Si eres aficionado a la escalada, una de las mejores sensaciones que te provoca este deporte es el disfrute de la naturaleza al aire libre. Pero muchas veces un mal comportamiento de otros escaladores puede fastidiarte la jornada. Este deporte ya de por sí implica un riesgo, pero mucho más peligrosa será la actividad si no se han tomado las debidas precauciones, no sólo por tu parte sino por parte de quien pasó antes por ese lugar.

yoigoescritorio

En escalada en roca, es fundamental cuidar el entorno para no perjudicar a otros escaladores que quieran superar ese reto después de ti y ésa es una de las razones principales por las que debes cepillar la roca cuando desarrollas tu actividad.

En este post verás la importancia de ser un escalador respetuoso con los demás y de garantizar tu seguridad en todo momento.

Motivos por los que usar el cepillo de roca

Cada vez es mayor el número de deportistas que se aficionan a la escalada y, por tanto, también es más frecuente que, cuando te enfrentas a la roca, encuentres suciedad o incluso restos de magnesio de otros escaladores que han pasado antes por allí.

Eso aumenta la dificultad de las rutas y las hace más peligrosas porque el mismo sudor o las gomas de las zapatillas que se han apoyado sobre la superficie pueden provocar que la pared sea más resbaladiza.

Esto es más habitual incluso en la escalada de búlder (o boulder), puesto que al tratarse de paredes o bloques de roca más pequeños, de ocho metros como máximo, están más masificados por los aficionados más inexpertos.

Yoigo Custom

Por eso es muy importante el uso de cepillos para limpiar los agarres de las rocas.

¿Por qué usar cepillos de roca en la escalada?

Cepillar las rocas no sólo te beneficiará a ti, también lo hará con otros escaladores que se enfrenten a esa pared después de ti. Hay razones muy básicas por las que utilizar cepillos en escalada:

  • Seguridad para ti y para otros deportistas.
  • Higiene.
  • Respeto al resto de escaladores y al medio ambiente.

¿Cuándo cepillar en la escalada?

No se trata solamente de que dejes la roca lista para escalarla tú, sino de que la trates en cada momento en el que te sea necesario y de que, por supuesto, también se quede en las condiciones adecuadas para el siguiente escalador que pase por allí. Por eso, hay tres momentos en los que debes cepillar la roca:

  • Antes de escalar. Cuando menos suciedad y más adherencia tengas para empezar la actividad, mejor se te dará y menos peligro correrás.
  • Entre pegues. Tú mismo vas dejando restos de magnesio y no es buena idea que se vaya acumulando.
  • Después de escalar. Aunque pocos dedican tiempo a esto cuando han concluido su actividad, lo ideal es dejar el ‘camino despejado’ al siguiente y limpiar todas las huellas que hayas ido dejando, por seguridad para otros escaladores.

Cómo hacerlo

Cuando uses cepillos de roca para limpiar la pared de la escalada, verás que también son útiles otras herramientas complementarias para facilitar tu trabajo.

Hablamos de las cañas o pértigas extensibles, con las que podrás limpiar la roca de una manera más segura y, como es obvio, también enganchar el cepillo para acceder a las presas más lejanas.

Es muy importante realizar una buena limpieza de la roca pero, como se suele decir, menos hay que limpiar cuanto menos se ensucia. Por eso, lo más recomendable es que no te pases haciendo clecas (marcas) con el magnesio. Y, en cualquier caso, todas las que hagas debes dejarlas limpias al terminar.

Ciertamente, la mayoría de los escaladores no lo hacen, pero seguro que a ti no te gusta confundirte, perder el tiempo en la preparación previa de la roca o llevarte toda la suciedad de otros en tu cuerpo, así que sé cívico y respeta a los escaladores que quieran subir esa roca después de ti.

¿Cómo se debe cepillar la roca?

A la hora de utilizar el cepillo en la escalada, sigue estas recomendaciones:

  • Trata de no usar cepillos de metal porque limarán y romperán los agarres.
  • No uses cepillo metálico en presas de resina porque puede formar surcos y perderás adherencia.
  • Procura que tu rutina sea cepillar antes, durante y después de la escalada.

Mejores cepillos de roca y dónde comprarlos

Ya te hemos hablado de la importancia de utilizar cepillos para limpiar la roca en la escalada, pero en estos casos no te sirve un cepillo cualquiera.

Existen tres tipos de cepillos para escalada en roca que puedes utilizar:

Cepillo de alambre

Este tipo de cepillo se debe utilizar únicamente para limpiar la roca en una ruta nueva o que lleve tiempo abandonada y, por ello, haya surgido musgo u otro tipo de vegetación.

Este cepillo no sirve para limpiar el magnesio, ya que altera la textura de la roca y eso puede hacer más peligrosa tu aventura. Y tampoco se debe utilizar para las presas de resina.

Cepillo de nylon

Este tipo de cepillo no es recomendado para todos los tipos de roca. Puede ser útil para limpiar las presas de resina, pero no para emplearlo sobre roca blanda (como la arenisca, por ejemplo) porque puede rasgar la superficie.

Cepillo de pelos de jabalí

Este tipo de cepillo es el más habitual para limpiar la roca en la escalada porque es el más respetuoso con los distintos tipos de roca y porque, además, también es apto para rocódromo.

Los hay de diferentes modelos, ya que puedes incluso encontrarlo con una lija en el mago que te puede ser de mucha utilidad.

Prueba con este cepillo para boulder con mango de madera y cerdas 100% naturales de la firma Revolution Climbing.

También puedes optar por este modelo de la marca The Rockrider con pelos de jabalí para cepillar las rocas y con lija trasera para las manos.

Todos estos modelos los puedes comprar en diferentes tiendas especializadas como Decathlon o incluso en Amazon, y algunas de las mejores marcas de este tipo de utensilios para escalada son la firma suiza Flathold y la marca argentina Revolution Climbing.