El enduro es una disciplina extrema del mundo del motociclismo en la que, si quieres iniciarte, tienes que elegir muy bien a tu acompañante, es decir, tu moto. Aquí tienes una guía para comprar la moto de enduro que más te conviene.

Tipos de motos

El enduro es una disciplina deportiva de unas condiciones muy exigentes, puesto que los terrenos en los que se practica son muy complicados y el piloto se enfrenta a numerosos obstáculos durante la competición.

Por eso, las motos que se utilizan para el enduro no son iguales que para otras pruebas de motor, ni siquiera para el motocross, que es quizás la más parecida.

Esta modalidad de motociclismo discurre por terrenos muy accidentados, por lo que las motos que se utilizan tienen que estar homologadas no sólo para su uso urbano, sino también para campos abiertos, en los que existen muchas sendas y subidas pedregosas.

Para empezar, tienen que ser motos muy resistentes y en las cuales el piloto ha de demostrar su destreza, su agilidad y su aguante.

Ahí juega un papel muy importante el motor de la moto, lo que hace que las que se utilizan para el enduro se clasifiquen en dos tipos principales: motos con motos en dos tiempos y motos con motor en cuatro tiempos.

Yoigo Custom

Sus diferencias principales se encuentran en la potencia, el precio y el mantenimiento. Pero veamos con detalle las características de cada una de ellas:

Motos enduro con motor de dos tiempos

Las motos enduro con motor de dos tiempos cuentan con las siguientes características:

  • Son motos ligeras para poder realizar maniobras con facilidad.
  • Su motor es más potente, con una respuesta más brusca al acelerador.
  • Tiene un funcionamiento sencillo, por lo que se emplea gasolina con mezcla del 2 por ciento de aceite para lubricar el cilindro y el pistón.

Este tipo de motor proporciona un rendimiento óptimo, aunque son algo antiguos.

Las motos de enduro con motor de dos tiempos tienen una cilindrada de entre 125 cc y 360 cc. De hecho, las cilindradas modernas que más se utilizan son de 125 cc, 200 cc y 250 cc.

El mantenimiento de este tipo de motos se realiza cada 10.000 kilómetros pero se recomienda que se haga una revisión antes de cada salida.

Motos enduro con motor de cuatro tiempos

Las motos enduro con motor de cuatro tiempos tienen las siguientes características:

  • Son motos de mayor peso.
  • El motor de estas motos tiene un funcionamiento más complejo.
  • Se alimentan por carburador, aunque existen modelos en los que se usa la inyección.
  • Su respuesta al acelerador es más progresiva que las motos de enduro de motor en dos tiempos.

Este tipo de motos tienen motores más modernos, lo que les permite tener cilindradas más grandes, que van desde los 250 cc hasta los 650 cc.

El mantenimiento de este tipo de motor consiste, básicamente, en el cambio de aceite del cráter cada 3.000 kilómetros. Y, en función de cómo sea el uso que hagas de ella, el cambio de pistón y segmentos puede no llegar hasta los 10.000 kilómetros.

Estas características nos dicen que la moto de enduro con motor en cuatro tiempos es mejor para esta disciplina pero ello también implica que, en caso de avería, su reparación también será más compleja y, por tanto, también más cara. Para evitarlo, lo mejor es revisar con frecuencia su funcionamiento incluso aunque no nos haya dado ningún problema y creamos que todo va bien.

Tips para poder elegir

Cuando practicas enduro has de tener en cuenta que el circuito en el que compites es mucho más irregular que en cualquier otra disciplina. Por eso, las motos que se utilizan, como hemos visto, también tienen una serie de características muy particulares. En la práctica son parecidas a una moto de cross pero, en realidad, están a medio camino entre una moto de aventura y una moto de motocross.

Pueden ser legales en calle, pero tendrás que estar pendiente de la normativa local porque no siempre es así.

Donde sí son aptas es en largos senderos de tierra con muchos obstáculos. En ese caso, la moto de enduro es la indicada porque permite recorrer distancias más largas a velocidades más altas.

Pero deberás elegir la moto de enduro adecuada a tu nivel y eso no es tan fácil como parece. Para ayudarte, te dejamos algunos consejos que te facilitarán esa decisión:

  • Experiencia. Tu nivel de pilotaje y tus cualidades técnicas es muy importante, pero siempre tendemos a pensar que tenemos más nivel del que en realidad tenemos, sobre todo cuando ya tenemos una experiencia sobre las dos ruedas. Acuérdate de esto cuando vayas a elegir tu moto. Es mejor empezar más abajo para acabar dominando a la moto y que no sea ella la que te domine a ti.
  • Forma física. Tu complexión física es muy importante a la hora de elegir una moto de enduro. Tienes que encontrarte en forma para adquirir una moto de este tipo y, en función de eso, el modelo será uno u otro.
  • Prueba y error. Si no estás más seguro de qué moto elegir, si crees que empezando desde una cilindrada muy baja se te quedará corta enseguida, prueba tu destreza con la moto de algún amigo, cambia de marca para ver cómo te desenvuelves en cada una de ellas y así tendrás más datos sobre lo que quieres para ti.
  • Uso. Dependiendo de si le vamos a dar mayor o menor uso, nos decantaremos por una u otra moto de enduro. No merece la pena gastarse más en una moto mejor o más potente si nuestras salidas van a poder contarse con los dedos de una mano.
  • Asesoramiento. Nunca tomes una decisión de este tipo por tu cuenta sin valorar la opinión de un experto. Asesórate, pide consejo a los que mejor conocen esta disciplina para entender mejor qué necesitas.
  • Segunda mano. Es una opción que debes contemplar. Si no tienes muy claro qué quieres o qué es mejor para ti, tu gasto será menor y ya habrá tiempo de invertir en algo mejor más adelante.