Saltar en paracaídas es uno de los deportes de riesgo más apasionantes que existen. No obstante, debemos vencer todos nuestros miedos y adquirir experiencia para dominarlo. Si quieres ir un paso más allá, en la entrada de hoy os vamos a mostrar 5 tipos de paracaidismo que puedes practicar.

30gb sinfin

Freefly

Estamos ante una de las variedades más novedosas en incorporarse a la práctica deportiva. Se basa en un salto en caída libre que puede llegar a superar los 300 kilómetros por hora. Durante el freefly el objetivo es combinar todas las posiciones y técnicas de vuelo que hemos aprendido.

Por ejemplo, el back flying o vuelo de espaldas, que es una de las primeras posturas que se aprenden. El sit flying o vuelo sentado, que es una posición perfecta para incrementar la velocidad al estirar las piernas. Pero si quieres ir más deprisa tendrás que dominar el head down o vuelo cabeza abajo. Una técnica muy complicada que requiere muchos saltos para realizarla de forma segura.

Salto en Tándem

Mientras que el freefly es una modalidad avanzada, el salto en tándem es ideal para todas aquellas personas que quieran practicar por primera vez en paracaidismo. La principal característica es que iremos en todo momento acompañados de un instructor al que vamos asegurados con un arnés. Se encargará de hacer todas las tareas mientras tú simplemente te centras en disfrutar.

Primero te darán una clase teórica en tierra para que sepas cómo funciona el equipo. Después saltarás de una altura superior a los 3.000 metros generalmente. Esto significa casi un minuto de caída libre que te dará un subidón increíble de adrenalina. En total, la experiencia dura entre 5 y 8 minutos. Es el tipo de salto en paracaídas más seguro que vamos a ver en la entrada de hoy.

Skysurf

El skysurf es uno de los tipos de paracaidismo más extremos, complicados y emocionantes que existen en la actualidad. En principio es igual que un salto normal, con la gran diferencia de que además del equipo habitual llevaremos una tabla de snowboard en los pies.

Yoigo Custom

Como te puedes imaginar, no es una modalidad para principiantes. Hacen falta al menos 200 saltos para empezar y haber desarrollado distintas posturas de freestyle. La idea es hacer el máximo de acrobacias durante la caída, giros y rotaciones que son un desafío para nuestra habilidad.

Paracaidismo de precisión

Las primeras competiciones de paracaidismo comenzaron en la década de los 30 del siglo pasado. El objetivo eran realizar aterrizajes de precisión sobre un punto. La tecnología ha permitido numerosos avances en este campo, por lo que en la actualidad se pueden hacer auténticas proezas.

¿Sabías que hay multitud de tipos de salto en paracaídas? El skysurf te dejará de piedra. Clic para tuitear

En esta modalidad deportiva se realizan 10 saltos a 800 metros de altura. En el suelo hay una diana de 2 centímetros en color amarillo sobre fondo negro, usualmente. Gana aquel paracaidista que se aproxime más en cada salto y obtenga mejor calificación al acabar la prueba. También se pueden realizar por equipos, con un máximo de 5 participantes.

Paracaidismo en grupo

Tus primeras experiencias de salto serán en solitario, a excepción del tándem. No obstante, conforme vayas adquiriendo confianza y habilidad podrás saltar en grupo. Este tipo de paracaidismo nos permite llevar a cabo formaciones en caída libre, creando figuras con nuestro cuerpo.

El trabajo relativo de velamen es una variedad en la que estas figuras se crean con ayuda de los paracaídas abiertos. Y los big ways o grandes formaciones requieren al menos 30 deportistas sincronizados, siendo la modalidad más bella de contemplar y difícil de ejecutar.