Cuando se empieza en el mundo del enduro o del motocross, casi la primera cuestión que uno se plantea es qué moto comprar. La verdad es que si tienes escaso conocimiento en este campo te puedes ver un poco desbordado ante la gran cantidad de modelos, marcas y versiones que puedes encontrar en el mercado, y cada año salen nuevas para ponértelo todavía más difícil.

No es fácil elegir la mejor moto de enduro para ti si eres principiante, pero es muy importante tomar esa decisión en base a tu nivel de pilotaje, pero también de tu complexión física, tu estado de forma y otros factores que pueden influir en cómo manejas tu moto.

Un piloto con experiencia buscará una moto que le proporcione buenas cualidades técnicas pero cuando se es novato, hay que tener en cuenta muchas cosas antes de elegir. Aquí te ayudamos a descubrir qué aspectos debes tener en cuenta para realizar una elección adecuada. Ten en cuenta que es un gasto bastante elevado y puedes pagar caro el equivocarte.

Tamaño

Solemos pensar que, cuanto más grande sea la moto, mejor. Pero el tamaño importa y no siempre para elegir el mayor, sino todo lo contrario.

A la hora de comprar tu moto de enduro, el tamaño es muy importante pero en lo que se refiere al motor, es decir, lo mejor es que no elijas la más potente cuando eres principiante porque te puede resultar muy difícil su manejo. Conducir una moto grande requiere de mucha habilidad y fuerza y, cuando estás empezando, no la tienes.

Aunque no te lo creas, quienes aprenden a ir rápido en terrenos difíciles aprovechando el motor de una moto pequeña, después podrán dominar sin muchos problemas las motos de cualquier cilindrada.

Yoigo Custom

Y, además, elegir una moto pequeña te permitirá divertirte más al principio porque aprenderás a controlarla mejor.

En este sentido, a la hora de escoger el tamaño del motor, debes tener muy en cuenta tu altura y tu peso. Es muy importante que la distancia al suelo sea acorde a tu talla o no podrás ni subirte a ella. Y recuerda que las personas de más peso necesitarán una cilindrada mayor porque requerirán de mayor potencia para, por ejemplo, subir una rampa.

Por tanto, para saber qué tamaño es el adecuado para ti, debes tener en cuenta tres factores:

  • Tu altura y tu peso
  • Tu experiencia
  • El uso que vayas a darle

2 tiempos vs 4 tiempos

Para principiantes en enduro, lo más recomendable es una moto 4T. ¿Por qué? Básicamente, por las características de cada uno de ellos:

  • Dos tiempos: Son motores pequeños, compactos y sencillos que ofrecen mucha potencia y son más económicos. Trabajan a más revoluciones y tienen mayor desgaste, consumen más y tienen menor eficiencia medioambiental.
  • Cuatro tiempos: El motor es más grande, son más complejos desde el punto de vista mecánico, ofrecen menos potencia y rendimiento y reducen el consumo y, por tanto, contaminan menos. Además, reducen las vibraciones, tienen menor desgaste del motor, son más silenciosos y aportan mayor fiabilidad.

En vista de estas características, es normal pensar que un motor de cuatro tiempos sea el que mejor se adapta a las necesidades de un principiante en esto del enduro. 

Características básicas

Más o menos, en base a lo que te acabamos de contar, te puedes hacer una idea a grandes rasgos de las cualidades que debe tener tu primera moto de enduro. Pero, por si acaso todavía sigues despistado, te resumimos qué características básicas debería tener para ofrecerte las mejores prestaciones cuando estás empezando en este terreno:

  • Arranque eléctrico. En las motos de enduro hay un botón que nos salva de muchos apuros cuando todavía no sabemos muy bien manejar nuestra moto. Si eliges una moto sin arranque eléctrico lo pasarás muy mal al principio y puede que hasta te desanimes y termines abandonando. No quieras ir de valiente porque luego puedes arrepentirte y es mejor bajar de la nube al principio.
  • Bajo peso. Cuando estás empezando en el enduro, aprender a manejar la moto es complicado. Por eso, si tu moto tiene un peso contenido, podrás maniobrar mejor. Busca una moto más compacta que te aporte mayor agilidad en tus inicios y ya podrás ir ‘creciendo’ según vayas adquiriendo experiencia.
  • Potencia controlada. Como decíamos antes, mejor un motor de cuatro tiempos para empezar, que te permita controlar mejor la moto, reduzca las vibraciones y te aporte más fiabilidad cuando estás aprendiendo.
  • Calidad. Siempre decimos que a todos los requisitos deseados hay que sumarles el factor del presupuesto pero, dentro de lo que puedas gastarte, mejor elige un chasis, un motor y unas suspensiones fiables y de calidad. Esto también es una cuestión de seguridad.

Además de esas características básicas, como acabamos de apuntar, siempre tienes que tener en cuenta cuánto dinero puedes gastarte. Si eso no es problema, guíate por las recomendaciones que te hemos venido dando a lo largo de este post y elige la que más te guste. Si tu presupuesto es más ajustado, como te solemos decir siempre, puedes encontrar motos muy competitivas de segunda mano.

Algunos ejemplos y el por qué

Con todas esas características en las que debes fijarte, luego sólo tienes que elegir el color porque, como dicen los expertos, eso es lo único que prácticamente diferencia a las distintas marcas, ya que todas suelen fabricar motos con prestaciones muy parecidas.

Para que te hagas una idea, podemos ver algunos ejemplos de modelos que pueden ser muy interesantes para principiantes:

  • KTM Freeride 250 F. Es un modelo entre el trial y el enduro, de buena calidad y fácil conducción.
  • Honda CRF 450 L. Es una moto de cilindrada alta pero te vendrá bien si eres corpulento. Es una moto polivalente, de buena calidad y con un motor adecuado para principiantes.
  • Honda CRF 250 L. Es la misma versión que la anterior pero para quienes no tienen tanto peso. Es más pequeña y también más ligera, perfecta para quienes se están iniciando en el enduro.