Saltar en paracaídas es una experiencia que cada vez más personas quieren probar. Por eso en nuestro país se va incrementando el número de sitios en los que poder realizar esa inigualable caída libre para sentir lo que es ‘volar’.

Lo habitual es realizar un salto en tándem, es decir, que la persona que se atreve a probar esta aventura estará unida en el salto a un instructor profesional a través de un arnés y utilizando un paracaídas doble, para mayor seguridad.

Si estás pensando en saltar en paracaídas, lo primero que has de saber es que son necesarios unos requisitos mínimos. Es importante estar en buenas condiciones físicas, aunque no se exige por ahora ningún certificado médico que lo acredite, pero tú te conoces a ti mismo y sabes cuáles son tus límites. Si has sufrido alguna dolencia cardíaca, sobre todo si es reciente, esta experiencia está contraindicada.

Además, entre las normas básicas hay que añadir tener más de 16 años -aunque los menores de edad necesitan autorización de padres o tutores legales-, pesar menos de cien kilos y no consumir alcohol. Hay medicamentos que tampoco son compatibles con esta actividad, así que consulta con tu médico y con tu instructor.

Dicho todo esto, si cumples con todos los requisitos y sigues convencido de probar esta experiencia, aquí te contamos dónde hacerlo. Descubre los mejores lugares para saltar en paracaídas en España.

Lillo y Ocaña – Toledo

En las localidades toledanas de Lillo y Ocaña hay muchas empresas con bastantes años de experiencia que ofrecen la posibilidad de saltar en paracaídas en uno de los lugares más impresionantes.

Yoigo Custom

Estas compañías suelen ofrecer una pequeña formación previa, revisión del equipo y un vuelo de unos 15 minutos con unas vistas espectaculares para después realizar un salto en tándem con instructor.

Las vistas de la meseta desde el cielo son espectaculares. Además, el clima es ideal para practicar los saltos cuando no tienes experiencia y vas con ciertos nervios.

Los vuelos cuestan a partir de 180 euros para el salto tándem pero la aventura merece mucho la pena. Además, está a tiro de piedra de Madrid y por eso es uno de los sitios de mayor demanda para disfrutar de este tipo de experiencias.

Bollullos de la Mitación – Sevilla

El aeródromo de Bollullo de la Mitación, en Sevilla, es famoso como lugar de referencia del paracaidismo y otros deportes del aire.

Se encuentra a sólo 15 minutos de la capital andaluza y muy cerca del límite con la provincia de Huelva.

Son increíbles las vistas que se pueden contemplar desde arriba y durante el vuelo, con los campos del Aljarafe sevillano y ciertas zonas de Doñana y del Valle del Guadalquivir.

Hay un centro de paracaidismo de mucha relevancia en Europa, Skydive Spain, donde se organizan saltos tándem y ofrecen cursos intensivos de caída libre, impartidos por profesionales cualificados y con reconocimiento internacional.

Además de organizar saltos desde 4.600 metros de altura, aptos para personas sin experiencia, también dan la posibilidad de realizar saltos a paracaidistas licenciados cada día.

Ría de Muros y Noia – La Coruña

En el aeropuerto de Vigo está la sede de la única escuela de paracaidismo de Galicia. Este club organiza saltos cerca de Pontevedra, La Coruña, Lugo y Orense. E incluso desde allí es posible acercarse a la localidad portuguesa de Braga.

Los paisajes lluviosos y la verde vegetación de la zona, además de las vistas al mar, hacen también de este entorno un lugar único para lanzarse en paracaídas y disfrutar de una experiencia inolvidable.

Existen numerosas empresas en las que se puede disfrutar de un vuelo previo al salto, el cual puede realizarse desde diferentes alturas y con una caída libre de casi un minuto.

Son increíbles los saltos sobre la Ría de Muro y Noia porque ese paisaje podrás verlo pocas veces en otros lugares. Además, otros sitios destacados son Rodeiro, Lapaman, Cerdedo, Monte Xaxán, Chantada o Silleda, todos ellos con mucho encanto.

Piedrahita – Ávila

El buen tiempo y los cielos azules de la zona de Piedrahita hacen de este lugar uno de los más populares entre quienes quieren practicar paracaidismo alguna vez en su vida.

Ver los municipios de Cebreros, Bernardo, Piedralaves o Pedro será una huella imborrable si decides elegir este lugar para tu salto en paracaídas.

Por esta parte de Ávila también hay empresas que organizan desde hace muchos años una gran variedad de saltos al vacío. El vuelo tándem ronda los 180 euros, pero desde ahí va subiendo, en función de la experiencia que elijas.

Éste es uno de los lugares más demandados para saltar en paracaídas en España, por su entorno rural, por la fama de sus cielos azules y por su cercanía con la capital.

Y si, además, sumas a todo eso una jornada en contacto con la naturaleza, el plan es de lo más tentador para los aventureros.

Sopelana – Vizcaya

Sopelana es un destino inigualable para saltar en paracaídas porque es una localidad que limita con el mar Cantábrico y las vistas son increíbles.

Los acantilados de la zona son impresionantes y las playas salvajes de Barinatxe, Atxabiribil o Meñakoz hacen que el salto valga la pena.

Es otro de los lugares más solicitados para saltar en paracaídas en España, aunque también se practican otros deportes aéreos como parapente porque disfrutar de esos paisajes verdes es una verdadera delicia.

Existen muchas empresas que organizan saltos para principiantes, también en otros puntos del País Vasco y cercanías, como en la localidad francesa de Pau, que también permite disfrutar de la frontera de Irún, con su verde esplendoroso.

Si quieres disfrutar de una experiencia única, España te ofrece muchas posibilidades de aunar deporte con aventura, contacto con la naturaleza y turismo, porque es una forma muy original de descubrir paisajes que de otra manera no podrías disfrutar. Es lo bueno del paracaidismo, ya que, además de la descarga de adrenalina, te llevas unas fotografías en la memoria que no vas a olvidar en la vida.