Nos vamos de ruta para descubrir los cinco destinos más impresionantes en los que hacer parapente. Te sorprenderán unas vistas increíbles, ¡a volar!

Liébana (Cantabria)

Liébana es una comarca histórica de Cantabria cargada de encanto. No en vano, es uno de los destinos turísticos más visitados de la comunidad cántabra. Su espectacular paisaje natural te cautivará. Por eso, ¿qué mejor lugar que éste para volar en parapente?

Nuestra recomendación es que te dejes llevar por el viento a 1.300 metros de altitud, disfrutando de los Picos de Europa y de la Cordillera Cantábrica. Las vistas son impresionantes. Tendrás ante ti maravillas como el Valle de Liébana, la Sierra de Peña Sagra o el Desfiladero de la Hermida, por donde discurre una de las carreteras más emblemáticas de España. Déjate caer por la preciosa localidad de Cahecho y disfrutarás de una de las mejores experiencias en parapente de las que puedes encontrar en nuestro país.

Y eso no es todo, porque en la zona puedes practicar otros deportes de riesgo como el kayak en el río Deva e incluso el surf en las playas de Loredo y de Somo, porque es una tierra en la que puedes pasar de la montaña al mar en prácticamente un suspiro. De paso, podrás visitar preciosos pueblos como Potes, Castro Urdiales o Islares, entre otros muchos.

Tienes muchas ofertas de vuelo en parapente en la capital de la comarca lebaniega, Potes, y también son interesantes las opciones en el puerto de montaña Los Tornos, ya en la frontera con Burgos. Como diría Miguel Ángel Revilla, ¡verás Cantabria infinita desde el aire!

Ría de Muros y Noia (Galicia)

Otro destino maravilloso para disfrutar de tu deporte favorito es la Ría de Muros y Noia, que también te ofrece unas vistas que quitan el hipo entre el mar y la montaña. Lo más recomendable es que vayas en verano porque en esta zona las condiciones meteorológicas son bastante cambiantes. Tampoco es cierto eso de que en Galicia llueve todo el año, pero te asegurarás mejor climatología en los meses de calor.

Yoigo Custom

Este lugar es la ría que está más al norte de las Rías Baixas, así que disfrutarás de una panorámica marítima durante todo el trayecto. A una hora y cuarto de A Coruña, aproximadamente, y a tres cuartos de hora de Santiago de Compostela, encontrarás este lugar mágico para volar en parapente. Además, en la Ría de Muros y Noia tendrás playas de arena fina, como San Francisco, As Furnas y Basoñas, y encantadores pueblos de ambiente marinero.

Al norte tiene la Ría de Corcubión y al sur, la de Arosa. Pero hay otras en las que también se puede practicar este deporte, como la Ría de Pontevedra y la Ría de Baiona. Y en rincones como Cerdedo, Santa María de Oia y Monte Xaxán también podrás practicar parapente con paisajes inolvidables.

Sierra de Montsec (Lleida)

Una de las ventajas de la geografía española es que ofrece numerosas oportunidades para volar en parapente con paisajes espectaculares y una amplia oferta que va más allá de lo deportivo. Otro de los lugares más emblemáticos para disfrutar del vuelo en parapente es la Sierra del Montsec, entre las provincias de Lleida y Huesca. Es una zona tan propicia para este tipo de actividad que en ella se han celebrado numerosos campeonatos nacionales e internacionales. Por tanto, es un espacio conocido por sus buenas condiciones para practicar este deporte de riesgo. Su clima es uno de sus grandes atractivos y las vistas son sencillamente alucinantes. Un auténtico espectáculo de la naturaleza a tus pies. Te resultará espectacular porque esta sierra divide en dos desfiladeros el terreno: el congost de Mont Rebei y el de Terradets.

Es recomendable comenzar el vuelo en Vilanova de Meià, desde la cumbre de Sant Alís o desde el Cogulló en Montsec de Meiá. Cualquiera de las dos opciones te dejará sin palabras. Además, el paisaje del que disfrutarás desde el Pirineo de Lleida en el Mont d’Urgell es un recuerdo imborrable.

La Muela (Guadalajara)

Los amantes del paracaidismo y del parapente en nuestro país siempre destacan La Muela como uno de los mejores lugares para practicar este deporte de riesgo. Se trata de un cerro situado en el corredor del Henares, muy cerca de Madrid, lo que hace que sea uno de los lugares más frecuentados por los aficionados para iniciarse en esta actividad, ya que es de los más accesibles para la mayoría. De hecho, por eso existe una gran oferta de vuelos en parapente para todos los niveles.

Volar en parapente en La Muela significa disfrutar de unas impresionantes vistas del río Henares y también del pueblo de Alarilla, que es casi más conocido por el parapente que por cualquier otro motivo. De hecho, la zona es tan propicia para este deporte que en ella se disputa la liga de parapente de Castilla-La Mancha desde 2013.

Valle del Jerte (Cáceres)

Concluimos este ranking de los cinco mejores lugares de España para volar en parapente con otra de las zonas con las vistas más impresionantes que podrás ver desde el aire. Hablamos ahora del Valle del Jerte, en Cáceres. Y aquí te recomendamos que aproveches la primavera si quieres disfrutar de una de las panorámicas más bonitas: la de los cerezos en flor. Son una auténtica maravilla que hay que ver, al menos, una vez en la vida. Y si es en todo su esplendor, ¡mucho mejor! Ve preparado con la cámara de fotos porque después de la aventura deportiva no vas a poder evitar el reportaje fotográfico para presumir en redes sociales.

Y, en cuanto a lo deportivo, puedes partir desde el Piornal, a 1.200 metros de altitud, para disfrutar del impresionante paisaje del valle. Pero tienes otras muchas opciones, como las zonas de la Covacha o el Pitolero. Es una de las grandezas que permiten los desniveles de Extremadura, por lo que tienes muchas opciones para disfrutar del vuelo en parapente. ¡La experiencia va a ser inolvidable! ¿Cuál será tu próximo destino para la aventura?