Si quieres practicar un deporte diferente y en tu mente está elegir entre el parapente o el ala delta, aquí te proporcionamos la información básica para que puedas elegir la disciplina que más se adapte a lo que estás buscando.

yoigoescritorio

¿Qué es el parapente?

El parapente es una modalidad de paracaidismo deportivo en la que hay que lanzarse desde una pendiente muy pronunciada y con un descenso controlado, llevando un paracaídas desplegado.

El parapente es un aparato muy similar al paracaídas, compuesto básicamente por una tela en forma rectangular y unas cuerdas bastante largas.

No hay ningún elemento rígido en su estructura salvo el asiento en el que se coloca el piloto durante el vuelo. Esa silla está amarrada a la estructura de tela mediante las cuerdas.

¿Cómo funciona el parapente?

Los parapentes vuelan gracias a su capacidad aerodinámica. La tela actúa como una vela, lo que permite volar planeando gracias al impulso del viento y con la ayuda del peso del cuerpo del piloto.

Los expertos recomiendan que, al iniciarse en el parapente, se empiece realizando vuelos cortos y en condiciones meteorológicas favorables hasta que se adquiera experiencia.

Yoigo Custom

Como hemos dicho, para volar hay que impulsarse colina abajo y planear con la ayuda de tu cuerpo y del viento.

El parapente también tiene frenos, que son unas anillas de tela que hacen que el aparato disminuya su velocidad.

¿Qué es el ala delta?

El ala delta es la modalidad del paracaidismo que se realiza con un aparato de vuelo sin motor consistente en una estructura recubierta por una tela de forma triangular y una barra a la que va sujeto el piloto.

Es precisamente el piloto quien, con su cuerpo, hace despegar, transporta y aterriza el aparato gracias a la ayuda de sus piernas.

Para planear ha de ir con viento a favor y generalmente alza el vuelo tomando impulso desde una montaña o colina, aunque no tiene por qué ser demasiado empinada.

¿Cómo funciona el ala delta?

Como acabamos de decir, para que vuele el ala delta es necesario tener el viento favorable, lo que implica que las corrientes térmicas de aire sean ascendentes.

Eso es más habitual en colinas, donde el piloto deberá correr hacia abajo para tomar impulso y despegar.

También es posible hacer volar un ala delta en una zona de pradera, aunque para ello, como veremos en las distintas modalidades un poco más adelante, es necesario que el aparato lleve un motor.

Modalidades de parapente y ala delta

Aunque lo habitual es que tanto el parapente como el ala delta se practiquen en vuelos sin motor, la tecnología ya nos permite hacerlo introduciendo este elemento en el aparato sobre el que planea el piloto.

Existen diferentes modalidades de vuelo tanto en un deporte como en el otro, no sólo en función de si volamos con o sin motor, sino también en base al número de personas que pilotan el aparato, por ejemplo.

Modalidades de parapente

Hay diferentes formas de practicar parapente en función del número de pilotos que van en el aparato, del tipo de aparato o de la modalidad de vuelo que se practica.

  • Cross country: Es la modalidad más popular. Consiste en realizar distancias largas ayudándose de las corrientes térmicas.
  • Vuelo acrobático: Esta modalidad es sólo para pilotos ya avanzados, que realizan maniobras mucho más técnicas.
  • Free style: Aquí se combinan maniobras acrobáticas básicas, vuelo libre y vuelo de ladera.
  • Vuelo con motor: En esta modalidad la principal diferencia está en que el aparato lleva motor. Los hay también de distintos tipos: paramotor (se despega a pie) o paratrike (lleva un carro con ruedas o triciclo y permite despegar y aterrizar en llano).
  • Speed flying: Consiste en volar cerca del relieve a gran velocidad y con parapentes de grandes velas.
  • Speed riding: Consiste en descender sobre la nieve con esquís y un parapente, que es algo más pequeño que el de la modalidad anterior.
  • Tandem o biplaza: Un profesional maneja el parapente y tú sólo tienes que disfrutar de la experiencia. Es la modalidad ideal para personas que quieren iniciarse y no saben cómo funciona este deporte. También es una buena manera de practicar parapente en pareja.

Modalidades de ala delta

Básicamente, hay dos formas de volar en ala delta: con motor o sin él. Y, aunque aquí no vamos a profundizar, también en estos tipos encontrarás modalidades individuales o biplaza.

Sin motor

Es el piloto quien maneja el aparato con su peso y la ayuda del viento. Los hay de dos tipos:

  • Rígidos: Son muy nuevos y en España casi no se usan. La estructura tiene superficies aerodinámicas móviles con mayor rigidez. Son más caros.
  • Flexibles: Son los más utilizados, con tubos de aluminio aeronáutico o de fibra de carbono y una vela de tejidos plásticos muy resistentes.

Con motor

En ese caso, el piloto despega gracias a la ayuda de un motor, por lo que se puede hacer en terreno llano, y también puede utilizar ese motor durante el vuelo aunque no siempre es necesario. Como os contamos en un post anterior, hay dos tipos de ala deltas motorizados:

  • Arnés motorizado: Consiste en un motor de combustión o eléctrico conectado al arnés de vuelo libre.
  • Minitrikes: el motor de combustión o eléctrico va conectado a una estructura auxiliar.

Posiciones

Además del tipo de estructura con el que se practican el ala delta y el parapente, otra de las diferencias entre ambas disciplinas es la posición en la que se coloca el piloto.

En el parapente se vuela en posición sentada, mientras que en el ala delta se va en posición horizontal.

Dificultad

Si lo que buscas es una experiencia más tranquila para disfrutar del paisaje, tendrás que decantarte por el parapente.

Pero si lo tuyo es algo más dinámico, que requiera de una técnica de vuelo y a mayor velocidad, elige el ala delta. Por tanto, este deporte es de mayor dificultad.

Y, por si todavía no te has decidido, debes saber que el parapente es más fácil de transportar que el ala delta y que te llevará más tiempo su montaje antes de empezar a volar.