantes. Y se divide a su vez en varias categorías como el Street, Jump, Vert, Flatland o Park.

Circuitos de Motocross: características

El Motocross es un deporte de riesgo que se realiza con motos de enduro o todoterreno en circuitos cerrados. Están diseñadas para soportar el barro y desplazarse por tierra, con una potencia que está en torno a los 125 o 250 cc. En general, son bastante ligeras y más cómodas de maniobrar que otras motos de mayores dimensiones.

Los circuitos de Motocross tienen una longitud entre 1,5 y 2,5 millas, como es el caso de la pista de carreras de Yarnell. Los corredores deben completar un total de 5 vueltas y aquel que consiga el mejor tiempo se convierte en el ganador. También existe la variedad del Supercross, que se desarrolla en un estadio frente al público. Y sus recorridos son bastante más cortos, en torno a los ¾ de milla.

Yoigo Custom

La resistencia física es uno de los elementos indispensables para practicar este deporte. Que para muchos especialistas es el más exigente del mundo. Es necesario entrenar en el gimnasio con frecuencia y desarrollar nuevas habilidades técnicas. Solo así podrás realizar increíbles saltos, acrobacias y otras maniobras arriesgadas.

BMX como deporte olímpico

Los deportes de aventura están experimentando un considerable auge en los últimos años. Las instalaciones para practicarlos se han convertido en algo habitual en nuestros escenarios urbanos. Y cada año que pasa congregan a más fans que siguen las retransmisiones y hablan sobre el tema en las redes sociales.

Los Juegos Olímpicos no son ajenos a esta realidad y han decidido incluir el BMX Freestyle en las próximas olimpiadas de Tokio en 2020. En concreto, la submodalidad elegida es el BMX Park. Que se realiza en una pista de skate especial que cuenta con rampas, transiciones y distintos módulos. Los riders dispondrán de 2 rondas de un minuto cada una para llevar a cabo sus mejores trucos e impresionar al jurado. Que los valorarán con una nota de 0 a 100.

Está confirmado que habrá categorías masculinas y femeninas, con 8 deportistas en cada una. Las condiciones de la pista son las mismas en ambas, plagadas de obstáculos que pondrán a prueba los reflejos, la velocidad y la técnica de los participantes. ¿Nuestros representantes más destacados? No pierdas de vista a Sergio Layos, Courage Adams o Daniel Peñafiel. Que en los últimos tiempos han conseguido ganarse un hueco en la élite del BMX Park.