Poco imaginábamos cuando empezamos a ver a los pioneros del SUP en las playas españolas de pie sobre sus tablas y remo en mano que terminaríamos viniendo a internet buscando qué tabla de paddle surf comprar. El problema es que, si hemos llegado hasta aquí, ya lo hemos probado y nos ha picado el gusanillo, y ya puestos… ¡lo mejor es saber si vamos a gastar bien nuestro dinero!

yoigoescritorio

La relativa facilidad a la hora de practicarlo ha convertido al paddle surf en uno de los reyes de los deportes acuáticos, y como nuestro país tiene cerca de 8.000 kilómetros de costa que son perfectamente aprovechables durante gran parte del año, somos muchos los que hemos pensado en pasar de alquilar el equipamiento a comprarlo. A la larga nos ahorramos un pico, y la verdad es que no está la cosa como para andar desaprovechando recursos.

Además, el ‘stand up paddle’ (de ahí el acrónimo SUP) no solo se practica en el mar. Lagos, ríos, embalses y pantanos son perfectamente válidos para seguir disfrutando cuando estemos en el interior, por lo que más que como un gasto, habría que ver el desembolso como una inversión en salud y diversión a partes iguales.

Por todo esto, y porque a nosotros también nos encanta, en “Deportes de Riesgo” hemos decidido recopilar todo lo que hemos ido encontrando sobre tablas de paddle surf baratas (y menos baratas) y ponerlo a vuestra disposición para que lo tengáis todo en un único sitio y os resulte más sencillo decidiros. ¿No sabéis en qué fijaros a la hora de elegir un modelo u otro? ¡Aquí os lo contamos!

Empecemos por lo más básico, ¿qué tipos de tabla existen?

Las casas hay que construirlas por los cimientos, así que antes de recomendaros ninguna tabla, conviene tener muy claro qué tipos existen y cuáles pueden adecuarse más a vuestras necesidades. Eso sí, no se trata de un camino fácil, así que muy atentos, que empezamos.

Tablas Rígidas vs Tablas Hinchables

Sí, muchas de las tablas que vemos en el agua, como ya sabréis, son hinchables, pero nada tienen que ver con los clásicos flotadores infantiles. Los materiales con los que están fabricadas tienen mucho más grosor y mayor calidad para que el agarre con ellas sea lo mejor posible.

Yoigo Custom

Entre las ventajas de las hinchables encontramos la facilidad a la hora de guardarlas y transportarlas, que su material amortigua las caídas y facilita el proceso de volver a subirnos a ellas o que suelen ser algo más económicas. 

Por otro lado, entre sus principales desventajas nos quedamos con que, aunque resulta extraño que se pinchen, sobre todo si son de una marca con cierto prestigio, que pierdan aire y se desinflen poco a poco no resulta nada raro con el paso del tiempo, ¡y os aseguramos que descubrirlo en mitad de una sesión no resulta nada agradable!

Por su parte, las tablas rígidas son algo más caras, pero de entrada ya nos ahorran problemas con las pérdidas de aire, sean del tipo que sean… y sus ventajas no terminan ahí. Sus formas, también llamadas ‘shapes’, son mejores, lo que las hace más ágiles en el agua que las hinchables. ¿Más ventajas? Siempre están listas para utilizarse, no hay que perder tiempo preparándolas, y más interesante aún… tienen una mayor estabilidad que las otras con menos grosor y menos ancho, lo que hace que encontremos una mejor respuesta en los movimientos.

Pero no todo iba a ser bueno. Al ser más duras que las hinchables, nos toca tener mucho más cuidado tanto con los golpes como con nuestras propias caídas, puesto que podemos llegar a hacernos mucho daño. Además, son mucho más sensibles a los golpes con el remo, la otra parte indispensable de este deporte que ya es un clásico en las playas, lo que hace que tengamos que gastarnos algo más de dinerito en protecciones para los laterales de nuestra tabla.

Cómo elegir tabla de paddle surf, ¿qué queremos hacer con ella exactamente?

Ya os habíamos dicho que la cosa no iba a resultar sencilla porque, además de los precios, en los que entraremos un poco más adelante, o los materiales, que suelen influir directamente en el primer punto, influye qué es lo que vayamos a hacer con la tabla.

Existen distintas subcategorías que hacen que la elección sea mucho más fina y responda al máximo a lo que buscamos, ¡pero para eso necesitamos tener muy claro en qué se diferencia cada una con respecto a las demás!

  • All Round, para un primer contacto: sin duda alguna, la mejor opción para principiantes que, además, no tengan claro aún en qué tipo de aguas van a navegar… porque se adapta a las mil maravillas a todas ellas. Tienen gran estabilidad, algo a lo que contribuyen su ‘nose’ redondeado (la punta de la tabla) y su ‘bottom’ plano (su tripa).
  • SUP Yoga, la última moda: famosas como Cristina Pedroche, Ariadne Artiles o incluso la mismísima reina Letizia han puesto de moda el yoga, y esa tendencia se ha trasladado al agua de la mano de su modalidad SUP, que se practica sobre una tabla más ancha de la habitual para ganar la máxima estabilidad posible.
  • Touring, auténticas todoterreno: son perfectas para el uso que a todos se nos viene a la cabeza la primera vez que pensamos en paddle surf, desplazarnos de un punto a otro sin caernos mucho y a una buena velocidad. Su estabilidad es algo menos que las de las All Round, pero a cambio son algo más veloces.
  • Race, para los más intrépidos: como su propio nombre indica, se trata de tablas pensadas para hacer carreras, por lo que son muy rápidas… pero poco estables. Esto se debe a que son más estrechas de lo habitual y su ‘nose’ es puntiaguda, ¡y solo es apta para ya iniciados en este arte!

