Si te gusta practicar el enduro para poner a prueba tus límites, tendrá que cuidar el estado de la moto. Una tarea indispensable para circular con seguridad, prevenir accidentes y averías mucho más complicadas de solucionar en el futuro. ¿Andas un poco perdido? Pues entonces has llegado al lugar perfecto, ya que en la entrada de hoy vamos a mostrar cómo se hace el mantenimiento de una moto de enduro.

yoigoescritorio

Limpiar la moto enduro cada cierto tiempo

Aunque la suciedad pueda parecer poco importante, no deberías descuidar la limpieza de tu moto y todos sus accesorios. Esta modalidad se suele llevar a cabo en campo abierto, por lo que es habitual que se acumule el barro y otros elementos. Y cuando estos penetran a través de alguna rendija, pueden obstruir los componentes mecánicos y causar graves problemas.

Nuestro consejo es comenzar con una manguera para quitar todos los restos que están adheridos, con especial atención a los guardabarros. A continuación, seca con cuidado toda la superficie, ya que el exceso de humedad puede dañar el cableado y las piezas del motor.

Sería buena idea tapar el tubo de escape para que no le entre agua. Y en caso de no funcionar bien, prueba a desmontarlo y darle un repaso con sosa caustica diluida. Es esencial limpiar los filtros del aire cada cierto tiempo, ya que al circular por caminos llenos de polvo retendrá más impurezas. Para ello, utiliza jabón o algún producto específico y no los vuelvas a colocar hasta que no se sequen.

La última tarea es la limpieza y engrase de la cadena, un paso esencial para conservar este componente y garantizar su correcto funcionamiento. Se puede emplear un desengrasante para eliminar las impurezas, aunque algunos usuarios recurren al gasóleo cuando no tienen nada más a mano. Y posteriormente, volver a lubricar la cadena para evitar la fricción excesiva y el sobrecalentamiento.

Consejos para el mantenimiento de la moto enduro

Además de la limpieza, existen muchas otras tareas que debemos realizar para que nuestra moto esté perfecta. En esta modalidad los golpes y las caídas suelen ser habituales, así que las partes de plástico serán las primeras afectadas. En este sentido, es muy recomendable que vayas cambiando dichas piezas cuando estén visiblemente dañadas.

Yoigo Custom

Otro punto importante de la revisión son los asientos, ya que facilitan la estabilidad cuando practicamos este deporte de riesgo fuera de la carretera. Si se deforma o rompe perderás buena parte del agarre, así que es indispensable sustituirlo. También son esenciales los radios y las llantas, que deben ser comprobados regularmente para garantizar que están en buen estado. En caso contrario, también procederemos a cambiarlos.

No pierdas de vista el kit de arrastre de tu moto enduro, que está compuesto por la cadena, el piñón y la corona. Ya que este sistema está muy expuesto al rozamiento y es normal que se vaya estropeando con el uso y el paso del tiempo. Comprueba que la tensión de la cadena sea la adecuada y los dientes del piñón encajan a la perfección con la corona. Si tienes dudas, lo mejor es instalar un recambio, ya que a largo plazo puede provocar averías muy serias.

Otra de las piezas situadas en la parte inferior de la moto de enduro es el cubrecárter. Al igual que en el caso anterior, recibe numerosos golpes de las piedras y otros obstáculos, por lo que suele romperse con los años. Y finalmente, mencionaremos el manillar, del cuál depende nuestro control de la moto. Tenemos que verificar que disponga de un buen agarre y echar un vistazo a los puños, que es el elemento que se desgasta más rápidamente.

Cambios de aceite en una moto enduro

El aceite es un líquido que permite el correcto funcionamiento del motor y el sistema de suspensión de una moto de enduro. Pierde sus propiedades con el paso del tiempo, por lo que hay que cambiarlo regularmente para prevenir daños en el motor. ¿Cuánto? Esto depende del uso y el fabricante, pero al menos deberías revisar el nivel de aceite una vez al año.

Además, es importante revisar el líquido de frenos, una operación que requiere herramientas especializadas y elevados conocimientos técnicos, por lo que es mejor dejarla en manos de los profesionales del taller. Así como el refrigerante, que debemos cambiar según las especificaciones si queremos disfrutar de una moto en perfectas condiciones.

Y hasta aquí nuestra entrada de hoy, en la que hemos hablado del mantenimiento de una moto de enduro y los aspectos más importantes de la revisión. ¿Qué te ha parecido? ¿Alguna vez has practicado este deporte de riesgo? ¿Conoces algún consejo que se nos haya pasado por alto? Pues entonces no seas tímid@ y háznoslo saber en los comentarios. ¡Hasta otra!