Cuando optamos por adquirir nuestra propia moto de motocross, la tratamos de personalizar lo máximo posible pero, a veces, nos olvidamos de que no sólo se trata de que esté a nuestro gusto desde el punto de vista estético, sino también desde la comodidad. Puede quedar muy bonita pero, si después no somos capaces de manejarla correctamente, de nada habrá servido la inversión.

Y, en ese sentido, el manillar juega un papel muy importante. Por eso debemos elegir correctamente el que mejor convenga a nuestra montura, porque condiciona nuestra postura sobre la moto y es un elemento esencial para un buen manejo de la misma.

El problema es que, como ya ocurre con casi todo, en el mercado existe ya una amplia variedad de manillares y no siempre es fácil, especialmente si eres principiante, elegir el manillar adecuado de motocross.

No te preocupes porque para eso estamos nosotros y en este post te vamos a dar todas las indicaciones que necesitas para elegir el mejor manillar de motocross. ¡Toma nota!

Tipos de manillares

Para empezar, has de saber que hay diferentes tipos de manillares para motocross y que se pueden clasificar de diferentes maneras en función del criterio que utilicemos para diferenciarlos.

Material

Hasta no hace mucho, el acero era el material más utilizado en el manillar de motocross, pero ahora ese material ha quedado relegado a modelos de moto infantiles o motos de gama baja porque son demasiado rígidos, se notan mucho las vibraciones y, en caso de caída, tienen tendencia a doblarse. Su precio, eso sí, es más barato, en torno a unos 30 euros.

Yoigo Custom

En la actualidad, el material más utilizado para el manillar de motocross es el aluminio, porque es más ligero y resistente, sin perder rigidez.

Rigidez

Precisamente la rigidez es otra de las cualidades que nos permiten diferenciar unos manillares de otros. Cuanto mayor es la rigidez, mayor será la precisión en la conducción y menores serán las vibraciones que soportes. Esta característica está muy relacionada con el grosor del tubo empleado para su fabricación.

  • Antes, el diámetro estándar era de 22 milímetros y tenía una barra de refuerzo para mejorar la firmeza.
  • A principios de los noventa se empezaron a utilizar los tubos de 28 milímetros de diámetro en la parte central, aunque sin barra de refuerzo, pero mejorando mucho las prestaciones de los manillares anteriores. Este grosor es el más resistente en caso de caída, aunque es más pesado y, en carreras largas, puede provocar mayor agotamiento y una conducción más incómoda que los manillares de 22 milímetros.
  • Ahora, los fabricantes utilizan diferentes diámetros en una misma barra para dotar al manillar de mayor rigidez. Éstos pueden llegar a tener hasta 35 milímetros de diámetro central.

Características a tener en cuenta

Por supuesto, la elección del mejor manillar de motocross no se basa sólo en la rigidez y en el material del que está hecho sino que, partiendo de esa base, hay que considerar una serie de características que nos ofrecerán mejores o peores prestaciones y que nos harán decantarnos por un tipo u otro de manubrio.

Anchura

Con anchura nos referimos a la distancia que existe entre los dos extremos de las puntas del manillar. Las motos grandes tienen manillares de entre 795 a 810 milímetros, mientras que las motos infantiles no pasan de los 715 a los 750 milímetros de ancho.

Altura

Se trata de la altura total del manillar en el plano vertical, es decir, desde el anclaje hasta las tijas. Esta medida suele tener entre 70 y 100 milímetros, aunque los manillares para freestyle o rallies pueden alcanzar los 120 milímetros.

Elevación

Para elegir el mejor manillar de motocross también hay que medir la altura que va desde las tijas hasta el segundo nivel del manillar, donde empiezan las puntas. Así sabremos cuál es su elevación.

Ancho de tijas

Se trata de la zona en la que se unen el manillar y las tijas. Esto tiene incidencia en la rigidez de la pieza porque, cuanto más largo sea el tramo, más duro será el manillar.

Curvatura

Hablamos en este caso de la distancia en el plano horizontal entre el extremo de las punteras y la barra central del manillar. Hoy en día, las curvaturas que podemos adquirir en el mercado miden entre 50 y 70 milímetros. Y hay que tener en cuenta que, cuanto mayor sea esta medida, más cerca están las punteras del piloto.

Largo de punteras

En este caso, nos referimos a la zona en las que se instalan los puños y los mandos, entre otros elementos. El diámetro del tubo en esta zona va a ser siempre de 22 milímetros, aunque el diámetro central sea superior.

¿Qué manillar elegir?

Ya has visto que a la hora de elegir tu manillar de motocross hay muchas variables a tener en cuenta. Al final, la elección la realizas tú en base a criterios muy subjetivos, y es muy posible que no encuentres el manillar perfecto para ti hasta que no tengas cierta experiencia y te hayas visto en la situación de tener que manejarlo.

No obstante, podemos guiarte si todavía estás verde en esto del motocross. Aquí están nuestros consejos:

  • En disciplinas en las que haya que conducir de pie mucho tiempo, lo más cómodo es un manillar alto que acompañe a la postura de nuestro cuerpo. Por ejemplo, en enduro o raid.
  • En disciplinas en las que la postura es más encorvada, como el motocross, el manillar más bajo nos ayudará a lidiar mejor con las curvas y mantener una postura más equilibrada en los saltos.
  • De tu estilo de conducción dependerá la elección de la curvatura de tu manillar de motocross. Si llevas los codos elevados mucho tiempo, elige poca curvatura para que tus codos estén en una posición de ataque constante. Eso te permitirá tener los brazos y las muñecas mejor alineados y sufrir menos a lo largo del día.
  • Un manillar de puntas cerradas será más cómodo para pilotos que lleven los brazos menos elevados y piloten más sentados atrás.
  • Los manillares anchos favorecen la estabilidad en las rectas, aunque reducen la eficacia y la comodidad en las curvas.
  • Los manillares sin barra son menos rígidos y más confortables, pero también menos precisos. Aunque los manillares con barra, pese a ser más precisos, son más susceptibles a romperse. Un manillar doblado te permite acabar una carrera; un manillar roto, no.

En cualquier caso, el principal consejo que debes tener en cuenta es que tu manillar de motocross siempre debe resultar cómodo tanto sentado como de pie. ¡Pruébalo siempre!