Saltos increíbles. Maniobras que quitan el aliento. Pilotos que realizan trucos cada vez más arriesgados y espectaculares. En la entrada de hoy vamos a hablar de la historia del freestyle motocross y os mostraremos cómo ha evolucionado este deporte a lo largo del tiempo.

Yoigo Escritorio

¿Qué es el freestyle motocross?

El FMX o motocross freestyle nació como una variación de motocross tradicional. Este deporte de riesgo se basa en conseguir la mayor puntuación de los jueces al ejecutar todo tipo de saltos y trucos. Una disciplina bastante joven que está teniendo una gran respuesta por parte del público.

¿Los motivos? Es emocionante y visualmente muy atractivo. Los pilotos realizan acrobacias suspendidos en el aire y desafiando a la gravedad. Uno de los mejores espectáculos que han surgido en los últimos años.

¿Qué motos se usan en el freestyle?

Como el FMX es una evolución del motocross, se usan el mismo tipo de motos. Sin embargo, las de freestyle se modifican para facilitar los saltos y trucos. El guardabarros trasero está más recortado y los mangos situados en lugares estratégicos para facilitar el agarre durante las maniobras.

Algunas de las marcas de motos de FMX más populares a nivel internacional son Honda, Yamaha, KTM o Unit. Y en nuestro país tenemos a Xmotos, una nueva empresa que busca ganarse su cuota en el mercado con sus modelos XZ250 y la XZ250R.

Historia del motocross

El Cross Country era una carrera muy popular en el Reino Unido. Se realizaba a pie o a caballo y consistía en atravesar terrenos agrestes o carreteras secundarias. A principios del siglo XX comienzan a introducirse las primeras motos en las pruebas más prestigiosas, como es el caso del Auto-Cycle Clubs o la Scottish Six Days Trial.

Yoigo Custom

Hasta entonces, el caballo de mejor raza era el que llegaba el primero a la línea de meta. Pero a partir de ahora, la habilidad del piloto sería lo más importante para ganar. Aunque su nombre oficial era carreras de revolver, muy pronto comenzó a ganar popularidad y ser conocidas simplemente como carreras de motocross.

Las motocicletas de enduro de aquel entonces eran prácticamente iguales que las normales. Sin embargo, en 1930 empezaron las modificaciones necesarias para adaptarlas a terrenos abruptos. Uno de los primeros añadidos fue cambiar los marcos rígidos por suspensiones. Y a partir de la década de los 50 se estandariza la suspensión trasera oscilante.

Después de la Segunda Guerra Mundial, la Federación Internacional de Motociclismo (FIM) creo el primer campeonato europeo de 500 cc. En 1957 adquiere categoría mundial y 5 años más tarde se amplía con un segundo campeonato de 250 cc.

Si en la década de los 50 la empresa británica BSA se había hecho prácticamente con todo el sector, esta menor cilindrada abre la posibilidad a otras marcas, como por ejemplo la sueca Husqvarnala  o la checoslovaca CZ.

Hasta ahora los ingleses habían dominado este deporte, pero con la mejora de los motores de dos tiempos los belgas y suecos tomaron el relevo. De hecho, la llegada del motocross a Estados unidos se produce en 1966, cuando el campeón Torsten Hallman se enfrentó en la Corriganville Movie Ranch de California contra 4 de los mejores motoristas americanos.

El auténtico despegue del motocross se da a finales de los 60 y principios de los 70. Hacerse popular entre el público norteamericano le dio una nueva dimensión a este deporte, que en 1972 celebra el primer evento de motocross en un estadio: el Coliseo de Los Ángeles.

Y también comienzan a llegar las primeras motos fabricadas por empresas japonesas, que suponen toda una revolución tecnológica. Máquinas refrigeradas con agua y con un amortiguador único que eran más ligeras y rápidas. De hecho, en 1970, Joël Robert ganó el campeonato de 250 cc pilotando una Suzuki.

En los 80 las motos japonesas siguieron dominando el mercado, una tendencia que se ha visto interrumpida hace una década con la recuperación de compañías europeas como Husqvarna, Husaberg o KTM.

¿Cuándo surge el Freestyle Motocross?

Esta competición en la que se juzga a los pilotos por sus saltos y habilidades fue auspiciada por el campeón de Sudáfrica Marco Urzi. El FMX o Freestyle Motocross se presentó por primera vez al público en 1999 durante los X Games. Y desde entonces se ha convertido en un espectáculo habitual en todas las partes del mundo, con pilotos increíbles como Ronnie Renner, Nate Adams o Travis Pastrana. Sin olvidarnos de Josh Sheehan, autor del Triple Backflip.