Para los amantes de las emociones fuertes, bucear entre tiburones es una de las experiencias con mayor descarga de adrenalina que existen.

yoigoescritorio

Muchos aficionados a los deportes de aventura planifican sus vacaciones en busca de lugares recónditos en los que poder tener frente a frente las entre cinco y quince filas de dientes que puede llegar a tener un escualo.

Imagina toparte en las profundidades del mar con un ejemplar de tiburón blanco, que posee unas tres mil piezas dentales de siete afilados centímetros cada uno. Un entorno muy poco propicio para quedarse sin respiración, ¿verdad?

Pero si ese subidón de energía es lo que buscas en tus aventuras, existen verdaderos paraísos en los que poder practicar el buceo con tiburones.

Los mejores lugares para nadar entre tiburones

Los investigadores calculan que hay en torno a cuatrocientas especies diferentes de tiburones. Sólo en Australia se descubrieron cuatro tipos nuevos a principios de 2020 y algunos de ellos son realmente impresionantes. Pero, para poder verlos todos, ¡hay que recorrerse el mundo!
¿Dónde es posible bucear entre tiburones? No hay demasiados lugares en los que practicar esta actividad sea totalmente seguro pero sí hay puntos concretos del planeta a los que merece la pena viajar sólo para tener la oportunidad de ver de tan cerca a un escualo

Sudáfrica: ‘la casa’ del gran tiburón blanco

Es uno de los países más visitados por los aficionados al buceo para llevar a cabo este tipo de inmersión de riesgo porque, además, es posible disfrutar de diferentes tipos de tiburones. Por ejemplo, los tiburones vaca y, sobre todo, el gran tiburón blanco.
No hace falta ser un experto para poder disfrutar de esta experiencia única, pero sí es recomendable ser muy curioso y tener los ojos bien abiertos para no perderse semejante espectáculo. ¡Ah! Y procurar ir entre mayo y agosto, que es la mejor época.

Yoigo Custom

False Bay

False Bay (Bahía Falsa) es una ensenada natural entre el Índico y el Atlántico en la que es posible ver hasta dos decenas de tiburones vaca juntos en un bosque de algas no muy profundo.

Ganbaai

Y si eso te parece poco emocionante, en el país africano se encuentra la ciudad de Gansbaai, cerca de Ciudad del Cabo, que ya se ha hecho famosa por ser el lugar del mundo donde hay una mayor cantidad de tiburones blancos.

Eso sí, para poder ver de cerca a esta especie hay que meterse en una jaula. Hay empresas especializadas que organizan auténticos safaris marinos. Sus embarcaciones están perfectamente diseñadas y equipadas para que los amantes del mar se sumerjan en las profundidades del océano para acercarse al tiburón blanco, siempre con la supervisión (y las explicaciones pertinentes) de un biólogo marino.

Ni siquiera tienes que llevar tu propio equipo para poder bucear con tiburones. Es tan conocido Gansbaai por sus escualos que existen excursiones planificadas de varias horas en las que te facilitan hasta el traje de neopreno.

Bahamas: la mayor variedad de tiburones

Hay quien dice que donde mejor se bucea con tiburones es en las Bahamas, pues es posible nadar en arrecifes entre tiburones martillo y numerosas especies más.

Tiger Beach

Uno de los lugares más destacados para zambullirse en este tipo de actividad es Tiger Beach, donde, como su propio nombre indica, sería casi imposible no cruzarse con un tiburón tigre.
Hay quien dice que donde mejor se bucea con tiburones es en las Bahamas, pues es posible nadar en arrecifes entre tiburones martillo y numerosas especies más.

Y hay otras especies de escualos muy interesantes de ver, como el tiburón limón, el toro o el caribeño.

Tampoco aquí hay que ser un experto y son muchos los paquetes vacacionales que, además de ofrecerte una relajante estancia en las playas de arena fina de la zona, te permiten romper con la tranquilidad para dejarte sorprender por las mandíbulas de estos ‘tiernos animalitos’

Cuba: uno de los mayores paraísos para los buceadores

El arrecife de coral que rodea la isla y su ubicación hacen de Cuba uno de los mayores paraísos en los que avistar tiburones y, por qué no, casi darles de comer (esto no es literal, no lo sigas al pie de la letra, que puedes perder una mano).

