Si te estás iniciando en el mundo de la escalada, uno de los términos que debes empezar a conocer es el de empotrador. Y no, no es que realizar esta actividad te convierta en un latin lover irresistible, se trata de algo fundamental a la hora de enfrentarse a un muro.

yoigoescritorio

Un empotrador (también llamado fisurero) es una pieza metálica que se usa para escalar por fisuras o zanjas de la roca y que te permite establecer un punto de anclaje que te mantenga seguro durante el ascenso.

Su particularidad es que los puedes encajar en la muralla sin necesidad de fijarlos con un martillo, pues cuentan con un mecanismo que se ajusta a la pared.

Están pensados para paredes rocosas y nunca para muros de hielo porque, si éste se resquebraja, sería ciertamente peligroso.

No hay un solo tipo de empotradores, pues cada circunstancia requerirá de una adaptación diferente a la roca. Por eso hay que elegir bien cuál utilizar en cada caso y es muy posible que no te baste con tener de un solo tipo.

Tipos de empotradores

A grandes rasgos, existen tres tipos diferentes de empotradores en escalada y, dentro de cada categoría, podemos encontrar distintos modelos, algunos de ellos muy variados.

Yoigo Custom

Friends

Es un sistema fundamental y eficaz para la escalada en roca, que funciona por muelles y levas y que se puede emplear en distintos tamaños de grietas. Es una pieza muy demandada entre los escaladores y sus características han ido evolucionando según el fabricante, pero básicamente los puedes encontrar de dos modelos:

  • Friends rígidos: Son los que tienen un vástago central indeformable, garantizando así que la tracción se transmita a las levas de manera correcta. Son los más recomendados para fisuras verticales, porque obtienen la máxima fiabilidad de empotramiento. Sin embargo, no se aconsejan para fisuras horizontales porque, al ser rígidos, pueden hacer palanca y resultar muy peligrosos en caso de caída.

  • Friends flexibles: Son un tipo de empotradores más polivalentes y se adaptan a todo tipo de grietas. Su vástago central es un cable de acero con la flexibilidad suficiente para doblarse en caso de caída y con la rigidez adecuada para poder ser extraído de la roca fácilmente. Normalmente tienen cuatro levas, porque son más sólidos y estables que los que tienen sólo tres, que son más aptos para agujeros poco profundos.
    1. El modelo Camalot. Dentro de los friends flexibles existe una variedad de origen americano que, por su sistema de doble eje, se puede adaptar a un mayor número de tamaños de fisuras.
    2. Microfriends. Son modelos muy pequeños sin dibujo ni ranuras en sus levas, lo que permite aguantar mejor las posibles deformaciones del sistema en caso de caída.

Fisureros mecánicos sin levas

En este apartado existe una amplia variedad de formas y, por tanto, de modelos. Generalmente, es un sistema algo menos fiable que los friends.

Aunque, como decimos, hay muchas opciones, las más conocidas son las siguientes:

  • Los derivados de los Stoppers: Están compuestos de un muelle y dos cuñas deslizantes, permitiendo su adaptación a diferentes tipos de agujeros porque se adaptan bien. Pueden ser útiles para fisuras muy estrechas.
  • Los Perrins (MAMUT): Consiste en una cuña que abre dos placas metálicas, cuyo sistema queda anclado con la tracción.
  • Los tubos expandibles: Se usan, sobre todo, en fisuras muy anchas. El modelo más conocido es el Big-Bro americano. Es un dispositivo compacto y ligero, que si se coloca bien puede resultar bastante estable.
  • Los Blitz: También se utilizan para grietas anchas. Consiste en dos partes metálicas unidas por un eje en forma de ‘V’.

Todos estos modelos sin levas se recomiendan para escaladores con experiencia y prestando mucha atención a la hora de utilizarlo.

Fisureros pasivos

También se les conoce como stoppers. Son un tipo de empotradores de escalada que no cuentan con ningún mecanismo. Básicamente, son piezas de metal cuya forma les permite quedar fijados en grietas o agujeros.

Pueden contar con una cabeza en forma, generalmente, piramidal o hexagonal que va unida a un cable o a un cordino. Para afirmar la cuerda, se coloca también un mosquetón.

Los hay de diferentes tamaños y, al tener un precio más económico, los escaladores los suelen utilizar incluso tanto como los friends.

Desempotradores

Capítulo aparte merece este mecanismo, del que es importante señalar su existencia. Efectivamente, los empotradores quedan bien fijados en la roca, por lo que muchas veces es útil contar con alguna ayuda para poder extraerlos de la pared.

Estas herramientas son los desempotradores, que permiten desencajar con más facilidad los fisureros.

También los puedes encontrar de varios tipos, pero normalmente son largos con un pequeño gancho para tirar de las piezas.

¿Cómo colocarlos?

Como te hemos contado, existen distintos tipos de empotradores de escalada y, por tanto, la manera en que se colocan en la roca durante la escalada es diferente.

Apunta aquí otro término: reunión. Una reunión en escalada es la forma en la que un escalador está sujeto a la roca con el objetivo principal de frenar una caída o mantener un peso.

Lo más seguro es colocar estos sistemas en una roca seca, limpia y estable y habrá que asegurarse siempre de que los fisureros están asentados correctamente.

Como ya hemos dicho, hay que evitar usarlos en paredes de hielo.

Por ejemplo, para colocar los empotradores mecánicos basta con activar el mecanismo y la cabeza se expandirá hasta anclarse de forma segura. Y, en el caso de los stoppers, tendrás que buscar el tamaño adecuado para cada agujero.

De lo que sí podemos estar tranquilos es de que los empotradores son mecanismos que se colocan rápidamente, se recuperan con facilidad y, si los encajamos bien, son muy fiables durante nuestra escalada.

¿Cuál comprar?

En función de cómo sea tu subida, tendrás que utilizar un tipo de empotradores u otros. Lógicamente, si no conoces bien tu ruta, mejor que vayas preparado con todo el material.

Cuando te decidas a adquirir un empotrador, fíjate en su numeración, que es lo que te indicará el tamaño de los anclajes, una cuestión esencial que dependerá de la ruta que vayamos a hacer.