Aunque no te lo creas, existe un jugoso debate sobre si el paracaidismo es un deporte o no. Quienes lo practican lo tienen claro pero entre quienes no lo han probado todavía o quienes lo han probado una sola vez pero no han repetido -de manera inexplicable-, hay quien piensa que el paracaidismo es únicamente una actividad de ocio más. ¿Tú qué piensas? ¡Aquí tienes nuestra visión!

¿Qué es el paracaidismo?

El paracaidismo es un deporte extremo que incluye salto con paracaídas, el cual puede ser realizado desde un avión, un helicóptero o un globo aerostático.

Durante la caída, es necesario activar dicho paracaídas para aterrizar de la manera más segura.

Se trata de uno de los deportes más atractivos y apasionantes, por lo que a él van asociados también unos componentes de diversión, ocio y fines recreativos, de ahí que muchos se planteen si el paracaidismo es realmente un deporte.

Razones por las que es un deporte

El paracaidismo está catalogado como un deporte extremo en el que, además, se compite, a pesar de que normalmente nos solemos referir a él desde un punto de vista más relacionado con las experiencias de ocio.

Además de su carácter competitivo, también hay otras razones que nos permiten considerar a esta disciplina como un deporte. Vamos a verlas.

Yoigo Custom

Exige estar en buena forma física

El paracaidismo es un deporte que incluye una caída libre, lo que obliga a encontrarse en buenas condiciones físicas. No todo el mundo tiene que ser deportista de alto nivel pero hay que tener un certificado de buena salud para poder practicarlo. ¿Qué personas no son aptas para practicar este deporte?

  • Personas con secuelas de un accidente reciente, ya sea un esguince, una fractura, etc.
  • Personas que se han sometido a una operación.
  • Personas con riesgo o que padezcan enfermedades cardiovasculares.
  • Mujeres embarazadas.
  • Personas que toman medicación como tranquilizantes o ansiolíticos.

Es necesaria experiencia para dominarlo

Para practicar paracaidismo, hace falta entrenamiento. Eso implica una doble vertiente deportiva.

El paracaidismo se aprende en las escuelas especializadas, y a ellas no sólo acuden principiantes, sino también personas con experiencia para aprender nuevas técnicas de salto o reciclarse tras un período de inactividad.

Es una actividad extrema

El paracaidismo es un deporte extremo, lo que significa que requiere de mayor preparación y de mejor forma física que otros deportes convencionales como fútbol, natación o karate, que se pueden practicar a nivel amateur.

Para muchas personas, practicar paracaidismo es, simplemente, una experiencia de mucha descarga de adrenalina que se hace una vez en la vida pero, para la mayoría, hay mucha preparación detrás e incluso gasto económico. En muchos casos, hasta requiere de certificados acreditativos para poder practicarlo.

Tiene beneficios para la salud física y mental

Finalmente, otra razón de peso para considerar el paracaidismo como un deporte es que su práctica tiene muchos beneficios para la salud, tanto desde el punto de vista físico como mental.

Es una actividad que requiere de buena resistencia por parte de quien la practica, y eso pone a prueba nuestro estado de forma y nuestra capacidad mental.

Además, esa descarga de adrenalina nos ayuda a reducir el estrés y a controlar los miedos, lo que hace que nuestra mente sea más fuerte.

Por todas estas razones, el paracaidismo es considerado como un deporte, un deporte extremo con unas características especiales que cada vez atrae a más adeptos.

Modalidades

No hay una única modalidad de paracaidismo. Como hemos dicho antes, para empezar, el salto al vacío puede realizarse desde distintos puntos: avión, helicóptero o globo aerostático. Pero también hay distintas variantes tanto de paracaidismo en caída libre como en el vuelo con el paracaídas.

Vamos a ver las distintas variantes que existen y cuáles son las características más destacadas de cada una de ellas para que puedas descubrir cuáles son sus diferencias principales.

Modalidades de caída libre

El paracaidismo en caída libre es una modalidad que consiste en descender, sin desplegar el paracaídas, hasta el límite en el que ha de abrirse tras lanzarse desde una aeronave en vuelo. Éstas son las variantes:

  • Estilo libre o freestyle: Se realizan piruetas.
  • Vuelo libre o free fly: Se combinan todas las formas, direcciones de vuelo y formas.
  • Ángulo o Ange fly: Se vuela con el cuerpo en ángulo para dar velocidad.
  • Derivas o Tracking: Se utiliza una posición horizontal para aminorar la velocidad.
  • Sky Surf: Se practica usando una skyboard.
  • Trabajo Relativo, Vuelo en formación o Relative Work: Varios paracaidistas realizan diferentes formaciones y figuras durante la caída.
  • Traje de alas o Wingsuit: Se practica con un traje especial que conecta los brazos con las piernas.
  • Salto Tándem: Saltan dos personas juntas, unidas por un arnés. Es ideal para principiantes.

Modalidades de vuelo en paracaídas

Esta modalidad se realiza una vez que el paracaídas principal se ha desplegado y hay también distintas variantes:

  • Trabajo Relativo o CRW (Canopy Relative Work): Se da cuando un grupo de paracaidistas realizan diferentes formaciones con su paracaídas.
  • Swooping: Se realiza durante el aterrizaje, haciendo maniobras de velocidad, distancia y precisión.
  • Vuelo de montaña o Mountain flying: Este vuelo se realiza siguiendo el contorno de las montañas en paracaídas de alto rendimiento.

Saltos especiales

En paracaidismo, todas las modalidades requieren de una preparación especial, como ya hemos venido contando a lo largo de este post. En esta modalidad es especialmente necesario ese entrenamiento para poder efectuar los saltos de manera segura.

Generalmente, esta modalidad es la practicada por militares para alcanzar lugares estratégicos detrás de líneas enemigas y sus variantes son las siguientes:

  • H.A.L.O. (High Altitude, Low Opening): El salto se produce desde una aeronave a más de 22.000 pies, haciendo caída libre hasta alcanzar alturas por debajo de los 4.000 pies.
  • H.A.H.O. (High Altitude, High Opening): El vuelo se realiza a una altura de unos 30.000 pies y se activa el paracaídas a los 10 o 15 segundos, abriendo la campana a unos 27.000 pies. Hay que llevar GPS para saber dónde aterriza el paracaidista.
  • L.A.L.O. (Low Altitude, Low Opening): La aeronave vuela esta vez a baja altura, por lo que hay que abrir el paracaídas nada más saltar, ya que se aterriza en poco tiempo.

Después de leer todo esto, te repetimos la pregunta, ¿tú crees que el paracaidismo es un deporte o no?