Son muchos los operadores que ofrecen la posibilidad de bucear entre tiburones con un instructor que te explique cuál es cada una de las especies que estás viendo dentro de esas aguas cristalinas

Jardines de la Reina

Los Jardines de la Reina son ya un destino vacacional apuntado en rojo entre los apasionados del buceo. Antes era una zona protegida, pero ahora empieza a ser explotada para los turistas, que cada vez más optan por este tipo de viajes de aventura.
El mejor momento para ir a esta zona es entre diciembre y abril y apunta el nombre de Pipín como el lugar donde podrás nadar con treinta tiburones a tu alrededor sin miedo, siempre y cuando sigas los consejos de los expertos.

El tiburón gata o el sedoso son algunos de los ejemplares más impresionantes que se pueden encontrar en estas aguas caribeñas.

México: nadar junto al tiburón más grande del mundo

La isla de Guadalupe

La Isla Guadalupe, en México, o la Isla de Coco, en Costa Rica, son otros de los lugares del mundo donde nadar con tiburones es casi una actividad obligada cuando se visitan.

La isla de Holbox

La isla de Holbox, al norte de Yucatán, es el lugar más conocido del país mexicano por la posibilidad que ofrece de nadar junto a un tiburón ballena, el más grande del mundo, que puede alcanzar los 14 metros de largo. Ese espectáculo marítimo no está al alcance de todos los bolsillos: ¡dos mil dólares de nada!

¿Es posible nadar con tiburones en España?

¡Por supuesto! De hecho, no hay que viajar tan lejos para disfrutar de esa experiencia. En nuestro país hay diferentes ciudades en las que esta actividad está de lo más solicitada y en lugares en los que ni te imaginarías que puedes vivir esta aventura.

Madrid: no hay mar, pero sí tiburones

¿A que no te lo esperabas? El Zoo Aquarium de la capital permite practicar submarinismo con tiburones en una actividad que organiza los fines de semana, con reserva previa, claro

Se pueden ver diferentes especies y el acuario te proporciona todo el material necesario para llevar a cabo la inmersión.

Valencia: cien tiburones de 21 especies diferentes

También en el Oceanogràfic valenciano es posible practicar esta actividad dentro del acuario de agua salada más grande de Europa.

Un experto acompaña a los intrépidos aventureros (que deben ser mayores de edad) en este encuentro con tiburones en la Ciudad de las Artes y las Ciencias.

Pero prepara la billetera, porque el precio de esta experiencia inolvidable ronda los 300 euros. Sí, no es nada barato acercarse a los dientes de los escualos. A cambio, eso sí, te puedes llevar un vídeo de recuerdo.

Almería: desde la seguridad de una jaula

El Aquarium de Costa de Almería también ha ideado la manera de que cualquiera que se atreva pueda ver tiburones de cerca con total seguridad.
En una jaula especial, expertos y principiantes pueden adentrarse en las profundidades de su oceanario para admirar estos animales.

También ofrece la posibilidad de bucear sin la jaula a quienes posean titulación, para que puedan acercarse más a los escualos y, quizá, recoger alguno de los dientes que continuamente están perdiendo estos grandes depredadores.

Canarias: un espectáculo en plena naturaleza

En las islas hay varios puntos en los que es posible ver de cerca este espectáculo de la naturaleza, sin necesidad de meterse necesariamente en un acuario. En El Hierro, por ejemplo, es posible encontrarse algún tiburón ballena dentro de las aguas de la Reserva Marina de La Restinga, donde también se ha avistado al llamado tiburón solrayo.

Pero también en Lanzarote o Tenerife se puede disfrutar de esta actividad, porque son muchas las empresas que ofrecen esta modalidad de buceo en Canarias.

¿Qué precio puede tener bucear con tiburones?

Eso depende de cuánto estés dispuesto a gastar (o puedas) y de lo demandado que esté el lugar en el que quieras lanzarte al agua para gozar de esta aventura. Como ya hemos dicho, en España hay lugares en los que esta experiencia te puede salir por unos 300 euros y en México se llegan a alcanzar los 2.000.
En el Aquarium de Roquetas de Mar, en Almería, tiburones toro, gris, y nodriza a partir de 65 euros (más el precio de la entrada al recinto). ¿Te atreves?