Hay preguntas y preguntas que pueden hacernos a lo largo de nuestra vida. Eso sí, cuando nos cuestionan sobre algo que realmente amamos y que nos ha dado tanto como la escalada, responder es un auténtico placer. ¿Que por qué escalamos? La mejor forma de responder a eso es contándoos los 6 mejores beneficios de la escalada para nosotros. SDeguro que pensándolo un poco somos capaces de contaros muchos más, pero si estos son los primeros que se nos han venido a la mente por algo será, ¿verdad?

¿Sois escaladores? Contadnos en los comentarios con cuál os identificais más, ¡y cuál sería para vosotros el séptimo que habría que añadir a la lista!

Beneficios de la escalada para la salud

Cuando vemos a alguien subiendo por una pared con la única ayuda de sus manos y sus pies, lo último en lo que pensamos es en que eso resulte beneficioso para la salud. Sin embargo, cuando alguien planta la semilla en nuestro cerebro y empezamos a practicar la escalada… la cosa cambia. Hoy, en Deportes Riesgo, nos gustaría ser esa persona que os haga ver que hay algo más allá de la mera actividad física y los posibles peligros. Hoy hablamos de los beneficios de la escalada y por qué, una vez la probéis, no podréis dejar de practicarla. ¿Seréis capaces de resistiros después de leer esto?

  • Mejora considerable de la salud física

Sí, llegaremos a casa con algunas ‘heridas de guerra’ como callos en las manos y raspaduras en las rodillas, pero os aseguramos que lo que recibimos a cambio merece la pena con creces. Un buen ejemplo de ello es la mejora radical de nuestra condición física. Puede parecer que la escalada no es un deporte de mucha exigencia porque no conlleva unos movimientos tan rápidos como otras disciplinas deportivas. Sin embargo, se trata de una de las actividades más exigentes con nuestro cuerpo que podáis imaginar. Preparar nuestro organismo para la escalada es prepararlo para la vida, ¡os encontraréis mejor que nunca!

  • Entrenamiento de todos los grupos de musculatura

Este punto va directamente relacionado con el anterior, pero conviene que tengáis bien clara la evolución que viviréis en vuestro cuerpo. ¿Por qué? Pues porque es una grandísima excusa para empezar a escalar. Si soléis montar en bicicleta o salir a correr, encontraréis en la escalada vuestro mejor complemento. Se trata de una actividad de lo más exigente para nuestro tren superior, ¡así que compensará todo el trabajo que soléis hacer de piernas! ¿Y si os va el trabajo con pesas? La escalada fortalecerá enormemente vuestros antebrazos y vuestras manos, por lo que notaréis una mejoría enorme a la hora de volver a coger vuestras mancuernas.

Y no solo entrenaréis vuestros brazo y vuestro torso. No hay músculo que no se mueva y no se fibre practicando escalada, y en cuanto entendáis que cada kilo menos es menos peso con el que hay que cargar… ¡os pondréis las pilas incluso con la dieta!

Yoigo Custom
  • Aumento de la autoestima

En cierto modo, la mejora de la autoestima va ligada a la mejora de nuestro aspecto físico, no os lo vamos a negar. Sin embargo, el aumento de autoestima que realmente nos interesa a nosotros es ese chute de autoconfianza que nos inunda cuando conseguimos alcanzar una nueva meta. No hay nada comparable a alcanzar una nueva cima, sobre todo si además hemos conseguido implementar nuevos retos, como utilizar nuevas técnicas o elegir caminos más complicados. Os aseguramos que es una sensación que no tiene precio.

  • Ejercicio al aire libre, más allá de la escalada

Aunque también podemos escalar en un rocódromo, por norma general nos gusta escalar en el exterior, en paredes naturales. Esto hace que no solo practiquemos escalada, sino también un poco de senderismo, ¡que hay que llegar hasta ellas! Eso sí, lo que de verdad practicamos son jornadas impagables de respirar aire puro. Lo normal es que las zonas de escalada estén a las afueras de las ciudades, o en mitad del campo, y salir de la rutina durante un día, una tarde o todo el día es una verdadera gozada.

  • Disminución del estrés, mejora de la salud mental

Cuando estamos cogidos a la pared, solo estamos ella y nosotros. No hay nadie más aparte de, como mucho, el compañero que tenemos abajo al tanto de que nada falle. No hay espacio para los problemas del día a día, por lo que uno de los beneficios de la escalada es la disminución drástica de los niveles de estrés.

  • La mejor forma de socializar

Aunque se puede escalar en solitario, pasará mucho tiempo hasta que se os pase por la cabeza siquiera intentarlo. Por eso, durante los primeros meses, o incluso años, ir de escalada será sinónimo de estar con más gente y vivir grandes momentos. Por lo general, con gente en la que además confiamos. Pero no solo eso, sino que es probable que en el lugar al que vayamos conozcamos a gente nueva y vayamos ampliando nuestro círculo de amistades. Llegada una edad no resulta fácil hacer amigos, así que tener una forma de hacerlo, sabiendo de antemano que además tenemos algo en común con ellos, es una gozada. ¡De los beneficios de la escalada que más nos gustan!

¿Por qué practicar escalada?

Practicar escalada es conocer nuevos límites de nuestro cuerpo en cada pared, y no solo físicos. Culminar un ascenso que pensábamos imposible supone un chute de adrenalina absolutamente indescriptible, y de cada caída se aprende algo nuevo. Además, es una manera genial de obligarnos a mantenernos en forma, ¡que la ley de la gravedad no perdona! Eso sí, si tuviésemos que elegir uno solo de los beneficios de la escalada, nos quedaríamos con el hecho de que es una de esas pocas actividades que nos permite olvidarnos de todo tipo de problemas.

Con la escalada mantenemos una buena salud física, sí, pero lo mucho que sana nuestra salud mental es realmente alucinante. No conocemos un mejor remedio contra el estrés, y si lo hay… la verdad, habiendo descubierto nuestro amor por la escalada, no sabemos si queremos saberlo.