Y estos no son los únicos tipos. Las tablas de paddle surf Rio están especialmente diseñadas para navegar por ellos sin sucumbir a los vaivenes de la corrientes; las Down Wind son las más largas que existen y están pensadas para cubrir grandes distancias en mar abierto; las Surf se asemejan a las del deporte con ese mismo nombre y permiten hacer unos movimientos u otros en función de su longitud, y las Big SUP son enormes y están especialmente pensadas para resistir grandes cargas, por lo que son ideales para grupos, ¡con ellas la diversión está asegurada!

Por cierto, otro aspecto que debemos tener en cuenta es el volumen de la tabla, dato íntimamente ligado al peso que puede mantener a flote la misma y que varía con la pericia del deportista:

Novato Multiplicar el peso corporal por 2,2 o más
Iniciado Multiplicar el peso corporal por 1,8/2,1
Avanzado Multiplicar el peso corporal por 1,4/1,7
Experto Multiplicar el peso corporal por 1,1/ 1,3

Precios, ¿cuánto puede costar una tabla de paddle surf?

Con este tipo de producto pasa como con todos los demás, existen tantos precios como fabricantes, y normalmente ponen unos u otros en función de lo que sus clientes están dispuestos a pagar, así que no nos queda otra que hablaros de ‘lo normal’ para que al menos no vayáis a ciegas.

Una búsqueda rápida en la web de Decathlon nos ha dejado claro que encontrar tablas por debajo de los 200€ no resulta sencillo… ni fiable. Como ya os hemos explicado más arriba, merece la pena gastar un poquito más y evitarnos sorpresas con las pérdidas de aire.  La mayoría de tablas de paddle surf de su catálogo son hinchables y la más cara alcanza los 749’99€, así que no os asustéis cuando empecemos a hablar de las rígidas.

Otra búsqueda en Amazon nos ha devuelto resultados muy similares, aunque en este caso ya hemos visto tablas de SUP rígidas, fabricadas con carbono, que rozan los 1.000 euros.

De todos modos, si hay firmas especializadas que no bajan de los 500€… por algo será, así que a no ser que seamos muy, muy principiantes, no deberíamos optar por los modelos más económicos que encontremos fijándonos únicamente en el criterio del coste.

Todo dependerá de los materiales, las dimensiones y las características que busquemos, aunque ya os adelantamos que no será de extrañar que os topéis con precios de 1.500 euros o incluso más cuando estéis ojeando tablas con las mayores calidades y garantías. Como ya os hemos contado, si tenemos pensado utilizarla bastante, no hay ningún problema, a la larga nos terminará saliendo barata; sin embargo, si la idea es usarla un par de veces en verano, es probable que lo mejor sea recurrir al alquiler de los equipos.

Y ahora al grano, ¿cuáles son las mejores tablas de paddle surf?

El SUP ha ganado tantos adeptos durante los últimos años, y son tantas las marcas que han surgido desde entonces, que optar por una única tabla, dos o incluso tres no deja de ser algo temerario. Como siempre, habrá quien opine que hay otras mejores, pero en “Deportes de Riesgo” hemos estado sondeando el mercado y hemos llegado a la conclusión de que estos modelos son ‘la créme de la créme’ en calidad/precio, así que si podéis… ¡no los dejéis escapar!

Lo mejorcito dentro de los diseños de tablas de paddle surf baratas

En el apartado de los precios os hemos contado que es posible encontrar tablas hinchables medianamente decentes desde 200€, pero si no nos importa rascarnos un poco más el bolsillo, el modelo FUN, de la marca española ‘SPS Boards’, es una auténtica maravilla. Ronda los 400€, pero detrás hay calidad y años de experiencia, así que nosotros no nos lo pensaríamos dos veces.

Eso sí, si queremos asegurarnos un extra de estabilidad, en Amazon encontramos el modelo hinchable Asp.100 de ‘Wowsea’ por unos 50€ menos y envío gratuito, ¡cuestión de gustos!

Marcas con precios para todos los gustos, pero con calidad asegurada

Si tras contaros todo esto hemos conseguido que le déis un poco menos de importancia al precio y os hemos despertado la curiosidad por el maravilloso mundo del SUP,  nosotros lo tendríamos muy claro: nuestro equipo siempre debería contar con una tabla hinchable de paddle surf de ‘Red Paddle Co’ o de ‘Fanatic’.

Llevan décadas en esto, su prestigio las avala y han conseguido que algunos de sus modelos se asemejen en mucho a las prestaciones de las tablas rígidas más dignas.

Tablas rígidas, un mundo aparte

Aquí no vamos a entrar en detalle porque daría para un post exclusivo para ello (que no descartamos escribir en un futuro cercano), pero sí os diremos esto: las tablas rígidas de paddle surf, por el desembolso que suponen, solo son aptas para personas que ya tienen cierto nivel y ‘horas de vuelo’ sobre ellas.

Esto hace que, además de tener ciertas nociones de lo que se busca, también hayan desarrollado ciertas manías y hayan generado una serie de necesidades muy personales que busquen cubrir con un salto de calidad (y de precio).

El común de los mortales iremos bien servidos con una tabla de paddle surf hinchable de calidad, nos cueste más o nos cueste menos, y cuando necesitéis algo más especializado… ¡aquí estaremos también para poder guiaros!