¿Quieres surfear pero vives muy lejos de la costa? El snowboard es un deporte de invierno que se ha vuelto muy popular en los últimos años. Comparte la estética del surf pero cambia las playas por la nieve y las pistas de esquí. Nació en la década de los 60 cuando Sherman Poppen creó la primera tabla de snow sin fijaciones para su hija. Desde entonces, el diseño ha mejorado y se utilizan materiales mucho más resistentes y eficaces.

yoigoescritorio

En la entrada de hoy os vamos a mostrar una guía para elegir la mejor tabla de snowboard. Conoceremos los principales modelos que hay en el mercado y todos los factores que debemos tener en cuenta.

Tipos de tablas de snowboard

Las tablas de snowboard reciben distintas nominaciones dependiendo del fabricante, pero la principal diferencia se encuentra en la forma, también conocida como shape o camber. Esta es la característica más importante a la hora de elegir una tabla, especialmente si estás empezando. Cuando adquieras más nivel podrás fijarte en otros aspectos como los materiales o la tecnología que usan.

Forma tradicional

Hasta hace una década, casi todas las tablas tenían una forma tradicional. Pero en los últimos años han aparecido nuevos diseños para potenciar sobre todo el estilo libre. Pese a ello, el shape tradicional se mantiene como una excelente opción para descenso de pistas y grandes saltos. Es muy estable y se agarra a la perfección a la superficie. Sin embargo, estas tablas son bastante duras, por lo que no facilitan el freestyle.

Forma plana

El shape plano o camber cero nos permite hacer trucos sin perder demasiado agarre y control. Una flexibilidad que es muy apreciada por los snowboarders. La mayor superficie de contacto garantiza una gran estabilidad. Flexa muy bien y responde siempre de la misma manera. Además, es una elección genial para jibbing, por lo que algunas marcas han abandonado la forma tradicional para pasarse definitivamente al shape plano.

Forma invertida

La forma invertida o camber rocker es un tipo de shape que cambia la geometría para apoyarse en el centro. Sus prestaciones son excelentes fuera de pista y también proporcionan comodidad para hacer trucos. ¿Algún problema? Sufren bastante en el carving. Y en jibbing y rails la estabilidad no es la más adecuada.

Yoigo Custom

Forma combinada

La forma combinada o camber doble es otro tipo de tabla de snowboard muy polivalente. Se basa en los diseños del shape tradicional y el invertido, ofreciendo un modelo que sirve para pista y también para realizar los primeros trucos. Incluso tiene unas prestaciones decentes fuera de pista y en parks. Su geometría es bastante complicada, por lo que suelen tener un precio más elevado que el resto de tablas.

Factores que influyen en la elección de una tabla de snowboard

A continuación, vamos a analizar todos los elementos que debes considerar a la hora de elegir una tabla de snowboard.

Tu nivel de habilidad

En el mercado, podrás encontrar tablas que están fabricadas para un nivel de habilidad en concreto. Y por tanto, proporcionan un manejo óptimo y nos permiten progresar a nuestro ritmo. Si estás empezando en este deporte de riesgo, nuestra recomendación es que escojas tablas largas. Son más estables, se agarran muy bien y permiten gran capacidad de frenada. Por el contrario, los snowboarders más expertos utilizan tablas cada vez más pequeñas. Ya que son muy maniobrables y alcanzan mayor velocidad.

¿Estás pensando en comprar una tabla de snowboard? Descubre aquí como elegir la mejor. Clic para tuitear

Tamaño de la tabla

La longitud depende del estilo que vayas a practicar y tus preferencias personales. Si tienes dudas al respecto, elige un modelo que llegue hasta la barbilla. Aunque las nuevas formas de las tablas han cambiado por completo esta realidad. Si calzas un 44 posiblemente necesites una tabla bastante ancha. Un truco consiste en medir el largo de la bota y compararlo con el ancho de la tabla. Si el resultado es igual o mayor, necesitas una tabla de mayores dimensiones.

Materiales

En la actualidad, existen multitud de materiales para fabricar las tablas de snow, aunque los más populares son los núcleos de madera o núcleos inyectados. Las tablas con núcleo de madera suponen un proceso muy laborioso, por lo que en muchas ocasiones se hacen prácticamente a mano. Esto se traduce en un mayor desembolso, que se compensa con un rendimiento excepcional.

Las tablas con núcleo inyectado están formadas por un compuesto de poliuretano dilatado. Su proceso de construcción es industrial y suponen una alternativa mucho más económica que las anteriores. Sin embargo, sus prestaciones también están limitadas en consonancia a su precio. Si es la primera vez que vas a comprar una tabla de snowboard, quizás sea buena idea decantarte por esta opción.

Elige la tabla de snowboard por tu estilo

A medida que progreses en el snowboard te irás decantando por un estilo u otro. Llegados a este punto, sabrás si necesitas más velocidad, agarre o maniobrabilidad. En el mercado hay 3 tipos de tablas principales: para freestyle, freeride y carving. Por norma general, los modelos de nieve son para principiantes y los alpinos para los snowboarders más expertos.

Freestyle

Las tablas de freestyle se caracterizan por ser cortas, anchas y flexibles. Ofrecen una excelente respuesta y se manejan a perfección en superficies abruptas. Son una elección popular para practicar trucos, saltos y half-pipe.

Freeride

Por su parte, las tablas de freeride o fuera de pista están en un punto intermedio entre el freestyle y el carving. Suelen tener una forma más estrecha en la parte posterior, pero con un diseño menos marcado que en los modelos alpinos. Van genial para deslizarte a gran velocidad y tomar curvas, con un desempeño en general muy polivalente.

Carving

Finalmente, tenemos las tablas para carving o entornos alpinos. Su diseño prima la velocidad, por lo que tienen apariencia de esquíes alargados. Son la mejor opción para curvas y giros cerrados. Descender las pistas con ellas es una auténtica gozada. Aunque su rigidez no la hace adecuada para trucos.